Entrada destacada

Milford Graves & Don Pullen - Nommo (1967) / Moriyama Takeo Percussion Ensemble – Full Load (1975)

Imagen
 El impetuoso carácter distante de la filosofía modal aplicado por el baterista Milford Graves sigue estando en plena vigencia en tiempos actuales. En esta ocasión está acompañado por el siempre eficaz a merced pertinente resolución vertical auspiciada en piano de Don Pullen. Los discursos de ambos transcurren por los recovecos menos explorados de la libertad de expresión en las formas singulares del Free Jazz cosechado en el mejor de los momentos de un año 1967, que entre otras muchas cosas de tez positiva, trajo consigo el sensacional álbum Nommo. Y la mejor crema de Cacahuete que contribuye el proceso de una placentera digestión tras ingerir nutrientes cosechados entre los años 1967 y 1975, ente USA y Japón, procede del sello Frasco Records, quien tuvo la deferencia de apoyar editando la iniciativa del baterista nipón Takeo Moriyama, quien junto con el vibrafonista; Momose Kazunori y el percusionista Yasunori Yamaguchi, le dieron forma a la cosplay composición de Moriyama, registrad

MAGMA - Félicité Thösz (2012)…y final

Si el anterior disco de Magma era un viaje a la oscuridad y la muerte, su último disco en estudio hasta la fecha, va a ser un canto a la vida y a la luz. Mundos contrapuestos que representan ambos extremos del zeuhl como forma musical. Vander deja pasar mucho tiempo en el nuevo siglo entre cada entrega. La siguiente, según parece, está prevista para este año o al siguiente. Nunca se sabe y el camino a tomar siempre es imprevisible y proclive a la expectación. 


Bien es cierto que entre 2014 y 2015 grabaron en estudio dos EP´s: una re-visitación de “Rïah Sahïltaahk” de 24 mtos del segundo álbum y una extraña pieza de 20 llamada “Slag Tanz”. En lo que a mí respecta casi podría decir que “Félicité Thösz” con sus escasos 32 mtos entraría en esa categoría, pero por todos es considerado el último álbum de Magma y en consecuencia así lo trataremos. 

Este disco está próximo a K.A en cuanto a finura y sentido melódico y también puede recordarnos a los entusiastas ritmos de “Wurdah Ïtah”. En realidad, es una suite dividida en diez cortos temas enlazados de 28 mtos y una especie de epílogo separado de 4. La instrumentación es más reducida siendo el piano el protagonista, aunque las voces en su conjunto suenan como una pieza sinfónica con la épica habitual que les caracteriza. El bajo y la batería empujan con un swing irresistible y las melodías son verdaderamente hermosas y adictivas. Incluso escuchamos esta vez cantar en francés algunos fragmentos próximos en estilo y forma a las delicias ravelianas de “Mi Madre la Oca” (una de las piezas de música más maravillosas que se han compuesto nunca). Los fans “duros” del zeuhl pueden encontrar este demasiado dulce, lo admito, pero se acerca mucho más a mis preferencias musicales que otras alabadas pesadillas magmáticas. 

La canción nº  5 “Tëha” es una cosa deliciosa que sencillamente te hace sentir felicidad en un mundo imaginario imposible e incompatible con la miserable raza humana. Todo podría ser tan distinto si no fuésemos tan estúpidos y tan hijos de puta…ahhhh!!. Me cabrea este maldito mundo. “Félicité Thösz” es un verdadero regalo para los oídos y para la gente sana, equilibrada y tranquila. Los malos abstenerse…jejeje!!!. Se hace muy corto, como un orgasmo o una tapita de angulas con una copa de reserva añejo. También se dice que lo bueno si breve es dos veces bueno. 


Este disco es una pequeña obra maestra, una joya delicada y alegre no apta para manazas ni salvajes ni psicópatas variados. Aunque al refinado de Hannibal Lecter le encantaría…jajaja!!!. Bromas aparte no os perdáis este disco. Llegando al final de esta aventura musical tan exclusiva como es la música de Magma, no puedo dejar de recomendar su legado remasterizado como son las cajas “Studio Zünd” y “Köhnzert Zünd” o la impresionante serie de 5 volúmenes de DVD´s “Mythes et Legendes” en vivo, que van de 2006 a 2013, así como los posteriores lanzamientos de conciertos de todas las épocas de su propio sello Seventh que no tienen desperdicio.
Magma no es una banda más. Es música para la historia.

La próxima semana cambiaremos completamente de registro y nos meteremos en la única banda de neo-prog británica que a través de los años y a mi parecer ha conseguido un respeto y culto: IQ
Alberto Torró








Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Comentarios