Entrada destacada

MONUMENT - The first monument (1971)

Imagen
Único álbum que nace de esta formación identificada con este nombre cuando en realidad se trata de un proyecto poco preparado de la mayoría de los miembros de la banda ZIOR . Toda la música está escrita por su líder teclista y voz Steven Lowe; y se trata de una obra oscura que recoge atmósferas angustiosas cargadas de misterio de la misma factura que grupos como FRAME , DAMNATION OF ADAM BLESSING ó BLACK WIDOW . Comienza a modo de Obertura con un órgano fantasmagórico digno de cualquier película de terror de la Hammer. Un hammond repleto de misterio sonando en una gran habitación, oscuro y muy presente a lo largo de todo el LP. El sonido es duro, primitivo y descarnado, desprovisto de cualquier sentimiento. La sección rítmica y las percusiones resultan atractivas con un bajo que a veces resulta muy contundente, acrecentando la dureza y gravedad del sonido. Las atmósferas se hacen irrespirables y dramáticas a base de acordes irregulares y muy pronunciados en la mano izquierda del piano

STATE COWS - High & Dry (2022/P-Vine)

 Todavía hay quien cree que el AOR es un subgénero del hard/metal. Y no. Apareció en la segunda mitad de los 70 como una adaptación radiofónica del rock californiano. Dicho rápido y resumido. No sería hasta entrados los 80 cuando se adaptó a Rocadura. Pero ésa adaptación inicial me sigue pareciendo la ideal. Y la más difícil de plasmar o recrear fidedignamente.



Curioso que, una vez más, en el norte de Europa sepan hacer algo tan cálido con la autenticidad del que toma el sol en las playas de Sausalito. Work of Art, Houston o State Cows sin ir más lejos. Éstos últimos son un dúo de Umea (Suecia), formado por Daniel Andersson (voz y guitarra solista) y Stefan Olofsson (teclados, bajo, guitarras, batería y coros). Aunque en éste su cuarto álbum "High & Dry", cuentan con varios invitados. Su carrera se inició  en el 2010 con un homónimo y maravilloso debut. Desde entonces no han hecho más que dedicada música  situada entre el 76-79. Como dicen en su bandcamp, "State Cows son una muy poco moderna yacht rock/ West Coast / AOR band que crea nueva música original". Palabras estudiadas. Exacto.

"Dawn on me" es una intro cuasi proggy que dará inicio a "If We Could be Together". Entramos en un paraíso-Time Machine donde igual escuchas a Steely Dan, Doobie Brothers, Earth Wind & Fire o Pablo Cruise. Me apeo y me quedo. Me planto aquí,  con éstas sagradas Vacas del Estado. Pulen melodías de orfebrería artesanal, sencillamente pluscuamperfecta.

"Caught in a Landslide" está entre Styx, ELO y Little River Band, Rhodes-organ mediante. Recuperan esencias de aterciopelado jazz en "Emily". Y aquí pasan a Pages, Steely Dan o Maxus como si tal cosa. Gloria bendita para los oídos (con criterio).

El estribillo de "Two Kindred Spirits" te lleva a Martin Briley o al "Duke" de Genesis (y su tratamiento teclístico también). "Turnaround" anda buscando (con éxito) el espíritu de Erik Tagg o Christopher Cross.

Otro lapsus-intro prog es "Drops of Rain", antesala a "Tears of Isolation".....Toto/Player/LeRoux al ataque. Bronceador potente requiere  "Hold On", en puro espíritu Ambrosia/David Pack y hasta Stevie Wonder.



No sigo. No hace falta. He aquí un álbum redondo, otro más,  que captura un tiempo irrepetible con total frescura y autenticidad. Éstas vacas sí que oxigenan el ambiente. Absolutamente necesario.

J.J. IGLESIAS



¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 




Comentarios