Entrada destacada

David Prescott – The Dreamer (1988/ DP -K7)

Imagen
En la superficial década de los 80, la progtrónica se vio relegada a unas catacumbas expresadas en un formato,  el cassette. Desde leyendas kraut como Conrad Schnitzler a anónimos solistas, abrazaron ése formato por barato y práctico. Hubo incluso sellos cassetteros especializados en el género. Ahí estaba el norteamericano David Prescott, que ya se había estrenado en 1986 con la home-tape álbum,  "Electromagnetized".  Dos años después,  con tan sólo un SCI Pro-One y un Korg Poly-800, editaría de igual modo "The Dreamer". Título que con los años ha sido varias veces reeditado en cd, en especial por el sello Auricle.  Estaba compuesto de dos largos temas que homenajeaban la más genuina Berlín School 70s. "Afloat" (29'42) deja entrever que con su parca producción y escaso equipo, no hace más que contribuir a una pureza de ideales propios de la inicial kosmische alemana. Algo que a la larga, beneficia a la obra. Acaso no era ésta la filosofía inicial de lo

Jimmy Hotz – Beyond The Crystal Sea (1980/ Vision)

 Inventor de gadgets midi, ingeniero, productor, experto constructor de sonido, pionero electrónico, brillante multiinstrumentista.......Jimmy Hotz dejó éste plano el pasado Junio, sin que tan apenas se haya hecho eco la prensa "musical". Sí,  entrecomillo. Hotz ayudó al desarrollo del midi.



Trabajó para Fleetwood Mac, Dave Mason, Yes o Jon Anderson, entre muchos. Su único álbum fue una historia-concepto de temática cristiana, llamado "Beyond the Crystal Sea". Con él obtuvo varios premios. Merecidos.

Todo absolutamente tocado, compuesto y diseñado (hasta la portada) por Hotz. Los teclados dominaban toda la grabación,  aún con la falsa apariencia de grupo en su sonido.

"Observations of a Larger Reality" (8'32) poseía un comienzo entre berlinés/ Goblin, que iba dejando paso a pasajes más hard rockeros, con inclusión de furiosa eléctrica,  de asombroso pomp feel. Su voz me recuerda por momentos a Trevor Horn. Curiosamente, también 1980 fue el año en que Yes público su "Drama". El tipo, lo digo sin rodeos, es un genio. Toca bajo, batería,  guitarras y (muchos) teclados como un reconocido maestro. Y esto es sympho-pomp extraordinario, al nivel de los primeros Ambrosia.

"March of Dead Souls" (1'50) es un corto interludio que describe muy bien su título.  Mientras que "Hand of the Most High" (6'14) conserva el interés  por su alto grado de composición. Otro breve intermedio sonoro, "Night Passage" (2'11) nos lleva a "Vision Ships" (5'34). De wakemaníaca descripción y sonoridad USA estilo Alpha Centaury/ American Tears/ Angel (voz muy a la Dimino, teclas Giuffria). Maravilla.

En la segunda cara "Teton" (3'07) -no haré chiste, lo juro-, expone hard de épica guitarra Rundgren en un jolgorio de Moogs y rítmica más que efusiva. Es un instrumental digno de Kansas o BOC.



"Beyond the Blues" (4'37) se va por palo-Starcastle claramente. Pomp prog de afirmativas melodías  y analogía imperante. En "Citadel" o "Fountains of Light" entraría sin problemas. Nuevo intermedio descriptivo, "Alpine Magic" (1'38), de cristalina acústica y sinte de flauta, que desemboca en la final "From Love Life Did Begin" (6'27). Majestuosidad y elegancia de noble alcurnia pomper, sofisticación instrumental y exitosa puesta en sociedad al lado de Symphonic Slam, Zon, Rose, Steeplechase o Air Raid. Mortal.

Lo quiero.

J.J. IGLESIAS



¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 






Comentarios