Seguidores

SUSCRIPCIÓN A ROCKLIQUIAS

SI QUIERES RECIBIR LAS NOVEDADES DE ROCKLIQUIAS POR EMAIL. SUSCRIBETE :

Delivered by FeedBurner

MICK TAYLOR - Mick Taylor (1979 / CBS)

Se lo pensó Mick Taylor, desde que saliera de los Stones (harto de que le mangaran ideas sin acreditación), hasta su debut discográfico. 


Nunca he sido excesivamente friki de la banda de la lengua, pero tengo que reconocer que sí de su etapa con éste magnífico guitarrista. Del que tengo todo lo que hizo con ellos y algo más. Obras maestras del blues progresivo como "Barewires" o "Blues From Laurel Canyon", con los Bluesbreakers de John Mayall, dejaron huella indeleble en mi adolescencia, y eso marca. Se podría decir que el blues y lo prog fueron de la mano siempre con Taylor. Colaboraciones con Mike Oldfield ("Tubular Bells" live), Herbie Mann, John Phillips, Carla Bley, Little Feat, Sirkel & Co, o Gong corroboran lo dicho. 

Los músicos que le acompañan en ésta primera aventura en solitario son todos sesioneros de élite,  con algún VIP de por medio. Como Lowell George (Little Feat) a la slide, o Pierre Moerlen (Gong) a la batería. El kit percusivo también es ocupado por Mike Driscoll y Richard Bailey. Kuma Harada y Alan Spenner son los bajistas. Jean Roussel participa al piano en cuatro piezas. Mientras que Mick Taylor canta y toca guitarras, bajo, piano, electric piano y sintetizadores. Se grabó en varios estudios, entre ellos el Basing Street de la Island, y cómo no, el Stones Mobile Unite en Ridge Farm. La producción fue cosa de Taylor, pero diez ingenieros de primera estuvieron a los controles. Entre ellos Paul Northfield, Will Reid Dick, Guy Bidemead o Simon Fraser. Como se puede ver, no se escatimó en gastos. 


"Leather Jacket" iniciaba ésta andadura con West Coast feel, casi como un cruce (o suma) de Eagles y Jackson Browne. La voz de Taylor es característica y melodiosa, conecta con éste estilo como si hubiera nacido para él. Y el tema es una bonita y soleada pieza. El blues ya se asoma en "Alabama" con acústico sentimiento de influencia rural y negroide. Clapton se la hubiera robado sin pensarlo. La compuso a medias con el batería Colín Allen, (vieja amistad de los tiempos Bluesbreakers), y suena a Derek and the Dominos. Incluyendo una slide guitar de Taylor que recuerda a Duane Allman. En ésa tesitura sigue "Slow Blues", que es exactamente lo que dice su título. Un instrumental con adorno Rhodes y la finura al toque de nuestro hombre, de acercamiento jazzy en elegancia pareja a Eric Johnson, Robben Ford o hasta Steely Dan. Pierre Moerlen también ayuda en aportar clase, y después le devolverá el favor el propio Mick para el fabuloso "Downwind" de ése mismo año, como Pierre Moerlen's Gong. Más sabor sureño trae "Baby i Want You", con generosa slide y ésa pereza rítmica de los pantanos que tan bien se le daba a Leon Russell. Cerraba la cara "Broken Hands", sin abandonar el patrón estilístico sureño, que reina en éste primer lado de manera brillante. Aquí con cierta marcada influencia stoniana, pero, acaso no influyeron los Rolling Stones a los propios Lynyrd Skynyrd y la legión de seguidores de los últimos ?.....


Una primera parte muy USA viniendo de un guitarrista británico, (más concomitancias Clapton). Algo que va a cambiar en la segunda, pero todavía no en "Giddy Up", donde continúa la elegancia sureña y West Coast. Ahora potenciada con el aporte del gran Lowell George de Little Feat, en la slide guitar. Sí que los teclados hacen más acto de presencia, moogs y strings crean un instrumental en la línea  de Sea Level,  como descripción cercana. Se diría que es un tema-puente entre lo sureño del primer acto, y lo proggy del segundo, en un equilibrio sensacional.

"SW5" y sus casi seis minutos, posee una innegable languidez gilmouriana. Que no se aleja del propio debut de David Gilmour del año anterior. La última pieza no sé si decir que no tiene nombre o que tiene dos. Como "a)" se llama "Spanish" (7'35) y como "b)", "A Minor" (4'42). No muy de acento español  la primera parte, pero sí de instrumental prog excepcional. Nuevamente con sus guiños Floyd, Fender Rhodes y generosos teclados, vibráfono de Moerlen y ésa finísima guitarra que no sé muy bien qué pintaba en el sucio sonido stone. Piensa en Snowy White como un caso de floydiano blues-prog similar al de Taylor. La segunda parte de éste bicéfalo tema posee un cierto aire nostálgico,  jazzy, pianístico, que luego inspiraría a Stevie Ray Vaughan para su "Riviera Paradise" de seguro. Mientras que la sombra de Gilmour sigue estando muy presente en otro tremendo instrumental. 


Un álbum éste muy bien aprovechado, con una cara southern muy creíble y espléndida. Y una segunda progresiva,  mayormente instrumental y de influencias Pink Floyd. Supo aprovechar el limitado espacio, aunque no repetiría experiencia en estudio hasta 1998 con "A Stone's Throw". Siendo el resto de su discografía toda en directo. Quizá pensó que éste primero era inmejorable.....
J.J. IGLESIAS

 







Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      







que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...