Seguidores

SUSCRIPCIÓN A ROCKLIQUIAS

SI QUIERES RECIBIR LAS NOVEDADES DE ROCKLIQUIAS POR EMAIL. SUSCRIBETE :

Delivered by FeedBurner

Aviso Importante
Por problemas técnicos algunos vídeos no están operativos. Con la mayor brevedad serán repuestos. Gracias por vuestra paciencia



AKASHA - Akasha (1977 / BAT)

El álbum hoy presentado hace honor a nuestro blog, pues se trata de una total " rockliquia " , y un buscado grial coleccionista, de muy cotizado valor. Mi copia es la reedición en cd  con mejorado sonido, editada en los 90 por el sello Ad Perpetuam Memoriam. Ése fue el único talón de Aquiles del único disco de Akasha,  su pobre registro. Grabado en un TEAC cuatro pistas, en un lobrego sótano de un hotel local. Y editado originalmente por el pequeño sello BAT Records.



 Procedentes de Noruega, practicaban un space rock con fuerte sabor Downer, a consecuencia del uso y abuso que hacían del mellotron. Cosa que me parece genial y nada  reprochable. Akasha lo formaban Kjell Evensen (batería), Arild Andreassen (bajo), Jens - Ivar Andreassen (guitarra, mellotron,  sintes, piano y órgano) y Sverre Svendsen a la voz solista. Parece que en el equipo contaban con un letrista "a tiempo completo", como una especie de Pete Sinfield, en la persona de Tor Johnny Hansen. Así como un especialista en luces y alucines visuales estilo Hawkwind - Nektar, con Bjorn Hugo Ejoen, (lights & multivision show, acredita).

El comienzo con "Isle of Kawi" (11'10) nos presenta a un grupo de fuerte asentamiento psicodélico,  a pesar de que el año ya no acompañaba para ello. Supongo que éso en Noruega les importaba más bien poco, y bien que hacían. Imagina que Moody Blues o Spring hubieran sido alemanes haciendo space kraut. Pues justo esto tenemos aquí. Toneladas de "mello", burbujeantes moogs,  stoned voice y ritmos atmosféricos de gran cymbal y poderoso bajo "Ricky". Un bello comienzo 100 % old school. 

"Bondage" (6'20) tiene como carácter principal un palpitante analogismo en constante burbujeo, secundado por el trote del bajo y "secuenciación" de platos, más una atractiva y flotante guitarra. Todo alrededor de una voz perdida en el cosmos al modo "derailed" de Damo Suzuky. Sin embargo su final parece el esbozo de un tema netamente sinfónico. 

En "Recitativ" (1'51) suenan a Can si Irmin Schmidt hubiera desvariado al mellotron. Se hace corta. Va enlazada a la también breve "Electronic Nightmare" (2'18), muy Berlín School.


La cara B abría con "Death Hymn" (5'21) , de agilidades mooger wakemaniacas, pero finalidades abrasivamente psico, deriva en una majestuosa pieza mellotronica de siniestra voz solista. El cantante se encarga del sagrado armatoste blanco en "Light and Darkness" (6'33). Otra vez con cercanías Can por la suprema acidez guitarrera a lo Cipollina, e inesperados toques, ritmos y arreglos marcianos, con mucha originalidad acumulada. La dualidad mellotron - guitar solo tiene excelente resolución final, muy bien apoyada rítmicamente. "The Trip" (4'01) sabe jugar con inteligencia entre el "Pinto sinfónico" y el "Valdemoro psicodélico". Una de las mejores virtudes en Akasha, y que los hacia una banda de múltiples recursos.

Finalmente "Man and the Void" (4'54) era una etérea pieza de delicado fondo "tronico" no alejada del primer King Crimson, o del también único álbum de Spring. Con sus devaneos cosmic - kraut, pero sin perder el condimento sinfo. 

Como digo el sonido fue muy mejorado en la reedición cd 90s. Salvando así una pequeña joya del underground noruego 70s, y un álbum de destacable interés para arqueólogos majaras de la "cosa nostra", (me consta que nos visitan por aquí unos cuantos). 
J.J. IGLESIAS


Temas

A1 Isle Of Kawi
A2 Bondage
A3 Recitativ
A4 Electronic Nightmare
B1 Death Hymn
B2 Light And Darkness
B3 The Trip
B4 Man And The Void







Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en








que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

4 comentarios:

  1. Los muchachos de Akasha eran unos jipis endrogaos que querían sonar como Genesis pero que más de una vez acababan en territorio sinfo dramático italiano (caspita!) hasta que la ingesta masiva de acido y otras hierbas (nunca mejor dicho) los derivaba hacia el acid space rock y la ida de olla. Esa es mi impresión de este album.
    "Imagina que Moody Blues o Spring hubieran sido alemanes haciendo space kraut", dices. Pues si, esa es otra manera de descifrar el enigma Akasha. Una buena muestra de lo que se cocía en algunas mentes en aquellos años.

    ResponderEliminar
  2. Y el nombre se lo ponen los taberneros de la zona, mandandolos todas las noches "Akasha". Jajajaja, qué malo!

    ResponderEliminar
  3. Si, les pasó como a Novalis que no había manera de que encontraran sello discográfico... Todos les decían: novalis pa nada...
    Y aquí lo dejo que no es cuestión de seguir haciendo humor inteligente...

    ResponderEliminar
  4. Unknown no, Joe L. Peterson.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...