Entrada destacada

STACK - Above All (1969/ Stack)

Imagen
 Discos como éste son la razón de ser de Rockliquias. Se trata de una auténtica reliquia rock de primer orden, recién reeditada por los expertos rescatadores de Lleida, Guerssen. Cuánto bien le están haciendo a la historia más desconocida del rock.  Stack fueron un quinteto procedente del sur de California. Cuyas raíces,  consecuentemente, estaban en combos de surf music de los 60. Allá por 1968 se reúnen para incendiar escenarios con el más abrasivo hard rock del momento. Parecen más bien de Detroit. Rick Gould (guitarra solista, voz),  Kurt Feierabend (guitarra rítmica,  voz), Bill Sheppard (voz solista), Bob Ellis  (batería) y Buddy Clark (bajo). No se puede decir que no se codearan con los grandes : Buffalo Springfield, Three Dog Night, Iron Butterfly, Alice Cooper (asiduos compartiendo escenario), Flying Burrito Brothers,  New Yardibirds (Led Zeppelin, de hecho) o su primer concierto grande, que fue junto a Spirit. El mismo Jimi Hendrix utilizó su equipo para una improvisada jam j

THE TANGENT LIVES - Pyramids And Stars (2005)

Tangent son una de esas raras excepciones de bandas prog con contadísimas y escasas grabaciones live. En 15 años ya de existencia se reducen a un par de CD´s y dos DVD´s . Podemos añadir un live pirata oficial como “London or Paris, Berlin, or Southend On Sea” y un par de ediciones complementarias de material extra que son compañeros afines de los discos de estudio como “A Place On The Shelf” de 2009 o “L´ètagère du Travail” de 2013. Tangent no se prodigan  en editar material en vivo y quizás eso se deba por propia voluntad de Tillison, los cambios constantes de personal o sencillamente que no van “sobraos” de bolos. Suelen tocar para pequeñas audiencias y en garitos no muy grandes. Lo exclusivo en música es hoy minoritario.                                                  
                                                                                         
  “Pyramids And Stars” fue grabado en Alemania en marzo de 2004 y editado al año siguiente cuando la banda todavía contaba con Roine Stolt y demás Flowers  y con sus dos primeros discos editados. El programa es pues muy Flower Kings “style” y podría haber sido un buen LP doble, pero la nueva e ilusionante para muchos de nosotros “revival vinílica actual” estaba casi por llegar. Siete cortes muy representativos de los primeros Tangent y tocados a la perfección. Y como suelen hacer estas bandas representativas del mejor prog 70´s, y para terminar el disco, dan cabida a algún tema de los grandes del género y hacen lo propio con una discreta versión algo aburrida del “Lucky Man” de Greg Lake que en paz descanse.


La grabación no obstante, es magnífica y se nota que había una buena compenetración. Roine suena fresco y natural como suele ocurrir en los discos live de los Flowers y la doble intervención teclística de Tillison- Baine suena clarita y excitante. La primera adaptación en vivo de “The World That We Drive Throught” con sus 14 mtos es un buen ejemplo de cómo sonaban estos tíos en directo. Yo vi a los Flower Kings en 1997 en la gira del “Stardust  We Are”  en Barcelona y,  estaríamos poco más de 200 personas,  y en parte la redacción de mi fanzine Lunar Suite con Pan y Música, favoreció que este grupo sueco tocase por vez primera en España. No lo digo por presumir, me la suda francamente pero fueron tiempos de casualidades de los que a contracorriente sacábamos fanzines cutres escritos a máquina y corta y pega, montaje casero y fotocopias. Pero ya vi desde hace 20 años a esta parte, que si este movimiento iba a continuar, sería mientras cuatro locos como los que estamos en Rockliquias, o antiguamente  en el Lunar Suite o en el Atropos,  siguiesen diciéndole a la gente que hay una música que merece la pena ser escuchada y no es fácil que la gente escuche “música”.


El caso es que la “Canterbury Sequence” de su primer álbum gana enteros con respecto al estudio. El swing canterburiano es menos forzado en su versión live. Los lucimientos personales pueden explayarse con más comodidad. Bajo, flauta, sinte se sienten cómodos emulando a los Hatfield & The north y como no,  Roine pone el broche a la guitarra. “The Winning Game” es otra flower-composition y Roine vuelve a quitar protagonismo a Andy Tillison, que supongo está encantado del resultado. Sin embargo la pieza estrella de esta actuación es la soberbia versión que hacen de “In Darkest Dreams” y nuevamente el sueco guitarrista vuelve a liderar en 20 mtos de prog activo intercambiando diálogos constantes con los otros instrumentos. Hay guiños al “Tales” de Yes y en general a los grandes del género. Personalmente echo en falta en este trabajo la fantástica “A Gap In The Night” y es una pena. Con la versión del Lucky man los presentes cantan a coro. Quizás no hacía falta. Voces , gritos, aplausos y fin de programa..
Alberto Torró




Nota: Lamentamos ofrecer escaso material sonoro debido a problemas con el copyright





Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                 
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Comentarios