Entrada destacada

VANILLA FUDGE - Renaissance (1968, ATCO Records)

Imagen
 Mark Stein And The Pigeons, o lo que es lo mismo, Mark Stein, Tim Bogert, Vince Martell y Joey Brennan, poseían un elepé psicotrópico conocido como While The Whole World Was Eating Vanilla Fudge. Cuando toman las dos últimas palabras del título para nombrar a su futuro proyecto, otro cuarteto en el que mueven ficha contratando al explosivo baterista Carmine Appice en sustitución de Brennan, el caldero de ideas se transforma en un guiso psicodélico de enjundia.  Tras revisar éxitos de aquella década sesentera en decenas de institutos, pubes y variopintos bares, estos instrumentistas con más recursos que una navaja suiza toman canciones de The Supremes, Sonny Bono o The Beatles, entre otros, para extenderlas y reinventarlas en el apabullante álbum homónimo que les haría debutar en oficialidad. Cuando abandonan 1967 y se visten de 68, el productor Shadow Morton les mete en The Beat Goes On, un vinilo tan delirante como desafortunado. Pero esto no hunde el talento ahora herido de Vanilla

WHITE NOISE - An Electric Storm (1969 / ISLAND) (Serie Pioneros)

En los finales 60, Island estaba considerada como una de las disqueras más vanguardistas e innovadoras del underground londinense. Su interés por la nueva electrónica crearía trabajos como "Ceremony" (1970) de Spooky Tooth & Pierre Henry. Y definitivamente lanzarán los Moogs a la conquista del mundo con Emerson Lake & Palmer.


Pero en 1968, el visionario Chris Blackwell, amo de la burra a todos los efectos, encargó al norteamericano David Vorhaus ( que venía de la clásica y ya contaba con experiencia electrónica), la producción de un single de ésta temática. Pronto vieron que no iba a ser suficiente. Adelantó a Vorhaus 3000 libras de 1968 y éste creó el Kaleidophon Studio, en un apartamento de Camdem.


Vorhaus tuvo la buena vista (y oído ) de reclutar a su proyecto a dos miembros de la BBC Radiophonic Workshop. A su vez miembros del proyecto electrónico  Unit Delta Plus. Eran los "sintetistas de bata blanca" , Delia Derbyshire y Brian Hodgson. Delia había colaborado en los 60 con Luciano Berio, y había sido la responsable de música y efectos de sonido en los primerisimos episodios de la serie Dr. Who. Y como "Li De La Russe", compuso música para series rivales de ésta,  como "The Tomorrow People" y "Timeship". También estuvo involucrada en experimentaciones sonoras con miembros de The Beatles y Yoko Ono, Harry Nilsson, Pink Floyd,  Brian Jones o Karl-Heinz Stockhausen.

Los tres miembros de White Noise aportaron música,  bajo seudónimos,  a la Standard Music Library. El grupo se armó de audiogeneradores, Revox tape récord ers,  (de los que Delia era una experta en efectos de cinta), alteradores de frecuencia , osciladores y primeros prototipos modulares. El sueño de un steampunk. Además de la percusión de Paul Lytton y las voces de John Whitman, Annie Bird y Val Shaw.

La cara A fue llamada "Phase-In" y constaba de cinco cortes de unos 4 mts de media. "Love without Sound" es probablemente uno de los primeros ejemplos de Art Rock. Melodías vocales entre infantiles, psicodelicas  Y esquizoides infectadas por motivos electrónicos  Y percusivos por doquier. 

"My Game of Loving" casi parece new wave de primeros 80! Su anticipación creativa sorprende, aunque esto es extensible a todo el disco por una razón u otra. Uno escucha de donde salieron influencias del primer Brian Eno o Robert Wyatt.

"Here Come the Fleas"  es una mutación anticipada de Gong, Kate Bush y Kraftwerk.  Esto en 1968, que fue el año en que fue grabado. 

Tanto "Firebird" como "Your Hidden Dreams"llevan en su ADN el swinging London feel de esos días,  llevado al extremo más vanguardista del momento.


La segunda cara, o "Phase-Out", consta de dos largas composiciones. En "The Visitation" (11'14), ya son conscientes de las posibilidades perturbadoras e inquietantes de la nueva tecnología, y eso que estaba en pañales. Música para un carrusel de feria endemoniado, y todo tipo de trucos descriptivos desquiciantes son usados a conciencia. Esto está ideado con toda la mala leche para acojonar a un oyente indefenso de los 60. Con ello estaban haciendo historia, sin enterarse. Porque esto es puro cosmic Kraut, hecho desde un piso de Camdem.

Definitivamente comprobado en la final "Black Mass: An Electric Storm in Hell" (7'22). Con voces tratadas diabólicamente sin vocoder alguno (estaba por inventar). Un extracto de éste oscuro tema terminó siendo utilizado por la legendaria Hammer Films para su "Drácula AD" (1972). Las percusiones son también tratadas electrónicamente,  de un modo que a Christian Vander seguro le encantaron. 

Hay que destacar la diferencia conceptual de una cara a otra. Mucho más happy y pop la primera. Tenebrosa y amenazadora, la segunda. Pero todo el álbum merece la pena y es un icono de la primitiva electrónica. No daría signos de vida White Noise hasta 1974, año de edición de "White Noise 2 : Concerto cor Synthesizer" (Virgin Records). Ahora con tan sólo David Vorhaus al frente, el cual seguirá una carrera hasta nuestros días. 

"An Electric Storm" tiene el sublime encanto de la novedad, frescura naive,  y que fue hecho a modo grupal con miembros muy destacables. Un histórico. 
J.J. IGLESIAS



Temas
01 - 00:00 - Love Without Sound
02 - 03:07 - My Game of Loving
03 - 07:18 - Here Come the Fleas
04 - 09:33 - Firebird
05 - 12:39 - Your Hidden Dreams

06 - 17:37 - The Visitation
07 - 28:52 - The Black Mass: An Electric Storm in Hell





Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en


que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Comentarios

  1. Magnífico disco. La proclama que encabeza el reverso del Lp..."Muchos sonidos que nunca han sido oídos por humanos; algunas ondas sonoras que no puedes escuchar, pero que llegan hasta tí..." marca la idea conceptual de la obra. Lo he recuperado gracias a las últimas reediciones, al igual que los trabajos de Delia Derbyshire con la BBC Radiophonic Music. Ideal para expandir la mente.
    Saludos,
    JdG

    ResponderEliminar

Publicar un comentario