Entrada destacada

SHY - Brave the Storm (RCA, 1985)

Imagen
  En ocasiones todavía lo sueño. Voy caminando por St. Annes Court, una estrecha  y húmeda calle digna de Jack the Ripper por el Soho londinense. Y bajo decidido unas empinadas escaleras a un oscuro sótano donde, en los 80, se encontraba uno de los paraísos en la Tierra : Shades Records. Muy cerquita del Marquee. Para los que veníamos de Españistan, enfrentarnos a semejante stock, todavía vinilico en 1986, era un auténtico shock.  Novedades USA, ediciones independientes, fanzines progresivos, camisetas de gira.....todo alrededor del mundo hard & heavy en mitad de los 80. Un sueño, ya digo. Mi primera camiseta de gira de Rush, "Signals" Tour, la compré allí. Todavía la conservo.  Recuerdo que de 20 a 30 discos cayeron ese día,  y no eran baratos. Entre ellos, unos desconocidos de Birmingham llamados Shy,  de los que puede me hubiera hablado el periodista Ramón Porta (Popular 1, Metali - KO) . Internet era una utopía. El disco en su primera tirada estaba de oferta a 3'9

PAUL GILBERT - Fuzz Universe (2010, Mascot)

 «Este es mi tercer álbum de guitarra instrumental. Casi me ha vuelto loco en muchas ocasiones. ¿Habéis escuchado todas esas notas? Primero las tuve que encontrar, y entonces las puse todas juntas en el orden apropiado. Esto literalmente me llevó meses, ¡menudo trabajo! Pero amo esas notas». No lo dudo, Paul, un trabajo como Fuzz Universe sólo puede salir bien si realmente se pone todo el corazón en su factura.



Cierto es que Gilbert no suena tan arriesgado como un John 5 en plena experiencia de fusión extrema, de juntar los polos opuestos para ver resultados desconcertantes a la par que intensos y nutritivos. Pero este guitarrista con larga carrera a sus espaldas toma tanto sus influencias blues como lo mamado triunfando junto a Mr. Big o Racer X para pergeñar una docena de desarrollos instrumentales que pasan de la tormenta a la tormenta, bajando sólo a los valles del descanso en contadas piezas. Inyecta a su toque una marca que resume toda su vida profesional, una medicina para recordar al oyente aquel trayecto que ya dejó atrás este natural de Carbondale, Illinois.



Seguramente su mejor gancho lo asesta cuando agacha el mentón para tomar impulso con los músculos del brazo derecho, un brazo cuyas terminaciones en dedos no sólo rasguean en esta dirección. Sus diversas vías de expresión con la guitarra le materializan una paleta lo suficientemente grande como para escoger si hace acústicos en salas niponas (el disco compacto de 2003 “Acoustic Samurai”) o se entretiene versionando el “The Lamb Lies Down On Broadway”, marca Genesis del imperio Gabriel (“Gilbert Hotel”). No hay problema a la vista, Paul acierta.

por Sergio Guillén

sguillenbarrantes.wordpress.com








                     Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias




Comentarios