Seguidores

Aviso Importante
Por problemas técnicos algunos vídeos no están operativos. Con la mayor brevedad serán repuestos. Gracias por vuestra paciencia



THE TANGENT LIVES - Pyramids And Stars (2005)

Tangent son una de esas raras excepciones de bandas prog con contadísimas y escasas grabaciones live. En 15 años ya de existencia se reducen a un par de CD´s y dos DVD´s . Podemos añadir un live pirata oficial como “London or Paris, Berlin, or Southend On Sea” y un par de ediciones complementarias de material extra que son compañeros afines de los discos de estudio como “A Place On The Shelf” de 2009 o “L´ètagère du Travail” de 2013. Tangent no se prodigan  en editar material en vivo y quizás eso se deba por propia voluntad de Tillison, los cambios constantes de personal o sencillamente que no van “sobraos” de bolos. Suelen tocar para pequeñas audiencias y en garitos no muy grandes. Lo exclusivo en música es hoy minoritario.                                                  
                                                                                         
  “Pyramids And Stars” fue grabado en Alemania en marzo de 2004 y editado al año siguiente cuando la banda todavía contaba con Roine Stolt y demás Flowers  y con sus dos primeros discos editados. El programa es pues muy Flower Kings “style” y podría haber sido un buen LP doble, pero la nueva e ilusionante para muchos de nosotros “revival vinílica actual” estaba casi por llegar. Siete cortes muy representativos de los primeros Tangent y tocados a la perfección. Y como suelen hacer estas bandas representativas del mejor prog 70´s, y para terminar el disco, dan cabida a algún tema de los grandes del género y hacen lo propio con una discreta versión algo aburrida del “Lucky Man” de Greg Lake que en paz descanse.


La grabación no obstante, es magnífica y se nota que había una buena compenetración. Roine suena fresco y natural como suele ocurrir en los discos live de los Flowers y la doble intervención teclística de Tillison- Baine suena clarita y excitante. La primera adaptación en vivo de “The World That We Drive Throught” con sus 14 mtos es un buen ejemplo de cómo sonaban estos tíos en directo. Yo vi a los Flower Kings en 1997 en la gira del “Stardust  We Are”  en Barcelona y,  estaríamos poco más de 200 personas,  y en parte la redacción de mi fanzine Lunar Suite con Pan y Música, favoreció que este grupo sueco tocase por vez primera en España. No lo digo por presumir, me la suda francamente pero fueron tiempos de casualidades de los que a contracorriente sacábamos fanzines cutres escritos a máquina y corta y pega, montaje casero y fotocopias. Pero ya vi desde hace 20 años a esta parte, que si este movimiento iba a continuar, sería mientras cuatro locos como los que estamos en Rockliquias, o antiguamente  en el Lunar Suite o en el Atropos,  siguiesen diciéndole a la gente que hay una música que merece la pena ser escuchada y no es fácil que la gente escuche “música”.


El caso es que la “Canterbury Sequence” de su primer álbum gana enteros con respecto al estudio. El swing canterburiano es menos forzado en su versión live. Los lucimientos personales pueden explayarse con más comodidad. Bajo, flauta, sinte se sienten cómodos emulando a los Hatfield & The north y como no,  Roine pone el broche a la guitarra. “The Winning Game” es otra flower-composition y Roine vuelve a quitar protagonismo a Andy Tillison, que supongo está encantado del resultado. Sin embargo la pieza estrella de esta actuación es la soberbia versión que hacen de “In Darkest Dreams” y nuevamente el sueco guitarrista vuelve a liderar en 20 mtos de prog activo intercambiando diálogos constantes con los otros instrumentos. Hay guiños al “Tales” de Yes y en general a los grandes del género. Personalmente echo en falta en este trabajo la fantástica “A Gap In The Night” y es una pena. Con la versión del Lucky man los presentes cantan a coro. Quizás no hacía falta. Voces , gritos, aplausos y fin de programa..
Alberto Torró




Nota: Lamentamos ofrecer escaso material sonoro debido a problemas con el copyright





Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                 
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

CHARLIES - Buttocks (1970 / CHARLIES)

Existe la hipótesis nada descabellada de que, de no haber sucumbido a las drogas, el stress y la explotación de su mánager,  Jimi Hendrix iba a dar el paso hacia el jazz rock. Sonido que acababa de revolucionar Miles Davis electrificando (y liberando) a su joven banda. Ambos se miraban de reojo. Y de haber ocurrido, seguro que no sería como nos podamos imaginar. Hendrix era imprevisible. En los últimos meses de su vida tocó o planeó hacerlo con John McLaughlin, Herbie Hancock, Larry Young, Roland Kirk, Gil Evans o el productor Alan Douglas (Charlie Mingus, Duke Ellington). Pero 1970 vio desaparecer de éste plano astral a tan efímera estrella, que tanto brilló en tan poco tiempo. Y ahí quedó la incógnita. Muy lejos de la habitación 507 del Samarkand Hotel, en el londinense Notting Hill, lugar donde murió Hendrix.....concretamente en Finlandia, un grupo de hippies ensayaban. Ese mismo año editarían privadamente un único álbum,  "Buttocks".


