Entrada destacada

Sakis Dovolis Trio – Cross The Line (2018)

Imagen
  El "bluesman" Louisiana Red llegó a decir sobre nuestro invitado de hoy, Sakis Dovolis, que era el Stevie Ray Vaughan griego. Hoy intentaremos comprobar la veracidad de esa afirmación. Sakis Dovolis procede de la ciudad de Kozani, situada en el norte de Grecia. A los nueve años comienza a recibir clases de música y con quince se decanta por la guitarra eléctrica. Sus estudios musicales continúan   en la Universidad de Arta   obteniendo una licenciatura en  armonía y contrapunto. Participa en varias bandas, la más destacada Bluesbone, junto a  Eri Kourmpali (guitarra),  Panagiotis Paraskevas (bajo) y George Vasiliadis (batería). El grupo llega a publicar un CD con seis temas, "Blues Feelings". En 2014 Sakis funda su propio grupo, Sakis Dovolis Trio. Cuatro años más tarde edita su primer disco, "Cross The Line". Dovolis ha colaborado con los  guitarristas de blues de Grecia, Elias Zaikos y Nick Dounousis, y con la leyenda del blues Louisiana Red. En 2020 p

Uriah Heep – Chaos & Colour (2023/ Silver Lining)

 Lo confieso, sólo hay un disco de Uriah Heep que considere flojo, "Different World". Es una de las bandas veteranas más sólidas y regulares (de "regularidad", vale?) del planeta. Díez años pasaron en blanco entre "Sonic Origami" (1998) y "Wake the Sleeper" (2008). A partir de éste,  capturan una fórmula y una dinámica de trabajo que no les falla. Abandonan definitivamente el AOR y vuelven al hard rock que los hizo enormes.



"Into the Wild" (2011), "Outsider" (2014), "Living the Dream" (2018) y ahora "Chaos & Colour" hacen "la manita" de 5 álbumes que podrían ir en un (Mick) Box-set. Sin renegar de su pasado, suenan frescos y al día. Unas producciones astutas y buenas canciones son el secreto.

Y que los tres veteranos llevan mucho tiempo juntos. El miembro fundador, Mick Box (guitarras) y los históricos Phil Lanzon (teclados, voz) y Bernie Shaw (vocalista).....lejos quedan ya los días de Grand Prix! Russel Gilbrook (batería) y Dave Rimmer (bajo, voz) son las necesarias sustituciones a las inevitables bajas que va causando el paso del tiempo. Que no perdona. Bueno, a Mick Box si. Es imperturbable. Hace vudú o algo, éste hombre.



Escupen furia jovenzana en la apertura con "Save me Tonight". Que en otras manos más inexpertas hubiera quedado destrozada en una manida maquinaria power metal. Error en el que nunca caerá Heep, que le da personalidad. De eso saben un rato. Las teclas ya destacan más en "Silver Sunlight", concretamente el obligado Hammond. Condición sine-quan-non para el clásico sonido Uriah Heep. Esto podría estar en "High & Mighty", por su elegancia pomp desmesurada. Aplastante rítmica para "Hail the Sunrise". Y exposición classic de la banda, con un Shaw que captó mejor que ningún otro cantante pasado el espíritu inmortal del inolvidable David Byron. A Box da gusto oírlo siempre, con él estamos seguros de que sonarán a puro Heep 70s (y hasta con guiño a "Gypsy"!).

Intro magnífica de Lanzon para "Hurricane", canción que escucho muy bien en un repertorio del Ozzy 80s. Épica y melodía a raudales. "One Nation, One Sun" (7'33) es la primera de una trilogía de temas extensos. Pero eso a Uriah Heep nunca le ha dado miedo. Solemnidad es la palabra que lo define. Puede que el pomp rock fuera invento americano, pero ésta banda ya lo hacía sobradamente en la Inglaterra de los primeros 70.

Vuelta al vinilo y "Golden Light" se mueve con teclado orquestal y actitud Heep pura sangre. En su fase final recuerdan a los más clásicos Kansas! Y no va a ser la única vez. La segunda larga, "You'll Never Be Alone" (7'57) es otra gozada hard pomp, con destacable piano y teclados, bien marcados por poderoso bajo, algo casi prog. Entusiasmantes cambios y arreglos así lo atestiguan. Increíble el potencial creativo que atesora todavía ésta banda. Fuera de serie, no es broma. Esencias arábigo-proggy para "Fly like an Eagle" que te llevan a los Rainbow de Dio, sin parpadear.



Y como cierre (en el cd van dos más), "Freedom to be Free" (8'11), poseedora de toda la solera añeja Hensley-Byron merodeando en el ambiente como si fuera 1973. No tengo palabras. Uriah Heep están en estado de gracia. Incluso más que de costumbre. "Chaos & Colour" completa un Guantelete del Infinito difícil de superar. Y ésta vez puede que con la gema más poderosa. Uno de los discos del año desde ya.

J.J. IGLESIAS


 

¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 




Comentarios