Seguidores

Aviso Importante
Por problemas técnicos algunos vídeos no están operativos. Con la mayor brevedad serán repuestos. Gracias por vuestra paciencia


CRAG DWELLER - Magic Dust (2012 / Crag Dweller)

La cosa maravillosa de la explosión Stoner, y posterior asentamiento como género clásico,  es que te trae a veces obras deliciosamente atemporales. El debut de Crag Dweller (tras una demo del mismo año), podría ser de 1970 y estaríamos tan panchos.


 Encantados de saborear igualmente, su proto-hard / metal psicodélico lleno de ácida wah wah y mala leche visceral. Este power trío de Portland, Oregón,  lo componen Richard Vivarelli (guitarra, voz), Clifton Martin  (bajo, voz) y Travis Clow (batería). Podrían ser en un universo paralelo los integrantes de Blue Cheer en los finales 60. Pero no. Aunque palpitan rocanrol actual, su mente y alma está en aquellos dorados días. Cuando todavia acojonaba escuchar unas notas de bajo saturado dándote cozes en el pecho.

 Como en la intro de "Chrononaut" (5'23), titulo adecuado, pardiez! Acto seguido entran en tromba para que conozcas a éstos tres tiernos infantes que rebasan el vaso de bourbon de la actitud canallesca, auténtica y macarril. Imagina un Mick Box como guitarra de MC5. O a The Damnation of Adam Blessing en cruce con los más brutos Blue Oyster Cult del "On Your Feet or on your Knees". Por cierto, éste "Magic Dust" fue grabado en el estudio, totalmente en directo, como se hacía antes. El Buzz or Howl Studios debió de necesitar un exorcismo gordo, después de abandonar el recinto Crag Dweller.


El cargado ambiente es tangible en toda la audición,  y no me refiero al olor a tigre, que también. Comprobable al escuchar "So Far, So Good. So What" (4'50), con una descarga de adrenalina furibunda y malsana, que no hace ascos tampoco al dirty blues, wild boogie,  desert o southern rock. Para emplastecerlo con hard psych venenoso y sumamente adictivo, como la peor (o mejor) de las drogas. Foghat de speed hasta el cogote, te ofrece ésta bonita canción para amenizar un ágape mañanero de las juventudes peperas y ciudadanas, ese gran valor moral de futuro.....

"The Gate" (6'15) retoma el "negocio inacabado" de Dick Peterson, Lemmy Kilmister o Terry Brooks, con estructuras psych dentro de una riada de watios desbocados a la que ya nos tienen (mal)acostumbrados estos tres alicates. Una gozada su libre albedrío instrumental, que evoca lo más pernicioso de Manilla Road, Randy Holden, Captain Beyond o The Boyzz.

 "Gotta Have It" (3'39) entra más o menos en la escuela Hendrix, si bien nunca abandona su eterna alma a éstos angelicos. Insertan un piano sibilino que hace lo mínimo,  provocando lo máximo. 

El proto-metal de "True Believer" (4'07) es una especie de outtake del primero de Tank, porque también saben mimetizarse en NWOBHM, no sé si queriendo o sin querer, pero les queda de puta madre. A pesar de todo lo dicho, éste trío tiene la melodía como aliada, bien forjada a fuego, y saben componer canciones muy bien amuebladas, (aunque los muebles sean de segunda o tercera mano, el old school es lo que tiene). By the way,  retrocedemos en el tiempo, y la suprema guitarra de Richard Vivarelli nos trae "Madness" (5'01), como si no tuviéramos ya bastante locura. Complexión de granito hard-psych con "greetings" a Grand Funk Railroad, Point Blank, Dust, Bang o Curtis Knight Zeus. Asombrensen con la regresión,  damas y caballeros. Llegamos al final sin enterarnos, con la apocalíptica blues rocker song, puro plomo rítmico,  "Motel Burnout" (5'27). Otro bofetón en la jeta que espabila al instante si, como un servidor, te pones éste disco aplasta-cráneos recién levantado.


