Entrada destacada

All Them Witches – Live In Brussels (2016)

Imagen
 La denominación de esta banda se inspira en un libro de brujería  que aparece en la película de Roman Polanski  protagonizada por Mia Farrow, "Rosemary's Baby" (La semilla del diablo). En 2012,  Robby Staebler (batería)  pone rumbo a  Nashville desde Portland. Robby conoce a   Ben McLeod (guitarra) en una bar y deciden formar la banda, "All Them Witches". En meses posteriores se unen Michael Parks Jr. (bajo) y Allan Van Cleave (teclados). Ese mismo año fichan por la  discográfica alemana , Elektrohasch Schallplatten. Al año siguiente publican " Our Mother Electricity" y autoeditan en su página de bandcamp, "  Lightning at the Door". Inician una larga gira por Estados Unidos y publican digitalmente algunos de sus conciertos. En 2015 llega su tercer larga duración en estudio, "Dying Surfer Meets His Maker" y dos años más tarde, "Sleeping Through the War", producido por Dave Cobb. En 2018, Allan Van Cleave  deja la banda sie

JIMMY PAGE - Outrider (1988, Geffen Records)

 Estamos en 1988, ocho años tras la muerte del baterista de Led Zeppelin John Bonham. El vuelo del inmenso zeppelín del rock profundo es ya leyenda, parte de la más alta cultura musical. The Firm, el supergrupo inventado a pachas con Paul Rodgers (ex Free y ex Bad Company), resulta un acierto gracias a su primer LP –allí encontramos “Radioactive” o “Closer”, por ejemplo–, mientras su segundo lanzamiento es mero pasatiempo para el descarte. 



¿Qué le queda a un guitarrista como Jimmy Page más allá de participar en diferentes propuestas de amigos? Liarse la manta a la cabeza y ser Page el que invite a sus íntimos para redondear un álbum de solista. De esta manera, y dando carrete a maquetas a medio modelar, el que fuese uno de los cuatro pilares de Led Zeppelin presenta a Geffen Records un trabajo de rock impetuoso, no rayando en originalidad pero sí estructurado con la pericia suficiente como para alegrar a los que adoran los riffs del de Heston, Middlesex. 

Se lleva a sus estudios The Sol a artistas como John Miles, Chris Farlowe, Tony Franklin –con el que coincide nuevamente tras The Firm– o el ex Jethro Tull Barriemore Barlowe –que grabase las baterías en algunos de los discos más sobresalientes de la apuesta de Ian Anderson–. El ardid nostálgico lo pone la inclusión de Robert Plant cantando “The Only One” –¿irá con segundas intenciones?– o el fichaje del vástago de John, un Jason Bonham explosivo que salía de darle al adult oriented rock con la banda Virginia Wolf. 



La idea original consistía en un elepé doble, que al final, por un extraño robo en la casa de Jimmy, se redujo a único disco por haber sido substraído parte del material en la incursión. Mejor así, pues el brillo de este maridaje no prometía segundas partes con igual esplendor si se hubiese empecinado en el estiramiento.   

por Sergio Guillén

sguillenbarrantes.wordpress.com



 









                     Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias




Comentarios