Entrada destacada

Cucharada – El Limpiabotas Que Queria Ser Torero (1979/ Chapa)

Imagen
 Metro de Madrid. Catacumbas del underground, mediados 70. Hábitat de futuras bandas y músicos luego de renombre. Nada más descriptivo. Nada más apropiado.  Cucharada eran un grupo de rock teatral contracultural, (como en Zaragoza El Grifo y El Patito Feo, con la banda Micky Mouse). Cabía de todo en sus delirantes shows y puestas en escena, improvisadas en un tanto por ciento elevado. Algo que molestaba al post-franquismo, mal llamado, "transición".  Manolo Tena (sí,  el mismo), era el bajo y voz solista. Antonio Molina y Jesús Vidal los guitarras. Y José Manuel Díez, el batería. Pasó mucha gente por Cucharada, no creas.  Gracias a "Laboratorios Colectivos Chueca", más conocidos como "La Cochu", una anárquica agencia de management imposible y edición de comix alucinados, tocan por donde pueden. Y les consiguen un hueco en el "Viva el Rollo 2" de Chapa, el mejor de la serie. Eso les dará opción a sacar un single con sus dos temas y un único álbum

Osanna – Palepoli (1973)

 Osanna se ha elevado hacia lo más alto de la creatividad progresiva para entregarnos una obra encantadora y MAGISTRAL. Palepoli nace en pleno fulgor de la fiebre PROGRESIVA y por ello podemos apreciar un álbum conceptual que se proyecta en todo su dimensión para evocar una postura ART ROCK. 



Es un álbum que tiene una gran presencia en la flauta, en la guitarra, en el saxo y en las vocales típicamente construidas con un sentido estéticamente característico de una época (los 70’s). El álbum está lleno de rupturas inesperadas y temas que se violentan, que aceleran, que respiran, toman aire y se vuelven a levantar entre sonidos de saxo y flauta. Así pues Palepoli es muy distinto a lo que se puede estar acostumbrado a recibir por parte de los grupos clásicos de progresivo italiano. En resumen un álbum que desquicia, que sorprende y que confunde si el oído no está bien educado a recibir disonancias. Una obra de eminente peso artístico que conlleva a confabularse con el CULTO.

Mis impresione son elevadas, la obra es otro claro ejemplo de lo que representa el Rock Progresivo Italiano (RPI) y aunque en cierto grado el álbum se ve opacado por otros "mostros" de su generación, este tiene tanto y más de los más clásicos representantes del RPI, con esto quiero decir que Osanna está al nivel de los altos representantes del género. Es un álbum ambicioso, elegante, denso, caótico y lleno de una "luz blanca". Una joya que no se pierde en las penumbras y que cala profundo en las mentes de los que degustan el rock en su estado más elevado. Debo decir que la obra es toda una odisea, entre capas sonoras, cambios de tiempos y refinados y descomunales arreglos la intensidad de la sesión es bastante atronadora, uno termina cansado ante esa maraña ecléctica de progresiones. Su postura es vanguardia pura estilizada en la frágil ponencia de la de las bellas artes sonoras; ART ROCK con la vibra tan característica del sello italiano, folk, jazz, rock, música clásica se entremezcla con los artilugios psicodélicos y las ponencias de la estilización progresiva. Más de un camino para sumergirse en la performance del álbum y más de un camino para perderse en ese bosque que representa Palepoli. A más de 5 años de escuchar esta obra y la experiencia sigue tan inquebrantable como la primera vez que pude embarcarme en su aventura. Obra que merece más de una oportunidad por su enorme manifestación, estilización y conceptualización de su arte. Esta es una de esas obras que describen a la perfección el concepto de ROCK PROGRESIVO. 


Esta obra se beneficia por ser el único álbum de Osanna que se canta completamente en italiano. La banda fue fundada en Nápoles, Italia en 1971, disuelta en 1979 y reformada en 1999. Palepolis era el nombre del asentamiento pre-griego de Nápoles , la ciudad de donde se originaron los miembros de la banda. El álbum muestra una mezcla salvaje de influencias progresivas y napolitanas-mediterráneas.

El Hombre Polilla


Temas
A
Oro Caldo – 00:00
Stanza città – 18:27

 B
Animale senza respiro – 20:16



¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 



Vuestros comentarios son nuestra energía











Comentarios