Si añoras la etapa Motorhead con Eddie "Fast" Clarke, "Magic Dust" es un buen consolador para esos sueños húmedos de princesa......aunque te llames Manolo y seas camionero. No administrar sin consultar a su farmacéutico. 
J.J. IGLESIAS



Temas
1. Chrononaut 00:00
2. So Far, So Good, So What... 05:24
3. The Gate 10:14
4. Gotta Have It 16:30
5. True Believer 20:10
6. Madness 24:17
7. Motel Burnout 29:18





Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Hard Meat ‎– Hard Meat 1970

El vinculo familiar en el mundo del rock ha sido desde siempre un factor importante a la hora de formar una banda. Lo normal es que el hermano mayor enseñe al pequeño a tocar la guitarra y en la mayoría de los casos resultaban ser alumnos aventajados. Desde los Kinks pasando por Van Halen, AC/DC, The Black Crowes, Creedence Clearwater Revival, Scorpions, Lynyrd Skynyrd, Toto, Beach Boys, etc. Hard Meat podrían estar perfectamente en esta lista.


Los Hermanos Dolan, Mike (guitarra) y Steve (bajo) procedían de Birmingahn y junto a Mike Carless (batería) formaron la banda en 1969. Su primer single llega ese mismo año. Editado por la Island Records y conteniendo una versión del "Rain" de The Beatles y en la cara B, "Burnin' up years".  En Mayo de 1970 lanzan su primer disco, "Hard Meat" y al año siguiente llegaría el segundo, "Through a window". Realizan algunas giras por Europa y Estados Unidos y poco más.


Hard Meat nos presentan siete temas de corte rock psicodélico. En la primera cara están los temas más tranquilos. Buenas voces, guitarras acústicas y eléctricas se combinan para obtener un resultado más que aceptable. Incluso se atreven con un tema de Bod Dylan, "Space Between". En la cara B está el tema estrella, "Run Shaker life", desarrollo guitarrero al estilo de lo que hacían grupos como Cream. Me gustaría conseguir una versión en directo de está composición.. Finalizan con  "Universal Joint" y "Mos likely you go your way I'll go mine", en la línea de la primera cara.
J.C. Miñana




Temas
A1 Through A Window 00:00
A2 Yesterday, Today, Tomorrow 03:53
A3 Space Between 08:54
A4 Time Shows No Face 13:27
B1 Run Shaker LIfe 17:23
B2 Universal Joint 27:40
B3 Most Likely You Go Your Way I'll Go Mine 31:16



Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      

que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

RYUICHI SAKAMOTO - Thousand Knives of (1978 / NIPPON COLUMBIA)

Fundador de la influyente Yellow Magic Orchestra, junto a Yukihiro Takahashi y Haruomi Hosono en 1978, dieron pie a una serie de corrientes comerciales basadas en el sintetizador. Marcarían los próximos años : Electropop, Technopop, Cyberpunk o Synthpop.


Sin menospreciar para nada a la Y.M.O. , prefiero su trabajo en solitario. Más centrado en experimentar y menos en agradar vía pop music, como un remedo de Kraftwerk. Ryuichi Sakamoto entra en la Tokyo National University of Fine Arts & Music en 1970. Combina estudios de clásica  (Debussy es su dios), étnica  (oriental y africana) y electrónica. El equipo de la Universidad  no es es nada desdeñable. Y comienza sus primeros pasos creativos a éste respecto con los modulares Buchla, Moog y ARP, que hay en la "uni". En el mismo año que forma la Y.M.O. ,consigue contrato con Nippon Columbia nada menos. Grabando en los Columbia Studios de Tokyo su primer álbum,  "Thousand Knives of Ryuichi Sakamoto". Se dice que no fue un parto agradable (de ahí quizá su título), costándole muchas noches de insomnio. El perfeccionismo del japonés,  que casi lo mata. 

