Entrada destacada

David Prescott – The Dreamer (1988/ DP -K7)

Imagen
En la superficial década de los 80, la progtrónica se vio relegada a unas catacumbas expresadas en un formato,  el cassette. Desde leyendas kraut como Conrad Schnitzler a anónimos solistas, abrazaron ése formato por barato y práctico. Hubo incluso sellos cassetteros especializados en el género. Ahí estaba el norteamericano David Prescott, que ya se había estrenado en 1986 con la home-tape álbum,  "Electromagnetized".  Dos años después,  con tan sólo un SCI Pro-One y un Korg Poly-800, editaría de igual modo "The Dreamer". Título que con los años ha sido varias veces reeditado en cd, en especial por el sello Auricle.  Estaba compuesto de dos largos temas que homenajeaban la más genuina Berlín School 70s. "Afloat" (29'42) deja entrever que con su parca producción y escaso equipo, no hace más que contribuir a una pureza de ideales propios de la inicial kosmische alemana. Algo que a la larga, beneficia a la obra. Acaso no era ésta la filosofía inicial de lo

SOFT FFOG - Soft Ffog (2022/ Is This Jazz?)

 Realmente todo comenzó para Soft Ffog en una única actuación ofrecida en 2016. Algún material compuesto que se dejó aparcado......y fin. 



Pero a Tom Hasslan, guitarrista de los noruegos Krokofant le pareció que ya era hora de revivir el proyecto. Demasiado bueno para tenerlo en un cajón. Junto a su compañero en Krokofant, el batería Axel Skalstad, el bajista de Grand General, Trond Frønes y el teclista de WIZRD, Vegard Lien Bjerkan, Soft Ffog volvió a la vida con éste estupendo debut. Una ingeniosa simbiosis escandi-jazz prog que en sus influencias, citan a Terje Rypdal, King Crimson, Gentle Giant, Jimi Hendrix o Deep Purple. Algunas más aparentes que otras. Que el sello que los lanza se llame Is This Jazz? les va como un guante. 

Nada más entrar "Chun Li" (9'44), lo de Rypdal se hace clarividente. Aunque pronto se desarrolla por parámetros rugosos y desarrollos más escarpados.  Donde la guitarra entra en fase bipolar entre un Fripp enfurecido y un tenso Metheny con ribetes hendrixianos. Destacaría entre los demás  a su inmenso bajo, mientras que el resto apoya con dureza y perseverancia hipnótica jazzy. Aplasta  la intro de "Zangief"(8'46) y ahí el avant jazz se une al hard para crear una bestia bicéfala única. Cuando se calma, expone sentimientos  de un Zawinul pasado por un mástil de guitarra. La banda son guardaespaldas de solvencia presidencial. Pero aquí el líder indiscutible es Tom Hasslan. Si bien el precioso sólo de sinte al final, engrasa una maquinaria pesada que ya necesitaba de ése lubricante. 

Afloja tensión "Ken" (7'40) y le sienta bien al disco. Aquí Bjerkan dialoga con fluidez en su solista rol sintetizado. Y la manta percusiva cubre espectacularmente  a los espasmos eléctricos venideros. Que los hay. No podían faltar, como buena marca de la casa. Porque a éstas alturas, ya se puede intuir que Soft Ffog son una actualización norteña de la Mahavishnu. Con sus propios sonidos, técnicas,  estilos e idiosincrasia. 



Como bien demuestra la final "Dhalsim" (9'28), donde los latigazos Crimson hacen de las suyas con un siniestro poder metalo - caústico. Es esto jazz?....Quizá el esquizofrénico del siglo XXI. Queda claro que firman en conjunto un primer paso rotundo.

J.J. IGLESIAS 


 


Comentarios