Entrada destacada

Lovely Luna – Lovely Luna (2000/ Guerssen)

Imagen
 Algo me dice que éste disco fue único en su especie. Tuvo dos hermanos posteriores, pero eso es otra cosa. Dúo de inquietos y capaces músicos de A Coruña, que iniciaron colaboración sobre 1995. Un por entonces desconocido Xoel López, (guitarra acústica y eléctrica,  harmónica, cazoo, percusión y piano), ex-Covers, Elephant Band y Deluxe. Luego futura estrella del pop indie. Y Félix Arias (voz, guitarras acústica y española), ex-Guru Deva. Colaboraban gente de Kozmic Muffin . Posiblemente la mejor banda psych & prog de éste país en los 90. Hasta tres de ellos aparecen aquí. Julio González (guitarra solista y coros), Enrique Otero (piano, Hammond y mini-Moog) y Pablo Rega (bajo).  Es el único que hicieron cantado en inglés. La cara A fue grabada en 1997 mientras que la B se hizo en el 2000. De lo que se desprende que era un proyecto para desarrollar sin prisas,  entre intervalos de otras actividades. Lo editaba el sello leridano Guerssen, más conocido como expertos rescatadores de j

IÑAKI ARAKISTAIN - Saxual (2014, Youkali Music)

 Si la esencia de fusionar el jazz con el funky que popularizaron artistas como The Crusaders te podía ayudar a adentrarte en aquel Plan B de Iñaki Arakistain, en esta ocasión igualmente puede servir de puente a su obra de 2014; incluso yo diría que los que se emocionaron con los mejores elepés de The Meters, en Saxual hallarán un mullido paraíso de bases instrumentales con músculo y groove, mucho groove.

 


Arakistain estaba de vuelta discográfica desde su álbum de 2010, una vez más junto a la casa discográfica Youkali Music y como siempre dispuesto a listar sus composiciones particulares con alguna que otra versión: “Sunny” de Bobby Hebb, “Countdown” de Coltrane y dos de Michael Jackson, “Blame It On The Boogie” y “Rock With You” –sí, bien sé que la pieza la compuso Rod Temperton, pero a fin de cuentas fue para entregársela a Jacko y que así apareciese en su vinilo Off The Wall–. Las interpretaciones de Iñaki tanto al saxo tenor como al alto o soprano, e incluso con la flauta, ofrecen un registro de sensaciones y sentimientos vivimos muy marcados y que dan mayor veracidad a las piezas interpretadas.

 


En cuanto a las canciones de este artesano del sonido, hay derivaciones jazzy para todos los gustos: desde el smooth jazz totalmente reconocible hasta fusiones latinas o entregas enraizadas en el urban funk. Nuevamente da en el centro de la diana y gana la partida el señor Arakistain.

por Sergio Guillén

sguillenbarrantes.wordpress.com



 








                     Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias





Comentarios