La elegante intro al vocoder de "Thousand Knives" (9'34) lo identifica inevitablemente  con Kraftwerk. Aunque su melodía posterior, cálida y fluida, denota orientalismos "occidentalizados", con minimal toque e increíble buen gusto para los cambios armónicos y detalles mil. Debussy se deja notar, y nos recuerda a un Robert John Godfrey o Isao Tomita. Su equipo electrónico anda a la vanguardia tecnológica del momento :  Kong PS 3100, Oberheim Eight Voice, Polymoog, Moog III-C, Mini & Micro Moog, Korg VC-10 (vocoder), Korg SQ-10 (analog sequencer), Syn-drums, Electronic Drum Kit y microprocesador Roland MC-8. No está mal para 1978!!!! En éste tema ayuda su colega de la Y.M. O. Haruomi Hosono. Además de la jazz rocker guitar de Kazumi  Watanabe, que nos lo acerca entre nuestros Iceberg, y Stomu Yamashta en sus proyectos "Go". Deliciosa prog electrónica con exhuberante jazz flavour.

El tropical electronic ambient de "Island of Woods" (9'50), perfecto para un episodio de "Perdidos", recuerda aquí a Patrick Moraz en solitario.  La cosa toma un aspecto kosmische formal a la Edgar Froese / Michael Hoenig de lo más atractivo, (si lo tuyo es la vanguardia sería sintetizada). Cierra la cara "Grasshoppers" (5'16), con el piano de Yuji Takahashi intercalando excelentes fraseos en el reinado sintetizado de Sakamoto. Éste último queda en un segundo plano, ofreciéndole un más destacable, efusivo y optimista puesto a las acústicas teclas de Takahashi. Un precioso tema.


Segunda cara y "Das Neue Japanische Elektronische Volkslied" (8'05) (al referirse en alemán,  ya deja claras sus pretensiones), es como crear un nuevo jap-kraut de personal sello, en un cóctel de sonidos que agita a Godfrey / Jobson / Blake / Baumann y el licor resultante le queda de lo más embriagador. "Plastic Bamboo" (6'31) es otro pícaro ensayo de mezclas. Junta los devaneos debussynos de Isao Tomita, el animado cachondeo sin reglas de Cluster y algo del también recién llegado, Jean-Michel Jarre. La estrategia percusiva combina con los flotantes colchones a la perfección. Justo lo que busca Sakamoto, perfección. 

Por último "The End of Asia" (6'21) es un ejercicio cuasi-funk no muy alejado de los AshRa  de "Blackouts", "Correlations" o "Belle Alliance. Era la época, y a casi todo el mundo le dio por llevar lo electrónico por la puerta del funk, para agradar a las compañías con algo un poco más,  ejem, "digerible". No es un mal corte, ni mucho menos. Además con la intervención de nuevo del guitarrista Kazumi Watanabe. Un muy meritorio debut  que seguiría en el 79 con "Summer Nerves" y en el 80 con "B-2 Unit".

Luego, ya sabes, bandas sonoras de renombre, colaboraciones con lo más cool del momento, eventos internacionales (como Barcelona '92) o sesudos proyectos minimalistas. Cualquier cosa de éste hombre lleva su grado de interés. "Thousand Knives of" es una perfecta entrada para nuestra sección. Y un disco a recomendar.
J.J. IGLESIAS



Temas
A1 Thousand Knives 0:00
A2 Island of Woods 9:36 
A3 Grasshoppers 19:24
B1 Das neue Japanische elektronische Volkslied 24:46
B2 Plastic Bamboo 32:54
B3 The End of Asia 39:15




Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en






que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

The Gil Evans Orchestra Featuring John McLaughlin ‎– We Remember Jimi... 1986

Gil Evans fue un pianista, arreglista, compositor y director de orquesta nacido en Canada en 1912.  Durante su carrera fue un factor importante en el desarrollo de géneros como el free jazz, cool jazz o el jazz fusión.  Sus colaboraciones junto a Miles Davis representaron verdaderos hitos dentro de la historia del jazz. Cuenta la leyenda que Jimi Hendrix y Gil Evans habían concertado realizar unas sesiones junto a una gran orquesta. Lamentablemente el genial guitarrista murió tres días antes. Posteriormente Evans editó un disco con temas de Hendrix, "The Gil Evans Orchestra Plays the Music of Jimi Hendrix" (1974).

