Seguidores

Aviso Importante
Por problemas técnicos algunos vídeos no están operativos. Con la mayor brevedad serán repuestos. Gracias por vuestra paciencia


RADIOPHONIC WORKSHOP - Burials in Several Earths (2017 / ROOM 13) (Ensayos News)

Ésta reseña podría pertenecer perfectamente a nuestra "Serie Pioneros". Pero vamos a conmemorar como se merece el hecho de un nuevo trabajo del Radiophonic Workshop después de 33 años de silencio. Sí señores, esto es una novedad,  por parte de unos "sintetistas de bata blanca" que lo comenzaron todo.


 En 1958, Desmond Briscoe y Daphne Oram montaron en la BBC un equipo-laboratorio que se encargara de los sonidos, scores y efectos de sus series, por entonces en plena explosión de la ciencia-ficción. Así nació la BBC Radiophonic Workshop, surgiendo de sus manos inmortales músicas para el desarrollo de la electrónica. Los ingleses nacidos por esos años llevan en su ADN impresas las primeras melodías cibernéticas de series como Doctor Who,  The Hitchhiker's Guide to the Galaxy o Quatermass and the Pit. De aquel laboratorio de locos por el sonido saldrían Delia Derbyshire y Brian Hodgson, o lo que es lo mismo, la semilla de White Noise. Compositores experimentales, ingenieros de sonido e innovadores musicales. Un colectivo del que sus supervivientes han participado en éste "Burials in Several Earths". Peter Howell, Roger Limb, Dr.Dick Mills,  Paddy Kingsland y Mark Ayres. Con invitados como Martyn Ware  (The Human League / Heaven 17) y Steve "Dub" Jones (The Chemical Brothers).

Como decimos, desde 1985 nada había publicado éste interesante colectivo. Y ésta vez, libres de guiones y otras ataduras temáticas o cronológicas,  se han inclinado por la absoluta improvisación libre. Entrando al estudio con cero nivel de trabajo previamente compuesto. Irónicamente,  suele decirse que la tecnología obró en contra de la creatividad del equipo. Acostumbrados a desenvolverse con primitivos artefactos, cintas de magnetófono y artísticos "corta y pegas". "Tenemos algunos sintetizadores analógicos, un piano, una guitarra, un theremin y autoharp. Es lo que había en la habitación. Pienso que éstas limitaciones son una de las cosas que realmente funcionan para "Burials...." Es el primer corte de los cinco, cuatro de ellos de largo recorrido. En sus 19 mts sorprende. Aún sabiendo que estamos ante auténticos pioneros septuagenarios que ya "jugaban" con los trastos electrónicos décadas antes de la psicodelia y el kraut. Moebius, Roedelius, Eno o Schnitzler fueron alumnado posterior. 


Para "Things Buried in Water" (22'01) se inspiraron en el sumergido Titanic (o cualquier barco hundido), y la cantidad de historias que el agua escondió. Así que muchos de los sonidos son de síntesis analógica acuática. Sin perder un claro objetivo cinematográfico,  que resulta imprescindiblemente descriptivo. Déjenme que les diga que ésta pieza es una pequeña obra maestra en sí misma. Y estoy seguro de que Cluster o Edgar Froese pensarían lo mismo. 

En "Some Hope of Land" (25'15), la experimentación no está reñida con fases melódicas de singular belleza. Podemos aplicar los términos "kosmische", "kraut" o "space" aquí?  Concretamente, sí. Pero no debemos olvidar que está hecha por exploradores sonoros mucho más mayores que esos géneros. Que cuidan la longitud de onda de un ruido blanco como si fuera una cadencia de notas en música clásica. Todo está "minuciosamente improvisado". Hay unos cuantos cientos de años de experiencia, si sumamos la edad de los ejecutantes. Otro maratón de creatividad y fructífera avalancha de abstracción dadaista.

"Not Come to Light" (3'58) recuerda a aquellas películas sci-fi en blanco y negro de la RKO, con alienígenas de aspecto a Robbie el Robot y monstruos del pantano a los que se les veía la cremallera.


 Mientras que, ya en el final, "The Stranger's House" (11'23) es un ejercicio que pasaría un examen de síntesis Dusseldorf, particularmente de unos primeros Kraftwerk, que personalmente me parecen los más aventureros.

"Burials in Several Earths" es una equivocación temporal. Un feliz accidente del destino de unos arcaicos innovadores. Que , al margen del año y su tiempo, siguen y consiguen descubrirnos más sensaciones auditivas por medio de la electrónica que ellos mismos crearon. Un extraordinario derroche de imaginación sin límites. 
J.J. IGLESIAS









Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en





que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...