Entrada destacada

Chris Neal – Winds Of Isis (1974 / M7)

Imagen
 Para 1974, la fiebre mooger y el síndrome del teclista alquímico, del multiinstrumentista druida, se había extendido por todo el mundo. El año anterior Rick Wakeman había editado "The Six Wives of Henry VIII", álbum para mí nunca superado. Y Mike Oldfield su "Tubular Bells", al que le pasa lo mismo. Demasiado todo de golpe. Eso creó afición,  lo que es siempre positivo. En Australia, Chris Neal editó su "Winds of Isis". Tan desconocido por éstas latitudes como magnífico trabajo. No todo fueron borrachuzos rockers pendencieros  por aquellas áridas tierras. Neal creaba una mezcla apropiada de los dos "vacos sagrados" referidos. Con omnipotente tecladina a base de sintes, Mellotron generoso ,  Hammond B3 persistente, Celeste, Clavinet, Leslie Wah pedal y demás parafernalia. También le daba muy bien a las guitarras con y sin enchufe, percusiones, batería,  bajo, glockenspiel, bells  (cómo no!), mandolina, bottleneck o armónica. Invitados había en do

Ensayos sobre un sonido (EM):NEURONIUM - Vuelo Químico (1978) (colaboración J.J. Iglesias)

Permítanme invadir por un momento la parcela de esa magnífica sección  de mi colega y amigo Félix Jota, que con su "Rompiendo la Oscuridad" tanto de bueno ha traído  a nuestro querido "Rockliquias". Pero no me queda más  remedio, si quiero reseñar algo de lo que en este país  se vio reflejado como Cosmic Rock. Si bien otros grupos ya contaron con esa etiqueta, entre otros Araxes II o Suck Electronic Encyclopedic. Ambos los disfrutamos en vivo Juan Carlos Miñana y yo en nuestras escapadas adolescentes. A los Suck dos veces, una como teloneros de los legendarios de Canterbury, Henry Cow. 


Pero el grupo spanish kosmische por antonomasia fue Neuronium. Formados por el belga Michel Huygen y que, tras varias formaciones, quedó  formalizado como trío. Con él  mismo y Carlos Guirao a  los sintetizadores, y Albert Giménez en las guitarras, pedales y efectos. Personalmente es éste  el Neuronium que me interesa. El grupo. Tras cinco álbumes  más  que sabrosos, Huygen se quedó  con el nombre como seudónimo. E inició  una carrera en la que no alcanzó a diferenciar los de él  a su nombre o los editados como "Neuronium". Simplemente, es "otra cosa".

En el 77 editan el considerado primer álbum español de música  electrónica  cósmica,  "Quasar 2c361". Nada menos que en el sello progresivo por antonomasia, EMI-Harvest, casa de Pink Floyd. Excelente rodaja de vibraciones alemanas manufacturado con mínimos medios electrónicos.  Pero imaginación  ilimitada.

 La racha sigue en mi disco favorito del grupo, "Vuelo Químico " (1978), también  para Harvest. Es éste  un álbum con una primera cara extraordinaria: "Abismos de Terciopelo" (19'55), compuesto de tres partes, te transportaba al universo de Klaus Schulze sin esfuerzo. Los polifónicos Korg, Roland y el Mini Moog (el mismo que pude trastear en la trastienda de Wah Wah Discos de Barcelona), se entrecruzaban con los aparatos customizados por Rafael Duyos y sus instrumentos Duy: Secuenciador, Selectron y Audiogenerador. Las capas del Elka Rhapsody y Logan String Ensemble cubrían de misterio unas líneas  melódicas  fabulosas y extraterrestres. La guitarra frippeante de Gimenez ponía  la guinda en un disco que superaba a mucho rival de renombre. Incluía  una parte acústica  preciosa cantada en cingales por Carlos Guirao. La cara B abría con "Viento Solar" (2'43), muy al estilo de Ashra y con bellas melodías  entre Mini  Moog y guitarra eléctrica. 


"Vuelo Quimico" (14'45) cerraba el álbum  con la gélida  y enigmática  voz de ( nada menos) Nico, recitando un poema de Edgar Allan Poe. Introducción a un Vórtice de ilusionismo electrónico incomparable. Os contaré  una anécdota.  En ese año, un grupo de amigos ( y creo que Miñana también estaba) nos empeñamos en hacer la ouija en una tarde ociosa de verano. Allí  no pasaba nada porque las risas y el cachondeo estaban espantando a todo "bicho muriente". Allí  estaba este disco y se me ocurrió poner éste  tema para ambientar la sesión. El efecto fue instantáneo. Pasar no pasó  nada, pero terminó  el cachondeito en un plisplas!!! Y es que éste  corte acojona. Venía  en el interior una cita: "Dedicamos este album a todas las personas que se sienten atraídas por el Mas Allá,  con deseos de explorar los misteriosos y sinuosos laberintos de la mente". Toma ya. Y para dejarlo más  claro, Michel Huygen llegó  a hacer un álbum  con el mismísimo  profesor Jimenez del Oso ('"Astralia").

 Tras "Vuelo Químico " se produjeron dos cambios importantes en la banda. Albert Giménez se va a continuar una brillante carrera en solitario. Y editan a partir de entonces en su propio sello Neuronium Récords. Lanzando los recomendables "Digital Dream" (1980), "The Visitor" (1981) y "Chromium Echoes" (1982). Todos ellos con las alucinantes-alucinadas portadas de Tomás  C. Gilsanz. A las guitarras contarían con el gran Santi Pico. En esa época  también saldrían discos en solitario (muy buenos) de Huygen, "Abscence of Reality" (1982) y "Revelation" (1984) de Guirao.

 Michel Huygen ha colaborado en grabaciones de Tangerine Dream, Klaus Schulze, Steve Roach, Vangelis, Mike  Oldfield, Jordi Sabates o Chris Franke entre otros. Y ha publicado una treintena de álbumes. Pero los cinco primeros, y éste  en particular, "permítame que insista", son especiales.


"No entiendo como se puede definir a un dj  como música  electrónica.  Es como comparar un graffiti con los frescos de la Capilla Sixtina!!!" DOM. F. SCAB




Temas
A1.-Abismos De Terciopelo (19:55)
Aa El Regreso De Ganímedes 
Ab La Llamada Del Vacío 
Ac Abismos De Terciopelo
Percussion [Oriental] – José Amado
Translated By [Traducida Al Cingalés Por] – C. Ibrahim
Words By – Michel Huygen
B1 Viento Solar 2:43
B2 Vuelo Químico
Arranged By, Chorus Master [Arreglos Y Dirección Del Coro] – A. Domenech*
Percussion [Oriental] – José Amado
Read By – Nico (3)
Words By – Edgar A. Poe*
14:45






Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en

que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Comentarios

  1. Compré este disco, Vuelo Químico, en los años 80, a principios. Hace 40 años. Es una auténtica maravilla, y, por supuesto, una Rockliquia

    ResponderEliminar

Publicar un comentario