En 1986 John McLaughlin estaba girando con una reformada "Mahavishnu" integrada por  Bill Evans  (saxo), Jonas Hellborg (bajo), Mitchel (teclados),  Danny Gottlieb (batería) y el propio McLaughlin a la guitarra que por aquel tiempo estaba entusiasmado con el Synclavier. No fue el único.  Bajo está denominación grabaron dos discos: "Mahavishnu" (1984) con Billy Cobham a la batería y "Adventures in Radioland" (1987).


La grabación pertenece a una de las últimas de Gil Evans por Europa, murió a causa de una peritonitis en 1988. El concierto se realizó el 3 de Julio de 1986 en la Rocca Brancaleone dentro del Festival de jazz de Ravenna. En ese mismo evento participaron Jon Hendricks & Co. Michel Petrucciani/Jim Hall Duo, Pat Metheny Trio w. Charlie Haden, Billy Higgins, Astor Piazzolla & His Quintet of Modern Tango, feat. Gary Burton, John Scofield Quartet, The Milt Jackson/Ray Brown Quartet, Stanley Turrentine, Enrico Rava Quartet con John Taylor  y la Mahavishnu de John McLaughlin. 

Evans se presentó con una  banda de trece músicos: John Surman (saxo baritono y soprano), George Adams (saxo tenor), Chris Hunter (saxo alto, flauta), Joseph Payne (bajo), Kenwood Dennard (batería), Delmar Brown y Peter Levin (teclados), Miles Evans, Shunzo Ono y  Lew Soloff (trompetas), Dave Taylor y  Dave Bargeron  (trombones) y John Clark ( trompa), con la participación especial de John McLaughlin a la guitarra.

En el "setlist", tres temas de Hendrix: "Up From The Skies", "Little Wing" y "Stone Free". Uno de Tony Williams, "There Comes A Time" y otro de Charles Mingus, "Goodbye Pork-Pie Hat". También podemos escuchar dos composiciones de Evans, "Bud & Bird" y "Eleven". En cuanto a la música nos movemos por los terrenos del jazz rozando el free jazz con temas que en algún caso superan los veinte minutos.
J.C. Miñana 




Temas
1-1 Up From The Skies 9:17
1-2 Little Wing 17:05
1-3 There Comes A Time 21:13
1-4 Stone Free 12:50
2-1 Bud & Bird 17:50
2-2 Goodbye Pork-Pie Hat 10:00
2-3 Eleven 19:20


Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

JARDIN DE LA CROIX - Circadia (2016 / ALOUD) (Rockliquias Bandas)

Math rock, alt rock, post rock........no sé. Creo que todo esto no son más que excusas bienintencionadas para animarse a coger un instrumento e intentar crear algo.Antes se llamó,  simplemente,  punk. Ya sabes, hágalo usted mismo y no se preocupe si está bien o mal. Es suyo. Suficiente. Mucha gente joven que entra en esas (no tan) nuevas tendencias, acaba desapareciendo por aburrimiento, falta de ideas o porque el peso de la pretenciosidad los hunde como un saco de plomo en el mar. Post rock : definición  (según la Classic Rock Magazine), de música no-rock, hecha con instrumentos rock. Que me aspen si eso no es pretencioso y pedante hasta el infinito y más allá. A ver, ricuras,  si en la cazuela echo  arroz, langostinos, gambas y almejas (no me llega para el bogavante), tengo una paella. No un cocido madrileño. Y me seguirá sabiendo a paella, por mucho que me digan que es cocido. Y de eso saben bastante Jardín de la Croix, de paellas, cocidos y rock progresivo. Que es lo que ésta banda ha reivindicado siempre. Que eso es lo suyo, al margen de novedosos epítetos que no sirven más que para despistar. En mi particular teoría,  cualquier músico que desarrolle su instrumento a lo largo de los años en eso del post rock, evoluciona inevitablemente en prog rock. Y en éste caso, del bueno.


