Entrada destacada

MONUMENT - The first monument (1971)

Imagen
Único álbum que nace de esta formación identificada con este nombre cuando en realidad se trata de un proyecto poco preparado de la mayoría de los miembros de la banda ZIOR . Toda la música está escrita por su líder teclista y voz Steven Lowe; y se trata de una obra oscura que recoge atmósferas angustiosas cargadas de misterio de la misma factura que grupos como FRAME , DAMNATION OF ADAM BLESSING ó BLACK WIDOW . Comienza a modo de Obertura con un órgano fantasmagórico digno de cualquier película de terror de la Hammer. Un hammond repleto de misterio sonando en una gran habitación, oscuro y muy presente a lo largo de todo el LP. El sonido es duro, primitivo y descarnado, desprovisto de cualquier sentimiento. La sección rítmica y las percusiones resultan atractivas con un bajo que a veces resulta muy contundente, acrecentando la dureza y gravedad del sonido. Las atmósferas se hacen irrespirables y dramáticas a base de acordes irregulares y muy pronunciados en la mano izquierda del piano

SIGMA ORI - Beyond the Dome (2021/Eternal Colossus)

 Aparecieron por las páginas de Rockliquias presentándose con su primer trabajo y una extensa entrevista. Ellos son los barceloneses Sigma Ori y su trabajado rock instrumental, que comenzó a crearse por el 2017.



 El año pasado daban un segundo e importante paso con "Beyond the Dome". Un esfuerzo moral y físico,  por lo que ha supuesto la creación musical desde el 2020 hasta hace bien poco (crucemos los dedos). Algún día se tendría que escribir sobre esto, y cómo ha afectado psicológicamente a la música en particular. Andrés y Joan (guitarras) , José (batería) y Noel (bajo) se crecieron ante las adversidades,  eliminando cualquier obstáculo  que afectara a su desarrollo. Objetivo conseguido. 

Las primeras notas del piano en "Prograde" (2'27) suenan a créditos finales de una peli apocalíptica. Con la naturalidad de un Philip Glass, es un comienzo lleno de inteligencia y humanidad. "Elliptical Orbits" (8'01) expresa inquietud global, huele a siniestro experimento mundial. O eso siento yo al escuchar ésta forma de prog actual que no está reñida con el tradicional, ni mucho menos. Porque su construcción artesanal es excelente, añadiendo nuevas brisas aparecidas con el paso de los años. Esa trascendencia tan personal en su forma de abordar su estilo continúa en "Mankind" (6'37). No sin cierta urgencia que le sienta muy bien, aún cuando el tema lleva una planificación brillante. Como siempre digo, el post rock bien tocado se convierte en otra ramificación prog. Y Sigma Ori da sentido a mis palabras. "Mirtaka" (5'18) combina contundencia inicial con cierta corriente crimsoniana 80s, obteniendo resultados muy positivos. Las dos guitarras tejen estructuras de ilimitados recursos, una constante en su estilo. Y en "Beyond the Dome" (7'07) queda de manifiesto con la solvencia técnica  acostumbrada. Con un sector rítmico intachable, tanto en solidez como en fluida disposición estratégica.  Dos bandos que se entienden a la perfección. 



Deliciosa melodía nos trae "Blau" (5'05), que recuerda a aquel proyecto llamado Bruford Levin Upper Extremities en más de un momento.  "Existence" (6'59) podría definirse como kraut de nuestro tiempo. Con todos esos detalles que se han ido sumando desde sus inicios en los 70. Una probable definición  al llamado post rock. De cualquier modo es un corte completo,  que aprovecha cada segundo de su tiempo en aportar ideas encadenadas.  La coda final  de "Retrograde" (2'30) nos invita a la reflexión y a la esperanza,  porque ésta banda sabe extraer jugo sentimental de profundidad, con sus elegidas notas. Aún cuando todo se les haya puesto en contra, Sigma Ori siguen una evolución ascendente evidente. Y eso ahora mismo, es todo un logro.

J.J. IGLESIAS


 

Contacto



Comentarios