Entrada destacada

Love Live Life – 殺人十章 = 10 Chapters Of Murder (1972)

Imagen
 No hay duda alguna que la visión de los japonés en los 70’s siempre ha sido algo digno de apreciar, hoy en día cualquier manifestación que deslumbra Japón en cuestiones de ARTE logra ser algo memorable, freak y hasta de una delicadeza bárbara. Este álbum es justamente eso, y me gustaría que ustedes puedan apreciar un poco más de esa performance que solo Japón sabe manifestar en su música.10 Chapters Of Murder - from Colin Wilson's Encyclopaedia of Murder es un álbum singular, quizás no logre ser extremadamente avant-garde pero logra llegar a un punto muy alto dentro de su concepto y se vuelve una experiencia fascinante.   Debo confesar que este álbum es una obra aun "fresca" para mis oídos y todavía no salgo por completo de su performance, sin embargo para mí esto es toda una aventura sonora al extremo pues es como navegar por ríos peligrosos, en si una verdadera experiencia. Si bien sabemos que los "conceptos artísticos" de los japoneses en ocasiones son bizar

WALPURGIS - Queen of Saba (1972 / OHR)

Volvemos a la Alemania psych, la genuina, después de unas cuántas semanas en pausa. Ésta vez con el único disco de Walpurgis,  "Queen of Saba". Editado en el histórico sello Ohr , y grabado en los no menos legendarios Dierk Studios, con Dieter Dierks como ingeniero, durante la primavera del 72.


La formación despista un poco si nos fijamos en los nombres de sus guitarristas, Ryszard Kalemba y Jerzy Sokolowski (también voz), tal vez polacos o de algún país del Este. Completan Manfred Stadelmann (batería,  voz), George Fruchtenicht (bajo), Jan Sundermeyer (Congas, flauta) y la aparición estelar de Jurgen Dollase a los teclados. Uno de los íconos de la kosmische music,  que por éstas fechas no paraba. Apareciendo en el último album de su banda oficial, Wallenstein y su "Mother Universe". En el "Tarot" de Walter Wegmuller. El "Lord Krishna Von Goloka" de Sergius Golowin, o en los alucinógenos proyectos de Cosmic Jokers.


Aquí comienza el disco él al Hammond con "Disappoiment" (3'42) en un cruce entre el "Freebird" de los Skynyrd y "A Whiter Shade of Pale" de Procol Harum. Es a éstos últimos o a Rare Bird a los que se acercan con similar estilo y nivel. 




En "Queen of Saba" (5'09) una guitarra funk-wah wah Hendrix flavour  nos acerca a un hard psych al modo de Tiger B. Smith, Jeronimo o los primeros Emtidi, por la bella intervención de la flauta. Pura psicodelia "under", como rezaba aquella serie de dobles albums editada en España, "The Classic German Rock Scene", y de portadas que hoy serían tildadas de "políticamente incorrectas". Como si "lo político", fuera muy correcto.



"Daily" (6'50) me recuerda al Uli Jon Roth de los tiempos Electric Sun. Muy psych rock fuzz jammin' de parecidas cotas.




 "Hey you, over there" (4'10) es un más pausado tema de floydiana construcción.  Acústicas,  órgano y blues guitar forman sus cimientos. Como hiciera Jane por esas fechas, o los de "Ummagumma" o "More", sin ir más  lejos. Las guitarras, como de costumbre, impresionantes. No me explico porqué otros "reseñeadores" se empeñan en decir que ésta primera cara es "vulgar". Está hecha acorde al sonido del momento en Alemania. Y al nivel de los mejores. Porqué hay gente que escribe de lo que no le gusta? ( ergo....no lo entienden).



Cambiando de tema y lado vinílico, vamos ahora con "la cara buena". En "What can i do (to find myself?)" (7'07) se usa la estrategia de los galeses Man. Llevándose el modus operandi de Quicksilver Messenger Service, Grateful Dead, Shiva's Head Band o Kaleidoscope (USA) a sus terrenos Kraut, como haría Can. O Traffic en UK.



Una perfecta muestra de cuelgue - reflejo de un tiempo, pero con música irrepetible. Y que en "My Last Illusion" (11'20) quema todos los barcos desplegando sus finisimas guitarras, nada envidiosas de Wishbone Ash, y aderezadas por una imaginativa acústica.  La milimétrica rítmica es fuertemente enriquecida por obra y gracia de las muy presentes congas, y el sibilino (casi inapreciable) Hammond de Dollase. Maravillosos momentos. Si te gustan "Inside" o "Floating" de Eloy, esto es material de tu interés,  de verdad. Sus últimos tres minutos llevan un sabor orientalizado ideal para sacar el incienso u otras hierbas........El disco es tan bueno, que entran ganas de fumarse la borraja.
J.J. IGLESIAS 







Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en


que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Comentarios