Entrada destacada

Love Live Life – 殺人十章 = 10 Chapters Of Murder (1972)

Imagen
 No hay duda alguna que la visión de los japonés en los 70’s siempre ha sido algo digno de apreciar, hoy en día cualquier manifestación que deslumbra Japón en cuestiones de ARTE logra ser algo memorable, freak y hasta de una delicadeza bárbara. Este álbum es justamente eso, y me gustaría que ustedes puedan apreciar un poco más de esa performance que solo Japón sabe manifestar en su música.10 Chapters Of Murder - from Colin Wilson's Encyclopaedia of Murder es un álbum singular, quizás no logre ser extremadamente avant-garde pero logra llegar a un punto muy alto dentro de su concepto y se vuelve una experiencia fascinante.   Debo confesar que este álbum es una obra aun "fresca" para mis oídos y todavía no salgo por completo de su performance, sin embargo para mí esto es toda una aventura sonora al extremo pues es como navegar por ríos peligrosos, en si una verdadera experiencia. Si bien sabemos que los "conceptos artísticos" de los japoneses en ocasiones son bizar

ALCATRAZZ - Dangerous Games (1986, Capitol Records/EMI)

El dúo The Marbles ya había hecho de Graham Bonnet un cantante reconocido en todo pub británico; aunque no sería hasta su entrada en unos Rainbow sufriendo la salida de Ronnie James Dio que se toparía con el reconocimiento a unos niveles que no podía imaginar cuando entonaba aquello de “Only One Woman”. Down To Earth junto al proyecto de Ritchie Blackmore ejerció de antes y después, al igual que su colaboración con el Michael Schenker Group en 1982 para aquel elepé titulado Assault Attack. Todo esto hace que un año después de trabajar con el guitarrista alemán, Graham dirija desde el micrófono al quinteto Alcatrazz. Así llegamos al inicio de esta agrupación, pero para hablar de Dangerous Games tendremos que adelantarnos hasta su final –justo a un año antes de que se disuelva el proyecto–.



Estamos en 1986 y muchas cosas han cambiado desde la publicación en 1983 de su vinilo No Parole From Rock ‘N’ Roll. “Yngwie era magnífico, pero se negaba a formar parte de una banda y eso es lo que todos queríamos desde el comienzo”, explicaría el bajista Gary Shea con respecto a la actitud del sueco Yngwie Malmsteen, fichado inicialmente como guitarrista del combo. Malmsteen grabaría junto Alcatrazz tanto su primer larga duración en estudio como su directo Live Sentence. El siguiente en encargarse de las seis cuerdas sería el norteamericano Steve Vai; y aunque se hicieron las audiciones pertinentes –por las que pasó incluso Chris Impellitteri–, Steve, aparte de su reconocida labor junto a Frank Zappa y de su entonces reciente álbum cual solista Flex-Able, venía muy bien recomendado por el Rainbow David Rosenthal. Vai y Bonnet se ocupan en tándem de escribir casi la totalidad del trabajo Disturbing The Peace. Sin embargo, todo el talento puesto en sus grabaciones de poco servía: Alcatrazz no terminaba de despegar y se estaban sucediendo graves problemas económicos que incluso obligaron a cancelar parte de la gira de presentación. Y mientras a Yngwie en su día se le expulsa de la banda por querer apropiarse de ella, Steve Vai abandona el barco al recibir una mejor oferta por parte del ex Van Halen David Lee Roth.

Danny Johnson será el tercer guitarrista que pase de manera oficial por Alcatrazz, nuevo miembro que aparece en los créditos de Dangerous Games –el resto del quinteto seguía estando conformado por Bonnet, Shea, el baterista Jan Uvena y el teclista Jimmy Waldo–. Johnson, como sus antecesores en el cargo, también ayudará a Graham a componer; pero en esta ocasión se les une una tercera persona que participará en las labores de escritura de casi la totalidad del vinilo: Josephine “Jo” Eime, la por entonces esposa del vocalista. Otro de los cambios que llegan con el tercer elepé de estudio es el giro en la orientación estilística; la brújula deja de marcar hacia el hard and heavy y apunta ahora en la dirección del rock melódico, más o menos guitarrero. 



Las canciones de corte AOR serían “Undercover”, ese homenaje a su público japonés que es “Ohayo Tokyo”, “Dangerous Games”, “Blue Boar” o “The Witchwood”; mientras “Double Man”, “That Ain’t Nothin’” y “No Imagination” añadían garra pero sin acelerar en demasía el tempo. Además incluyen dos versiones (el “It’s My Life” de The Animals y aquel “Only One Woman” que cantase Bonnet en The Marbles, cover a su vez de una pieza original de los Bee Gees) y un corte de cierre a capela (“Night Of The Shooting Star”). El resultado de todo aquello, aunque no superaba los anteriores lanzamientos de Alcatrazz, era el de un trabajo de rock melódico más que disfrutable; sin embargo, las listas de éxitos le fueron esquivas.

por Sergio Guillén

https://sguillenbarrantes.wordpress.com


Temas
It's My Life 4:09
Undercover 3:41
That Ain't Nothin' 3:54
No Imagination 3:15
Ohayo Tokyo 2:59
Dangerous Games 3:26
Blue Boar 3:15
Only One Women 3:44
The Witchwood 4:01
Double Man 4:31
Night Of The Shooting Star 1:04



¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 



Vuestros comentarios son nuestra energía






Este año celebramos nuestros décimo aniversario. Vamos a realizar un vídeo conmemorativo y queremos que participes con tu foto. Hazte una foto con Rockliquias. Envíala a rockliquias@hotmail.com










Comentarios