Entrada destacada

Chris Neal – Winds Of Isis (1974 / M7)

Imagen
 Para 1974, la fiebre mooger y el síndrome del teclista alquímico, del multiinstrumentista druida, se había extendido por todo el mundo. El año anterior Rick Wakeman había editado "The Six Wives of Henry VIII", álbum para mí nunca superado. Y Mike Oldfield su "Tubular Bells", al que le pasa lo mismo. Demasiado todo de golpe. Eso creó afición,  lo que es siempre positivo. En Australia, Chris Neal editó su "Winds of Isis". Tan desconocido por éstas latitudes como magnífico trabajo. No todo fueron borrachuzos rockers pendencieros  por aquellas áridas tierras. Neal creaba una mezcla apropiada de los dos "vacos sagrados" referidos. Con omnipotente tecladina a base de sintes, Mellotron generoso ,  Hammond B3 persistente, Celeste, Clavinet, Leslie Wah pedal y demás parafernalia. También le daba muy bien a las guitarras con y sin enchufe, percusiones, batería,  bajo, glockenspiel, bells  (cómo no!), mandolina, bottleneck o armónica. Invitados había en do

SPACE GHOST - Swim (2015 / SG)

Acostumbramos a traer por aquí sintetistas con tremendos arsenales teclisticos,  equipos de última generación  o vetustos y mega - caros modulares vintage.  Lo de hoy va más como un ánimo para el que se sienta atraído por iniciarse en éstas artes, pero le eche para atrás esos altos presupuestos. Para hacer un buen disco de prog-electrónica,  no los necesitas, créeme.  O mejor cree a Space Ghost. Que además de ser un personaje de dibujos animados de Hanna-Barbera en los 60, es el alias de Sudi Wachspress. Un tipo que se lo guísa y se lo come tranquilamente,  desde su casa en Oakland. 



Comenzó su andadura en 2013 con "Patient Mind". "Swim" lo grabó  entre 2013 - 2015, (mente paciente, como él dice), en su propia habitación y sin necesidad de mucho artilugio. Tan sólo un Korg Mono/Poly, una Fender Telecaster y varios pedales. Ayudado por algo de software, es todo lo que Sudi necesitó  para entregarnos un álbum agradable y bien hecho. 12 cortos temas sin desmesuras ni grandes excentricidades, que transcurre con calma y buenas vibraciones.

"Earlier Last Year" es su inicio entre radiantes ondas analógicas. "Hyperfeelings" utiliza la guitarra tímidamente,  como un sonido más en el deambular minimalista de la composición.  Muy bonito y de grato sonido introspectivo. 

Clásica secuenciación se adueña de "ARP Directions", con sonidos y ambiente que puede recordar al "Crystal Machine" de Tim Blake. "Lovely Not Compelling" enseña cartas del mismo palo que otra de sus fuertes influencias, el Brian Eno más setentero. Los planteamientos naive no impiden que su música respire inteligencia y buenas intenciones. Quizá es algo "deja-vu" ocasional, pero nadie hace esto así en la actualidad. Con ese aire aparentemente inofensivo. 

"Instructional Video" usa secuenciación clásica a lo Tangerine Dream o cualquier otra referencia clásica berlinesa. "Swim" regresa a la calma interior, ésa tan difícil de hallar y que te deja en un estado que ni la mejor de las drogas. "Youandi" sigue sin interrupción y con los mismos efectos sedantes. Puro tranquimazin electrónico para perderse en un universo mental y psicológico,  pero alejado de pretensiones "sanadoras" New Age. "Work than Sleep" sigue ese hilo encadenante de increíble sencillez, pero extraordinarios resultados musicales. Sudi no es un virtuoso ni pretende crear un armagedon electrónico de proporciones universales. Lo suyo es la finura y sobriedad, con melodías sencillas pero bonito equipaje instrumental.

"Neón Sphere" es otro acercamiento berlinés a Ash Ra Tempel o Klaus Schulze, pero sin pretensiones crepusculares. Con la parsimonia del astuto músico que conoce sus limitaciones, y además les saca provecho. Y qué bien le sale. Sin silencios, entra ahora "Nites Over Oakland" con cadenciosas ondas cósmicas,  leve ritmo hipnótico y apacible, pero señorial, pasaje bucólico espacial. Excelente material, debo añadir. "New Room" y "Learningtobemyself" concluyen sin prisas. Al modo de hacer de este fantasma espacial que tan bien domina el espacio exterior......y más el interior. La primera con ocurrente secuenciador y parsimonia melódica. Michael Hoenig se sentiría orgulloso de éste pupilo norteamericano. La segunda , también de juguetona secuenciación en la línea de Peter Baumann o Manuel Gottsching. Algo de lo que parece querer alejarse en su nueva propuesta para éste 2018, "Endless Light". Algo más retro-synth wave,  por lo poco que he podido escuchar. 



"Swim" es un disco hecho claramente,  para el autor. Para su uso y disfrute. Luego si a alguien le gusta, es por añadidura. Se nota el placer de crear música artesanal a la vieja usanza y con ganas de transmitir bellos onirismos electrónicos. Recomendado para la consulta del psicólogo. 
J.J. IGLESIAS







Temas
01.[00:00] Earlier Last Year
02.[01:33] Hyperfeelings
03.[06:42] Arp Directions
04.[09:15] Lovely Not Compelling
05.[12:25] Instructional Video
06.[14:51] Swim
07.[15:50] Youandi
08.[18:54] Work Then Sleep
09.[24:42] Neon Sphere
10.[28:26] Nites Over Oakland
11.[33:03] New Room
12.[38:18] Learningtobemyself



Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en






que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Comentarios