El joven quinteto se hacían llamar Charlies, y eran Eero "Ebro" Ravi (guitarra, percusión y producción ), Igor Sidorow (flauta, saxo, piano), Vesa "Wellu" Lehtinen (cantante, armónica,  percusión ), Kari "Pitka" Lehtinen (bajo, percusión) y Ari "Kusti" Ahigren (batería).

Sin saberlo, es probable que éstos finlandeses estuvieran continuando el legado creativo donde Hendrix lo había dejado. Desde una lanzadera Hard rock blues, con fuerte influencia de los primeros Jethro Tull y paralelismos con sus paisanos Elonkorjuu.


"Tuesday Song" (3'32) arrasa en su inicio y nos pone sobre aviso, un tema perfecto para un "This Was" y de su mismo nivel.

" Like the Purpose told me" (5'17) fusiona la hegemonía fuzz con un saxo en tromba. Gozada absoluta resulta escuchar a "Ebro" sacando fuego de su wah wah,  en "caudaloso" fluir hendrixiano. El bajo está dominado por un demonio del mismo infierno que Jack Bruce o Leo Lyons. 

Precisamente es éste instrumento el que da comienzo a "Smoggy Story" (5'57). Seguido por una canterburyana flauta a lo Jimmy Hastings / Herbie Mann. Sin embargo el planteamiento melódico vocal sigue por senderos tullianos. Tras otra deliciosa intervención de jazzistica flauta, la guitarra de Eero Ravi ofrece otra demostración de poder y feeling. Aquí  Colosseum y Atomic Rooster ( a pesar de la inexistencia de organo), son otras grandes influencias.

"Try, Try or you will never die" (7'31) es un colosal ejemplo de lo expuesto. Seis cuerdas llenas de intención,  flamigeras ellas, combinadas con una sección de ritmo asombrosa y desenfrenado saxo. Rock, blues, jazz.....progresivo exagerado del momento irradiando un aura de invención,  querencia absoluta por asombrar al oyente con lo mejor que pueden encontrar. Lo consiguen de sobras. El saxo emula los bramidos salvajes de Dick Heckstall-Smith, y en su constante metamorfosis, un reino de percusiones africanas lideradas por una libertina flauta se adelantan un par de años a Osibisa. Demoledor.


Vuelta al disco y sigue la racha. "Feeling that Feeling" (3'15) es otra "tulliada" con Sabbath fuzz, conformando esa cosa que da miedito, "la triada del diablo" la llaman, y que pronto se conocerá como heavy metal. 

Pero de momento lo van adornando con jazzy flauta de Igor Sidorow en "Living for Myself (I'm a King Dreamer)" (3'40), sin dejar de pensar que Hendrix acaba de dejar el cetro del poder. Y son buenos aspirantes, pero los rivales son muchos. 

"Madness and other kind of influences" (5'23) es como si Taste se hubiera apoderado de sus mentes. Aunque éste corte casi  supera a los originales. De nuevo el "Ebro", que no desemboca en el mar, sino en un paraíso de hadas gamberras y electrificadas. 

Finalmente "For you Catherine and Before" (6'22) nos deja "anirvanizados" con un comienzo de tempranas escaleras al cielo, que se elevan hacia un plano intimista formado por acústicas y bellísima flauta. Pero es sólo una temporal exposición. Cambio de tercio y el hard prog revela su verdadera naturaleza licantrópica. Hendrix se niega a abandonar ésta dimensión, y se da una vuelta por Finlandia . Sabedor de que es "el fin de la Tierra", al menos para él. Con slide y armónica blues se despide de nosotros su espíritu,  en manos de unos desconocidos chavales.


Esto es digno de figurar en los mejores museos progresivos del planeta. Un verdadero grial. Si con "Nine to the Universe" no te conformas, prueba "Buttocks".

