Entrada destacada

Cucharada – El Limpiabotas Que Queria Ser Torero (1979/ Chapa)

Imagen
 Metro de Madrid. Catacumbas del underground, mediados 70. Hábitat de futuras bandas y músicos luego de renombre. Nada más descriptivo. Nada más apropiado.  Cucharada eran un grupo de rock teatral contracultural, (como en Zaragoza El Grifo y El Patito Feo, con la banda Micky Mouse). Cabía de todo en sus delirantes shows y puestas en escena, improvisadas en un tanto por ciento elevado. Algo que molestaba al post-franquismo, mal llamado, "transición".  Manolo Tena (sí,  el mismo), era el bajo y voz solista. Antonio Molina y Jesús Vidal los guitarras. Y José Manuel Díez, el batería. Pasó mucha gente por Cucharada, no creas.  Gracias a "Laboratorios Colectivos Chueca", más conocidos como "La Cochu", una anárquica agencia de management imposible y edición de comix alucinados, tocan por donde pueden. Y les consiguen un hueco en el "Viva el Rollo 2" de Chapa, el mejor de la serie. Eso les dará opción a sacar un single con sus dos temas y un único álbum

Pete Brown And His Battered Ornaments – A Meal You Can Shake Hands With In The Dark (1969)

 Otro de esos álbumes a considerar pues presenta una performance bastante interesante y un concepto que lo hace resaltar de una manera única. Es una obra empapada en ácido, curtida de artilugios y envuelta bajo una túnica vanguardista por lo tanto tiene mucho que ofrecer pues cada "pista" está repleta de pequeños detalles y la experiencia se maximiza aún más cuando se aplican ciertas "cosas" y expendemos nuestros sentidos a un grado más elevado. Esa es la mejor forma de apreciar "el arte" de esta obra.



A Meal You Can Shake Hands With In The Dark es un álbum que consigue crear muchos emociones y de alguna forma logra producir un efecto "llamativo" pues su performance es sugerente, experimental y compuesta por arreglos estrambóticos y cargado de un dinamismo salvaje que en parte se vuelva un poco jocoso pues Pete Brown consigue crear una performance bárbara,; cuando uno escucha por primera vez el álbum inmediatamente se carga de buenas vibras. Es una obra bastante potente y efusiva de ritmos. El "sonido" que deprende es bastante cañero, colorido y con un grado de locura lisérgica que cala perfecto con el concepto que tiene la obra. Ahora seguro se preguntaran ¿Qué vamos encontrar aquí? Pues "FUSIONES" más que otra cosas,  por lo tanto nos topamos con un pastiche sonoro empapado en ácidos y curtido de sonidos de latón, Psicodelia, Jazz, R&B, Rock, Blues y algunos menesteres experimentales que la convierten en una locura de fines de los 60’s. Para mi gusto el mejor concepto que se le puede dar a esta “placa” es de: “Un Brass Rock tirado de copas, hinchado de ácido y adornado con toda la actitud de la época”. Los músicos logran estar a la altura, pero lo que mejor hace resaltar todo la performance es la sobre-actuación de Pete Brown sin ello esto sería otra cosa más del montón. Sin duda alguna una aventura psicotrópica ultra delirante de los tempranos 70’s.

En resumen una obra hija de su tiempo que está cargado de sátira, ácidos, y poesía. No hay más que decir de A Meal You Can Shake Hands With In The Dark salvo que es un gran referente de su época. Digno trabajo en donde se podrá apreciar poesía, Acid Rock, Jazz Rock/Fusión y Blues&Jazz, por consiguiente tenemos un álbum con una buena performance y una ejecución instrumental que se manifiesta natural y logra concebir "la magia". Mis impresiones sobre el álbum son tan elevadas como la vibra que desprende esta explosión de eclecticismo. Toda una proeza de su época y una buena experiencia de cabo a rabo. 



Pete Brown era londinense y un veterano de la escena underground. Nacido en 1940, saltó a la fama como poeta. Tenía solo 14 años cuando apareció su primer poema en 'Evergreen Revue' en Estados Unidos. Luego, a principios de los sesenta, trabajó junto a otro poeta británico Mike Horowitz. Su participación directa con la música rock se produjo cuando se le pidió que formara una asociación de composición con Jack Bruce para escribir la letra de Cream y la asociación procedió a producir la letra de muchas de sus mejores canciones. Después de la desaparición de Cream, Brown continuó escribiendo con Bruce, pero también comenzó su propia carrera discográfica con The Battered Ornaments, que incluía a Chris Spedding. La leyenda cuenta que Brown luego de sufrir la humillación de ser expulsado de la banda (Battered Ornaments) la noche antes de que tuvieran un concierto en Hyde Park con los Rolling Stones, decidió comenzar de nuevo con otra banda, esta vez tomaría una rienda mas “seria” con  ¡Piblokto!

El Hombre Polilla


Temas
Dark Lady 
The Old Man 
Station Song 
The Politician 
Rainy Taxi Girl 
Morning Call 
Sandcastle 
Travelling Blues (Or The New Used Jew's Dues Blues)



¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 



Vuestros comentarios son nuestra energía











Comentarios