Entrada destacada

ALCATRAZZ - Dangerous Games (1986, Capitol Records/EMI)

Imagen
El dúo The Marbles ya había hecho de Graham Bonnet un cantante reconocido en todo pub británico; aunque no sería hasta su entrada en unos Rainbow sufriendo la salida de Ronnie James Dio que se toparía con el reconocimiento a unos niveles que no podía imaginar cuando entonaba aquello de “Only One Woman”. Down To Earth junto al proyecto de Ritchie Blackmore ejerció de antes y después, al igual que su colaboración con el Michael Schenker Group en 1982 para aquel elepé titulado Assault Attack. Todo esto hace que un año después de trabajar con el guitarrista alemán, Graham dirija desde el micrófono al quinteto Alcatrazz. Así llegamos al inicio de esta agrupación, pero para hablar de Dangerous Games tendremos que adelantarnos hasta su final –justo a un año antes de que se disuelva el proyecto–. Estamos en 1986 y muchas cosas han cambiado desde la publicación en 1983 de su vinilo No Parole From Rock ‘N’ Roll. “Yngwie era magnífico, pero se negaba a formar parte de una banda y eso es lo que to

Dream Theater – Images And Words (1992)

 En este repaso por algunos de los recuerdos que guardo de conciertos, anécdotas y algunos discos publicados durante los años noventa, el calvario por el que pasaron Dream Theater en los BearTracks Studios de Nueva York para grabar su segundo álbum, no solo se refleja en ciertos reflujos de controvertida impresión analógica en diversas tonalidades, métricas y arreglos, sino que se incrustó negativamente en las memorias de estos... 



Tristes, pero disciplinados y entusiastas jóvenes, quienes en aquel entonces conquistaron al mundo entero con un álbum que aunque removiese la humedad de la pólvora inteligentemente explotada por otras numerosas bandas de alto riesgo surgidas desde mediados de la década anterior, rebelaba al mundo un porvenir que durante largos años ha estado en las manos del protagonismo de Dream Theater en el Hall del elogio.

David Prater fue el reputado productor encargado de grabar el disco tras los buenos resultados conseguidos años antes dentro de estas menestras de vanguardia retroactiva. Pero la convivencia en el estudio entre los músicos y David no fue buena, básicamente porque este productor menospreció a aquellos chavales a los que acababa de conocer, e intentó someterles a aceptar formulas y los mismos presets que recientemente acababa de usar en el disco de Firehouse Hold Your Fire. Una imposición que chocó frontalmente con unos músicos licenciados en Berkeley que sabían exactamente como querían sonar. Fue especialmente sangrante el trato con Mike Portnoy, a quién pretendía imponerle el triggers y samples en los bombos usados anteriormente con Firehouse.


 

Que el nombre de Prater figure en los créditos del álbum como productor, fue a consecuencia de que el sello Atco pagó mucho dinero para contar con él, pero lo cierto es que, por fortuna tanto Petrucci como Portnoy, acabaron dando forma y sentido a la producción final de una obra que a muchos les ha marcado de por vida y que inclusive cuenta con la magistral colaboración del saxofonista Jay Beckenstein.

Luis Arnaldo Álvarez (Baterista  y Locutor profesional independiente)

Temas
0:01 Pull Me Under
8:15 Another Day
12:38 Take The Time
20:59 Surrounded
26:29 Metropolis Part I: The Miracle and the Sleeper
36:02 Under A Glass Moon
43:05 Wait For Sleep
45:36 Learning To Live

 
¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 


Rockliquias Radio









Este año celebramos nuestros décimo aniversario. Vamos a realizar un vídeo conmemorativo y queremos que participes con tu foto. Hazte una foto con Rockliquias. Envíala a rockliquias@hotmail.com






Comentarios