Seguidores

Aviso Importante
Por problemas técnicos algunos vídeos no están operativos. Con la mayor brevedad serán repuestos. Gracias por vuestra paciencia


Los teclistas del rock: RICK WAKEMAN

Hoy abrimos una nueva sección entro de "Rockliquias", la hemos llamado "Los teclistas del rock". Esta sección está abierta a todo el mundo, simplemente tenéis que enviar vuestro artículo sobre vuestro teclista favorito a rockliquias@hotmail.com ( del material gráfico y sonoro me ocupo yo). Para romper el hielo vamos a comenzar con una serie de artículos que escribí para un blog amigo. Hoy es el turno de RICK WAKEMAN.

RICK WAKEMAN
No pretendo contar exhaustivamente la obra y milagros de este genio, eso sería muy largo y tedioso, simplemente daré unas pinceladas sobre su trayectoria basándome en mi experiencia.



Rick Wakeman nació en 1,949 en Perivale, Londres, y como era de esperar estudio diversos instrumentos entre ellos el piano, pero el bueno de Rick era un inconformista y no se regía por los cánones clásicos por lo cual fue expulsado del  Royal College Music. Durante algunos años trabajó como músico de sesión colaborando con gente como David Bowie, Cat Stevens o Al Stewart hasta que entró a formar parte de  “Strawbs”. Con ellos permaneció dos años ( del 70 al 71) y grabó dos discos, “Just a colletion of antiques and curios” y “From the whitchwood”. La gran oportunidad llegó cuando Tony Kaye abandonó  “Yes” en 1.971 y fue llamado para sustituirlo. Este hecho le abrió las puestas al estrellato.




 En esta primera fase en el grupo realizó cuatro grabaciones, “Fragile” (1.971), “Closet o the Edge” (1.972), “Tales  from Topographic Ocean” (1.973) y “Yesssongs”  (1.973). 

Paralelamente a su estancia en Yes en  1.973 comenzó su carrera en solitario con la publicación de “Las seis esposas de Enrique VIII”  y ese mismo año abandonaría a los “Yes”.  En el 74 editaría su mayor éxito, “Journey to the Centre of the Earth” y en el 75 “The Myths and Legends of the King Arthur and the Knights of the Round Table” donde la calidad de su música empezaba a flaquear  y su grandilocuencia se estrellaba con ruinosas giras. 



 Ese mismo año compuso la banda sonora de “Lisztomania” una película esperpéntica realizada por Ken Russel sobre la vida de Franz Liszt. Como he dicho al principio quería contar la historia de Rick bajo mi experiencia, pues bien, para mí la calidad de los trabajos de Rick decayó mucho a partir de ese momento, el disco del 76 “No Earthly Connection” era infumable y a pesar de la calidad de “White Rock”, Rick ya no estaba tan inspirado.





A partir de ese momento la historia de Rick se desvaneció en mi memoria, es cierto que ha grabado numerosísimos discos de todo tipo y con diferente suerte, desde New Age, pasando por rock cristiano y hasta querer rememorar viejas glorias grabando una segunda versión del  “Journey to the Centre of the Earht” con ilustres invitados (Trevor Rabin, Bonnie Tyler, Ozzy  Osbourne, etc) e incluso se ha vuelto a reunir en varias ocasiones con sus amigos de Yes, en una de las cuales tuve la oportunidad de verlo actuar en Zaragoza. Ya sé que este resumen es una barbaridad para los seguidores de Rick pero vuelvo a repetir que me baso en mi experiencia personal que por supuesto puede que no sea la más valida.



Para finalizar esta primera colaboración quería comentar la obra de Rick que marcó mi adolescencia durante algún tiempo. Sin lugar a dudas su obra maestra fue “Journey To the Centre of the Earht”, basada en la obra de Julio Verne fue grabada en directo en 1.974 en el Royal Festival Hall de Londres con la colaboración de la Sinfónica de Londres y el coro English Chamber. El disco fue un gran éxito y a lo largo de la historia ha vendido más de 14 millones de copias lo que lo hace ser uno de los discos más vendidos  de rock sinfónico. La grabación está dividida en cuatro partes unidas por un narrador que va contando la historia del viaje. La primera parte, “The Journey”, es una obertura épica que culmina con el sonido de sintetizador  (mini moog) tan tipo de Rick. La obra continua con “Recollection” que dibuja oníricos paisajes y nos hace volar la imaginación. La cara B la abre “The Battle”, comienzo orquestal rememorando el leit motiv de la obra para pasar rápidamente a un gran alarde instrumental de Wakeman. La obra  termina de forma apoteósica con “The Forest” al más puro estilo sinfónico.




Temas
1.- The Journey"/"Recollection
2.- The Battle"/"The Forest


Formación 
Rick Wakeman: teclados
Gary Pickford-Hopkins – voz
Ashley Holt – voz
Mike Egan – guitarra eléctrica
Roger Newell – bajo
Barney James – batería
David Hemmings – narración
David Measham – Director
London Symphony Orchestra
English Chamber Choir
Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en

que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias.

11 comentarios:

  1. hola, pone que hay que desencriptar, com olo hago?', por cierto soy un seguidor aferrimo de tu bolg,l graciassssssssssss

    ResponderEliminar
  2. Me gusta el Wakeman de su etapa Strawbs y, sobre todo, el de Yes, que coincide con las mejores grabaciones del grupo. No hace mucho me puse de nuevo en el plato "Las seis esposas de Enrique VIII" y, la verdad, pensé que no ha envejecido tan mal.
    Ya no le seguí y le tengo considerado como uno de los mejores teclistas de la historia del rock, sin duda alguna.
    Muy interesante esta nueva sección que seguiré con mucho gusto.
    Saludos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón, esa época fue la mejor de Wakeman. Saludos

      Eliminar
  3. ¿Pero no vas a mencionar la colaboración de Wakeman en "Sabbath Bloody Sabbath"? Hace poco (marzo 2015 en los E.E.U.U.) salió el libro "Black Sabbath: Symptom of the Universe", de Mick Wall; ahí el exjefe de prensa del Sabbath platica que Wakeman coqueteaba con la idea de formar parte del grupo, y que tuvo que disminuir su consumo de drogas por causa de un "pequeño" infarto cardiaco, pero casi consumía algunas sustancias al mismo ritmo que los integrantes de Black Sabbath. La anécdota no tiene tanto que ver con la música de Wakeman, que en realidad creo que nada más contribuyó en un track ("Who Are You"), pero sirve para que los fans que gustan del progresivo y del metal crucen datos.
    Buen artículo. Un saludo desde Chihuahua, México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magnífica anécdota y gracias por compartirla. Saludos

      Eliminar
  4. vaya articulo que te has marcado,tio!! peor imposible,no aportas absolutamente nada,cualquier reseña de cualquier pagina de rock está mejor hecha que esta porquería.Dedicate a otra cosa majo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Francisca no pretendía que mi artículo fuese un detallado y minucioso estudio sobre la obra y milagros de Wakeman, solo quería expresar mis vivencias sobre la música de este gran teclista. De todas formas todas las críticas son bienvenidas y por otra parte la sección está abierta y cualquier persona puede escribir sobre su teclista favorito. Te invito a ello. Saludos

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. agradezco tus palabras y quizas he he sido demasiado critica con tu articulo,un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes como te he comentado aceptamos todas las críticas e intentamos aprender de ellas. Solo espero que algo del blog te guste y nos vuelvas a visitar. Saludos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...