Israel Arias (batería), Ander Carballo (guitarra, sintetizador), Pablo Rodríguez (guitarra) y Nacho Hernández (bajo) así lo han entendido desde aquel lejano "Pomeroy" que se autoeditaron en 2008. Hacía un año que se habían formado en Madrid. El 2011 trajo "Ocean Cosmonauts" ya en el sello Norma. Por esas fechas deciden re-grabar el primero y vuelven a autoeditarse "Remix on Pomeroy" (2012). Norma lanza en 2013  "187 Steps to Cross the Universe". Las buenas críticas,  bolos incesantes y participación en festivales, (el Be Prog, My Friend entre ellos), los han hecho crecer de manera ostensible. 

En 2016 sale el que hasta ahora es su último trabajo, "Circadia". Un manifiesto de rock instrumental churrigueresco y extraordinario. Su mejor obra hasta ahora. Como su portada,  una invasión origami (otra igual, no se llamaba "papiroflexia"?!!!), que puede dar la sensación de poder y fuerza, a la vez que fragilidad. Como la música contenida. "Seventeen Years to Hatch An Invasion" (7'16) tiene la fluidez de unos Bruford Levin Upper Extremities, y la caña de la escudería Magna Carta en los 90 (Bozzio / Levin  / Stevens). El jazz rock avant no es ignorado en "Reversión" (7'45), que me recuerda a trabajos de McGill / Manring / Stevens (o de esos mismos fieras en solitario). "Intermareals" (7'45) utiliza la reiteración evolutiva de Terry Riley , - que luego harían famosa en los 70 visionarios como Mike Oldfield -, y la fusionan con lo más acorazado del metal prog.

Los teclados le hacen mucho bien a "Green Architect"(8'34), pues reblandecen la granitica rítmica con melodías balsamicas, en un tratamiento sinfónico que, en su rol pianistico, recuerdan al mismísimo Rick Wakeman!!!!


"Trail from Alaska" (4'50) posee una buena organización estratégica de cortes, cambios y sonidos. Sin duda Jardín de la Croix me parecen los herederos del siglo XXI de aquel Neo Classic Metal instrumental que fascinaba en los 80 desde el sello Shrapnel Records : ( Vinnie Moore, Tony Macalpine, Joey Tafolla, Greg Howe, Marty Friedman, Richie Kotzen, Paul Gilbert, tantos y tantos.......).

"Flowers and Carrion" (6'17) puede que sea el tema más claramente progresivo (todos lo son), con ese sonido directamente heredado del "Discipline" de King Crimson,  que tan bien han sabido moldear y hacerlo suyo los madrileños. Es otra maravilla instrumental desmesurada.


Jardin de la Croix son el experimento genético de juntar la esquizofrenia de Don Caballero, Talk Talk a más revoluciones y Dream Theater instrumentales y algo jazzificados. Con una fuerte dosis de su propia cosecha y la habilidad para hacer que todo en conjunto, suene a personal música propia. Que saben hacerse oír por sus propios méritos,  vaya. Al margen de etiquetas engorrosas, son un grupo cojonudo.
J.J. IGLESIAS



Temas
1. Seventeen years to hatch an invasion 00:00
2. Reversion 07:15
3. Intermareals 15:01
4. Green architect 22:46
5. Trail from Alaska 31:18
6. Flowers and carrion 36:10





P.D. III: Cualquier banda que esté interesada en aparecer en  esta sección puede ponerse en contacto con nosotros  : rockliquias@hotmail.com

Imprescindible realizar una música con referencias al rock de los 70


Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                    


que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

LE ORME - La Via Della Seta (2011) (final 1ª temporada de RPI)

El último esfuerzo compositivo de Le Orme, con Michi Dei Rossi como único componente original, sería este álbum inspirado en los viajes y estancia del veneciano Marco Polo por Asia oriental.


