Entrada destacada

STEVE EARLE - I’ll Never Get Out Of This World Alive (2011, New West Records)

Imagen
 I’ll Never Get Out Of This World Alive podría considerarse el mazazo definitivo de lo que un anterior martillazo de Train A Comin’ significó. Las raíces pedían su valor pretérito, su base incuestionable, al igual que ciertos reflejos del folclore irlandés. Entre baladas y hermanamientos con el último Tom Waits, Steve va haciendo este último camino planteado.   Esto se podría traducir en un corazón que firma sobre la línea de la entrega, pero cojeando ahora en el campo de la rabia rápida y cruda a la que no temió cuando cantaba “Snake Oil”. La producción de T-Bone Burnett marca demasiado, aunque la resolución de recuperar “God Is God” y “I’m A Wanderer”, piezas que pergeñó para Joan Baez, es uno de sus grandes aciertos en este 2011. Una senda para analizar ese cerrojo que concluye con la vida del ser humano. «Son todas, de una manera u otra, piezas sobre la mortalidad; la muerte como misterio en lugar de como signo de puntuación», ha asegurado recientemente el propio Earle sobre este m

PRAYING MANTIS - Time Tells No Lies (Arista,1981)

Uno de esos discos icónicos, de los más melódicos,  excepcionales e infravalorados de toda la NWOBHM. "Time Tells No Lies" fue el primero y en realidad, único álbum de Praying Mantis. Creo que junto a Diamond Head, son los grandes perdedores de ésta historia (plagada de ellos). Otra cosa es que se dieran nuevas oportunidades, ya fuera como Stratus o con su clásico nombre de vuelta. Eso no solucionó su eterno estatus en la segunda división.



 Pero hazte ésta reflexión :

Pon  en una hipotética balanza todos los discos buenos de esta banda, frente a los mejores de Saxon y Def Leppard,  (los ganadores junto a Iron Maiden, de ésta movida). Sinceramente pienso que Praying Mantis tienen mucho mejor material, y más cantidad, que los dos mencionados.

Formados en 1974 por los hermanos de descendencia española, Chris Troy (bajo, voz) y Tino Troy (guitarras, voz), su lucha hasta el ansiado contrato , que será con Arista, pasa por varias demos y singles independientes. Un tema en el mítico "Metal for Muthas" y otro en el "Metal Explosión I" de la BBC. Casualmente, el recopilatorio que hizo Vertigo con "asesoramiento del experto" Lars Ulrich, "NWOBHM Revisited 79", no contenía nada de Praying Mantis en su versión vinilo. En CD se dignaron en insertar unos cuantos bonus más,  por aquello de que había que fomentar el nuevo formato, (y clavartela para variar). "Captured City" fue el último tema de aquel disco. El último y como bonus. Una injusticia más. 

El Dj y verdadero gurú de ésta chatarrada, Neal Kay,  los acoge en su Soundhouse y los convierte en héroes locales. Actúan regularmente allí o en el otro santuario, el Music Machine. Abren para los emergentes Iron Maiden y para los Gamma de Ronnie Montrose. Entran Steve Carroll (guitarras, voz) y el batería Dave Potts.  Un veterano que venía de tocar con media historia del rock: Love Affair, Skip Bifferty, Roy Thomas (Moody Blues), Ten Years After, Yes (una semana estuvo con ellos, y compartiendo piso con Jon Anderson) u Ozzy Osbourne (otra semana de ensayos junto a Randy Rhoads y Bob Daisley). Junto al productor y músico Tim Friese-Green, (más tarde famoso con Talk Talk), editan "Time Tells No Lies". Vistosa portada del afamado Rodney Matthews (Nazareth, Magnum, Diamond Head), decora tan histórico album.

"Cheated" inicia como el perfecto single que fue, en lugar de "I Surrender" de Russ Ballard, retirado a última hora para evitar conflictos con tú ya sabes quién..... Es un tema que reúne toda la magia y juventud que respiraba el movimiento. Aire fresco con nuevas formas, dentro del hard rock clásico.  Las voces son sublimes, con catchy estribillo y guitarras dual a la Thin Lizzy, de poderosa influencia en todo el disco. Una canción perfecta.

La versión de The Kinks , "All Day and All of the Night" es llevada a su estilo con moldura exquisita. Como digo,  pura energía renovada. Lo mismo que "Running for Tomorrow", más cerca del hard rock 70s, y un tema que a Iron Maiden le hubiera ido clavado. "Rich City Kids" tenía esa esencia power-pop / nuevo heavy que casi inventan los Mantis con éste disco. Las guitarras son electricidad efervescente y el ritmo golpea con la contundencia del recién fallecido punk rock.

Otro comienzo muy Maiden es el de "Lovers to the Grave". No extraña que por sus filas pasaran posteriormente Clive Burr, Paul Di'Anno y Dennis Stratton.....Iron Mantis ?!!! Aquí hay un fuerte componente Steve Harris en la composición,  si ustedes quieren, con más hincapié melódico.  Una grandiosa canción, sin duda. 

"Panic in the Streets" rompe el silencio en la cara B, con otro disparo certero de NWOBHM sound capturado en el momento. De nuevo con Thin Lizzy muy en mente, y pegajoso estribillo. Una de sus primeras aproximaciones AOR será "Beads of Ebony", que se convertirá en el sonido elegido con posterioridad. "Flirting with Suicide" es otro cañonazo de buen gusto melódico,  con un estribillo coral que casi roza a Starcastle !!! Finaliza ésta bomba con "Children of the Earth", o cómo hubieran sonado Iron Maiden si el gusto de Steve Harris se hubiera decantado más por el AOR que por el Prog (dentro de un marco, evidentemente, metálico).

"Time Tells No Lies" ya lo dice todo con su título. Es uno de los 10 mejores discos melódicos de la NWOBHM. 

J.J. IGLESIAS


 

Comentarios