Entrada destacada

VANILLA FUDGE - Renaissance (1968, ATCO Records)

Imagen
 Mark Stein And The Pigeons, o lo que es lo mismo, Mark Stein, Tim Bogert, Vince Martell y Joey Brennan, poseían un elepé psicotrópico conocido como While The Whole World Was Eating Vanilla Fudge. Cuando toman las dos últimas palabras del título para nombrar a su futuro proyecto, otro cuarteto en el que mueven ficha contratando al explosivo baterista Carmine Appice en sustitución de Brennan, el caldero de ideas se transforma en un guiso psicodélico de enjundia.  Tras revisar éxitos de aquella década sesentera en decenas de institutos, pubes y variopintos bares, estos instrumentistas con más recursos que una navaja suiza toman canciones de The Supremes, Sonny Bono o The Beatles, entre otros, para extenderlas y reinventarlas en el apabullante álbum homónimo que les haría debutar en oficialidad. Cuando abandonan 1967 y se visten de 68, el productor Shadow Morton les mete en The Beat Goes On, un vinilo tan delirante como desafortunado. Pero esto no hunde el talento ahora herido de Vanilla

BOBAK, JONS, MALONE - Mother Light (1970 / MORGAN BLUE TOWN)

Este es uno de esos discos voladores poco identificados, y que en círculos coleccionistas se sube a las ramas más altas, llegando a los 2000 pavos sin esfuerzo. Si bien ha sido reeditado en varias ocasiones, la última en 2017.


La idea se les ocurrió a tres empleados de los Morgan Studios, en plena primavera londinense del 69. Viendo que ellos podían recrear un trabajo psicodélico a considerar, tan bien o mejor que mucho cliente que por allí pasaba. Mike Bobak era ingeniero habitual para The Kinks,  Magna Carta, Lou Reed, Faces o UFO. Andy Jons  (Johns), hermano de Glyn Johns, grabó con Spooky Tooth, Free, Led Zeppelin, Mott the Hoople, Rolling Stones o Jethro Tull. Y William Malone había trabajado con Gerry Rafferty. Con semejantes cv, no cabe duda de que la cosa prometía.  Malone tocaría teclados y batería,  Bobak la guitarra y Jons haría de ingeniero.

 "Motherlight" atraía instantáneamente por su particular sonido, fuertemente psico, ácido y surrealista. Pero a la vez fresco y asequible. Como un Syd Barrett de tendencias bluesy.  El órgano se adapta al estilo Lewis Carroll y esto es, de primeras, sensacional. El piano es otro factor destacable, con sus notas disonantes totalmente a propósito,  consiguiendo ése ambiente "otherworldly" que buscaban, como en "On a Meadow - Lea". Junto a un omnipresente reino fuzz y voces perdidas donde el LSD se convierte en el oxígeno a respirar. Imagina. Aard Vark, Cirkus o los primeros Floyd rondan ésos mismos mundos. "Mona Lose" ataca con furibunda batería a un astuto órgano en línea Atomic Rooster / Bodkin, mientras la guitarra rockea como un maldito John Du Cann. 

"Wanna Make a Star Sam" toma influencia de mucho ilustre cliente para el que han trabajado : Kinks, Stones, Free, Hoople o Tooth. Y el resultado sólo puede ser rhythm'n'blues - psych magnífico. Vuelta al vinilo y "House of Many Windows" funciona con la perfección suiza de unos Moody Blues "desmellotronizados", pero con un Hammond al estilo The Nice o Czar. Otra pequeña maravilla (todas lo son), en un absurdo mundo fantasioso que profetiza la inminente llegada del prog rock con claridad. 

En "Chant" asistimos a una inicial volada vocal onda Mothers of Invention, que torna en rural psicodelismo de corte canterburyano. Como unos primeros The Wilde Flowers, Soft Machine o Caravan. Ya podemos degustar pequeñas píldoras progresivas, aunque de denso efecto, en la estrategia de Bobak, Jons, Malone. "Burning The Weed" podría ser "cosecha" de Kevin Ayers en su "Joy of a Toy" de 1969 para Harvest. Sello que hubiera sido perfecto para las ensoñaciones de éste trío. 


 Cierran el disco con el corte más extenso, "The Lens" (6'43), una auténtica maravilla stoned,  con órgano a la "Trespass", voz "to pa' allá " y sólida guitarra fuzzy - blues. Su experimentación progresiva la emparenta con Arthur Brown, Pretty Things, Gracious, July, Giles, Giles & Fripp o Spirit of John Morgan. "Mother Light" es un tremendo ejemplo de surrealismo británico psych de primer nivel. La lástima y única crítica es su corta duración  (31 mts), y que no exista más material de ellos. Lo que acrecienta su leyenda.
J.J. IGLESIAS



Temas
1. Motherlight
2. On A Meadow-Lea
3. Mona Lose
4. Wanna Make A Star, Sam
5. House Of Many Windows
6. Chant
7. Burning Weed
8. The Lens






Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      





que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Comentarios