 Realmente este disco podría firmarlo cualquier otro grupo italiano sinfónico de la época. La nueva voz del veterano cantante Jimmy Spitaleri (Metamorfosi) cambia por completo la forma y el estilo. Nos habíamos acostumbrado a la voz inconfundible de Tagliapietra es cierto, pero Spitaleri también es un buen cantante y hace un excelente trabajo en este nuevo CD, tan sinfónico o más que las últimas entregas. Como siempre 12 cortes y canciones cortitas pero muy bien ensambladas a modo concepto. El trío Dei Rossi, Bon y Trentini, se ve ampliado ahora por el nuevo cantante, un guitarrista llamado William Dotto y otro teclista de apoyo: Federico Gava. No han perdido en absoluto su sentido melódico y las canciones agradables, incluso diría que el nivel instrumental es superior que el de antaño. Músicos muy experimentados con un preciso nivel de ejecución lo que se pone de relieve por una perfecta grabación y producción impecable. 

Los dos primeros cortes son breves instrumentales hasta que en la tercera aparece la elegante y potente voz de Jimmy en plena balada de corte muy sinfónico. La guitarra real solista se expresa con precisión y clase. La línea continuará durante todo el disco con momentos realmente agradables de prog rock clásico de siempre. “Serinde” es una delicada pieza instrumental que nos sumerge en vientos orientales y “ sinfonizantes” con bellos pasajes de sintetizador. No suenan para nada aquí a Le Orme, tan solo a una excelente banda de rock sinfónico italiano, lo cual no es poco. Como es habitual todo es demasiado breve, corto para mi gusto. Esta fantástica pieza habría dado para muchos minutos más. En “Incontro dei Popoli” volvemos a los hermosos cánticos italianos, con un refinamiento en la composición y en la voz solista realmente emotiva. Una canción preciosa que también podrían haber alargado un poco más. Que le vamos a hacer. “La Prima Melodía” es otra joya para tatarear a gusto. Al menos aquí se van a los 5 mtos que son sumamente placenteros y la voz es espectacular. Hay alegría y euforia y yo lo agradezco infinitamente. “Xi´an Venezia” no baja el listón instrumental emprendido en el disco y a aquellos que nos privan los bonitos dibujos de sinte y órgano estamos de enhorabuena. Las composiciones son de alta calidad y riqueza pero siempre queda el regusto de querer más. Una pena. 

“La Via Della Seta” termina como un hermoso himno de marcha en un sentimiento de épica total, sonido de cornamusas incluidos, que nos deja eufóricos y contentos de haber escuchado un disco sensacional que pasa excesivamente pronto. Una pena que esta formación solo grabase este bonito disco. En 2016 y para celebrar el 50 aniversario del grupo, el trio que cito al principio, grabó una nueva revisitación de “Felona e Sorona” nuevamente en ambas versiones italiana e inglesa pero naturalmente con la tecnología actual. Para gustos los colores.


La próxima semana iniciaremos la segunda temporada del RPI (rock progresivo italiano) sobre otros grupos de la época, qué si bien no tuvieron la fama e influencia de la PFM, Banco o Le Orme, grabaron verdaderas piezas de gran valor. Muchos de ellos piezas únicas o incunables si usamos una terminología literaria.
Alberto Torró








Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      

que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

IQ - The Road Of Bones (2014)

