Entrada destacada

SATEN - La Fuerza del Rock and Roll (1982/ Columbia)

Imagen
 A mitad de los 70 y por regla general, aquí pegaba lo prog, en cualesquiera de sus ramificaciones. Pero en Madrid era el llamado "Rock Bronca". Rock duro callejero y salido directamente de las catacumbas proletarias de los barrios. De Usera eran Moon, un trío (a veces cuarteto), que se curraron todas las "discotheques" de la periferia bien solos, bien acompañando al "Mariscal Romero Show". Gracias a ésta conexión meten cabeza en el primer "Viva el Rollo!" (1975/Movieplay). Con un tema propio, "What a Child" y el "Paperback Writer" de los Beatles. Además de acompañar sendas versiones stonianas de rigor del Mariscal Romero. Moon eran Alberto Martín (guitarra, voz), Pedro Martín (batería) y Carlos Navascues (bajo). Siendo sustituido éste último por el futuro Tequila, Felipe Lipe, por causas de obligada mili.  En 1978 consiguen editar en Chapa su único single "Porqué os portáis así?"/"Huyendo". Hard rock vitam

Drifting Dots – Duskveiled (2023/ DD)

 Con ése habitual halo de oscurantismo y anonimato que siempre acompañan a las llamadas producciones "dungeon synth", (o el mismo perro con distinto collar), nos llegan Drifting Dots. Y lo hacen desde Kyiv, Ucrania. Todo muy siniestro, sí. No he albergado negras dudas IA al respecto porque el tipo que anda detrás de ése alias se presta a comunicación vía YouTube muy amablemente. Ya sé que no es garantía suficiente, pero aquí ya ha entrado en juego mi propia intuición.  Porque lo que escucho tiene alma. Sin duda.



Y un título inicial como "Atropos" (5'17) ya me ha ganado. Me trae recuerdos felices de otro tiempo en que lo editorial era impreso en papel y tendía a tener más importancia. Podría situarse su tonada entre "Force Majeure", "Logos" o "Pergamon". Tangerine Dream, claro. Cómo no. Cuida mucho la sensación,  el sentimiento romántico.  Y eso lo convierte en muy froesiano.

Continúa en ésa bella textura en "Acedia" (10'56), casi invocando al mejor Klaus Schulze 70s en su trascendencia espiritual metafísica. Quizá con un punto de melodía naive que le confiere tintes sinceros y humanos. Secuenciación berlinesa de pura cepa sobre fondo de ARPs celestiales. Con deuda a "Timewind" pero....acaso importa? Es un pedazo de pieza old school. 

La intro de "Gabes" (5'54) podría reflejar la plástica portada que adorna el álbum. Tiene un algo, ésa pintura. Su desarrollo secuencial se diría obra del propio Peter Baumann, en una jam de ensayo de la Mandarina Somnolienta, allá por 1977. De nuevo hace gala de una solemnidad melódica que atrapa la atención del oyente. Toda una virtud destacable en Drifting Dots. Sin apenas silencio, encadena con "Chiaroscuro" (5'11), en otro dedicado homenaje a Schulze. Su entorno kosmische es de convicción absoluta. Y eso es porque no usa demasiadas pistas. Dando ésa sensación parca 70s que tanta falta hace en éste tipo de producciones. Se diría que casi hecho en directo, o de posible ejecución real. Otro bello ejemplo de modestia y genialidad.

"Le Palais de Cristal" (5'13) suena a los Heldon más planantes. Descriptiva y fascinante, de cierto sinfonismo romántico inherente al estilo.

"A Well for the Thirsty" (5'49) es una oda a la desolación interior. Sin embargo, acompañada de un cierto tono de esperanza que equilibra la exposición electrónica. Nunca histriónico ni excesivamente nublado.




"Duskveiled" me ha supuesto una refinada y pequeña gran sorpresa.

Realmente, un exquisito ejercicio de estilo.

J.J. IGLESIAS



Temas
0:00 1. Atropos
5:17 2. Acedia
16:14 3. Gabes
22:09 4. Chiaroscuro
27:20 5. Le Palais de Cristal
32:33 6. A Well for the Thirsty


¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 



Vuestros comentarios son nuestra energía











Comentarios