Como es costumbre en ellos ya han pasado cuatro años desde el “Frequency” y con la esperada edición de su flamante “Camino de los Huesos” los fans pueden saciarse de nuevo. Es cierto que acaba de aparecer en el pasado 2017 una especie de grabación para su club de fans llamada “Tales from a dark christmas” en realidad un álbum en toda regla, pero al parecer ellos mismos lo consideran “un añadido” como un trabajo alternativo mientras preparan su futura magna obra. En este sentido de “magno” podríamos considerar su último gran trabajo hasta la fecha. Las ediciones del prog actual como suele ser habitual, empiezan con un CD, luego se amplía a un doble deluxe edition y como en este caso hasta un triple con bonus tracks añadidos. Es decir el resultado de muchas horas de estudio y un box cd atractivo,  con un nada escondido marqueting de ventas. Pero seamos sinceros: a que fan acérrimo no le gustan las cajitas de bombones musicales o a cualquier extra que sus bandas favoritas le ofrezcan…?.


Nos encontramos al final (por el momento) de la discografía de esta fantástica agrupación británica que supieron recoger el relevo cuando la Inglaterra de música genesiana dijo adiós a la música amable, hermosa, innovadora (por supuesto) y tremendamente lírica. Que le pasó al “lirismo”…que fue arrasado por hooligans, clases sociales bajas y puteadas por el sistema. Jóvenes cabreados por fracaso escolar y sin trabajo. Que ya no estaban por lindezas musicales de ningún tipo. No justifico al Punk en términos de arte o culturales, porque no la tiene. Pero sí comprendo el cabreo social y la desesperación de una generación sin futuro, engañada y completamente perdida. La ira y la pérdida de idealismos o un mínimo confort material lleva a reventarlo todo y es comprensible. No hay honor en la esclavitud impuesta por los neoliberales o el actual Ibex 35 y eso pasa factura. La mala hostia que supone el ser honesto y convertirte en un “outsider” u optar por la zombificación del sistema y convertirte en una estúpida marioneta, supera cualquier tipo de argumentación. A mi edad, o eres un imbécil o te conviertes en anarquista solitario que debe aprender un cínico teatro. Según tu “IQ” o coeficiente de inteligencia tendrás la respuesta.


La carretera de los huesos, según he leído por ahí era un lugar de muerte y terror para disidentes y condenados durante el horror del régimen criminal stalinista. Otra fuente apunta a que en realidad IQ ha desarrollado una historia en torno a un asesino en serie de lo más brutal e inhumano. Para un grupo de rock sinfónico esto es “tela marinera”. No es lo habitual francamente, pero al menos rompe la fama que llevamos los sinfónicos de vivir en disneylandia. Claro que es broma lo que digo, pero algo de eso hay. Un escritor amigo mío llamado Antón Castro, me dijo en cierta ocasión, que todo amante de la “gran música” teníamos en realidad un escondido espíritu aristocrático. Aquello me hizo reír a carcajadas pero reconozco que en el fondo tenía toda la razón. Hay parte de verdad en ello y requiere de un buen sentido del humor y madurez para admitirlo. Pero aunque os parezca extraño a ningún pijo de mierda le gusta la música clásica o el rock progresivo. Son tópicos falsos. Los pijos son igual de incultos que los demás y yo diría que incluso más. Son gañanes con pasta. 


“The Road Of Bones” es música de gran calibre, de producción impecable. Ellos han llegado a dominar el control absoluto de su estilo y es cierto. El primer CD o lanzamiento oficial consta de 5 piezas: “From The Outside”…una densidad oscura arrastrada por una polvareda de viento fuerte que no deja ver la luz. Fuerza desatada en un IQ en estado puro y descarnado. El riff de guitarra y un musculoso chorus de teclado. Neil Durant es el nuevo teclista de IQ. Un tipo impresionante de una calidad desbordante que estructura las composiciones como una catedral sonora. “The Road Of Bones” parece música sin esperanza donde han ganado “los malos”. La escucha es dolorosa y anhela algo de misericordia. Los teclados de cello en masa agregan drama al asunto. Bajo y batería son una máquina implacable, hasta que acordes melancólicos imploran piedad en algún momento. Esta pieza acojona literalmente salida del reino de hades o el infierno de dante. Una épica tristeza sería su definición. “Whitout Walls” nos lleva de nuevo al mundo de las suites de coeficientes altos en inteligencia. La melodía ya empieza de nuevo a ablandar el corazón herido. IQ en estado puro y esa música de nostalgia que siempre los define. Génesis jamás llegaron tan lejos. Poderosos acordes, guitarra sin piedad, órgano abrasando lentamente. Nicholls en su papel eterno. Las procesiones por las catacumbas romanas camino del martirio parecen imponerse. El teclado se erige como belzebú. El mundo de las sombras parece encogerse en un extraño ritual de fascinante suplicio y horror, aunque la mano benefactora se abre sincera en todo momento, pero no llegas a asirte a ella, casi, pero no llegas. De repente un “agujero de gusano” nos arrebata en un ritmo que se acelera. Está buscando la luz. La implora. La música es prog puro del bueno. Que cerca estamos de aquellas puertas del delirio de Yes hacia el final. Que bien lo hacen los cabronazos de ellos, estamos esperando la redención del alma…pero va a llegar…?. Si claro por fin. El sinte ya ha abierto una brecha en el cielo y ahora todo es hermoso. La melodía vuelve a doler como en Ever y las lágrimas retenidas se sueltan de una puñetera vez. Los ángeles se despiertan y te llevan en volandas al bar de la risa y de los besos. Precioso. Cabronazos músicos que me emocionan. Estoy sin recuperar y me dan la puntilla con “Oceans”. Un abrazo casi tierno, como si nunca hubiésemos salido del mundo de la infancia. Qué maravilla de melodía!...joder que aún no me he recuperado. Esta canción es la prueba absoluta para medir tu sensibilidad en música. Tan simple como perfecta. Porque es perfecta, hermosa, delicada y la hostia en verso. Cabritos…cabronazos, os quiero capullos!!!. Qué envidia sana. Los 12 mtos etno-clasicistas y misteriosos de “Until The End” dan cierre al primer CD en un tono oriental-arabesco en lo percusivo y en el tratamiento de acordes y tonalidades. Una sensación dramática se apodera ahora de ti que contrasta con ciertas bondades anteriores. Va dirigiéndose hacia el final la composición hacia la melodía épica y ya están IQ abriendo nuevamente la sonrisa de lo excelso, de lo sinfónico, de lo que no pueden prescindir porque es su ser y su vida. Son un grupo agradecido. Son buenos tíos y su música lo refleja.


En la edición de luxe aparece un CD que parece la continuación del anterior, solo que se han permitido ciertos “caprichos” en formas algo más abiertas musicalmente hablando, aunque puedo asegurados que es tan bueno en términos musicales como el programa madre. Me está saliendo la crítica algo larga y si empiezo a comentar cada pieza se nos va a alargar el asunto así que mi recomendación es que se trata de un disco esencial y complejo, como casi todos los iniciados desde el fabuloso “Ever” y que no debéis dejar pasar. Siempre y cuando os guste esta banda naturalmente. Jamás os diría que compréis una mierda y los que me leéis desde que empecé en Rockliquias, sabéis de mis gustos y preferencias perfectamente.

Termino aquí con IQ. La semana próxima cambiamos completamente de registro porque no solo vive de sinfonismos el que aquí escribe. Necesito un revulsivo. Un contraste. Por eso la próxima semana os hablaré de una de las bandas krautrock más anticonvencionales que han existido nunca. Los alemanes CAN.
Alberto Torró


Temas
Tracklist CD1:

01. From the Outside In 00:00
02. The Road of Bones 07:25
03. Without Walls 15:57
04. Ocean 35:12
05. Until the End 41:07 

Tracklist Bonus disc on Box Set & Limited edition: 

01. Knucklehead 53:09
02. 1312 Overture 1:01:19
03. Constellations 1:05:37
04. Fall and Rise 1:18:03
05. Ten Million Demons 1:25:12
06. Hardcore 1:31:22






Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...