Seguramente el alma del de Seattle se perdió por Finlandia, hasta encontrar su adecuado camino.....Más allá.
J.J. IGLESIAS




Temas
A1 Tuesday Song 3:32
A2 Like The Purpose Told Me 5:17
A3 Smoggy Story 5:57
A4 Try, Try Or You'll Never Die 7:51
B1 Feeling That Feeling 3:15
B2 Living For Myself (I'm A King Dreamer) 3:40
B3 Madness And Otherkind Of Influences 5:23
B4 For You Catherine And Before You 6:22



Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Magi - Win Or Lose 1975

El otro día hablaba con un amigo sobre como se escucha la música en la actualidad. Recuerdo perfectamente que en mi adolescencia todos soñábamos con tener una cadena de alta fidelidad (HI-FI) con su amplificador, su pletina, su tocadiscos, su sintonizador de radio y los mas afortunados tenían hasta ecualizador. Cuando por fin la conseguíamos nuestra máxima preocupación era la colocación de los altavoces para poder percibir perfectamente el estéreo. Yo mismo tenía localizado un punto en mi habitación donde podía apreciarlo con total claridad. Era alucinógeno escuchar en esas condiciones discos como el " Electric Ladyland" de Hendrix. Como han cambiado las cosas, cualquiera de nuestros hijos escucha la música en su móvil y con un poco de suerte con auriculares. Os aseguro que nuestros invitados de hoy, Magi, sonaran perfectamente en cualquier tipo de medio.

Magi procedían del norte de Indiana y se formaron en 1973. Por sus filas pasaron Jim Kauffman (batería) y Larry Hertzler (bajo), pero la formación definitiva llegaría con Tom Stevens (bajo, voz), Steve Vanlaningham (guitarra), Larry Stutzman (guitarra, voz), Jerry Wiggins (batería) y John Gaut (voz). En 1975 entran en los estudios Uncle Dirty’s Sound Machine  de Michigan para grabar, "Win or Lose". Un año mas tarde pondrían punto y final a su carrera.


Magi nos presenta un buen puñado de temas cargado de buen rock con pinceladas hard rockeras. Nueve temas donde podemos encontrar muy buenos riff a cargo de Steve Vanlaningham, buena prueba de ello es el instrumental "Steve's Jam" o "Flyin' Away Time" que nos puede recordar lejanamente a los UFO. También podemos encontrar aires sureños en la balaba "Snow Bound". Sin duda otro tema destacado sería " Undecided Man".  El mayor problema es la falta de fuerza vocal posiblemente por una inadecuada producción. 
J.C. Miñana



Temas

1 Win Or Lose 00:00 
2 Undecided Man 05:13 
3 I Didn't Ask You 10:25 
4 Steve's Jam 16:18 
5 Fryin' Away Time 21:10 
6 Snow Bound 28:06 
7 Runnin' Low 33:05 
8 Everytime I'm With You 38:48 

Formación
Tom Stevens - bajo, voz
Steve Vanlaningham - Guitarra 
Larry Stutzman - Guitarra, voz
Jerry Wiggins - batería
John Gaut - Voz




Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      

que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

FAUST - So Far (1972 / POLYDOR)

Seguimos con nuestro particular recuento de infaltables en la Kraut history que todavía no habían pasado por aquí. Ésta sección estaría coja (y manca) si no estuvieran Faust. Terroristas sónicos que dispararon ráfagas de vanguardia en todas direcciones. Lo que dio como fruto el adelantarse a un montón de cosas que todavía estaban por llegar. Creo que dieron diana en lo que después se conocería como Rock-In-Opposition (R.I.O.). Sin dejar sus raíces alemanas de fuerte posición avant, ya se desenvuelven en una especie de texturas de cámara , que no sé si atreverme a llamar "rock". Para que luego me vengan con pretensiones los listos del post a inventar nada. Aparecidos de no se sabe bien donde, (se dice que de una comuna, para variar), son fichados inmediatamente por Polydor para cubrir su parcela marciana como mandan los cánones del momento.

"Faust" (1971) venía en formato vinilo transparente, con igual portada y la radiografía de un puño cerrado. Toma declaración de intenciones. Las similitudes con Can o Limbus, por esas mismas fechas, son evidentes. Guerrilleros urbanos del underground más subterráneo,  valga la redundancia. Siempre se ha destacado de éste debut su naturaleza bizarre y alienígena.  La verdad es que escuchado ahora, suena a gloria. El tiempo le sienta estupendamente. El avispado Richard Branson lo vende como churros en su humilde y única tienda Virgin de Oxford Street, en la sección de "imports". Luego se atreverá con lo que nadie se atrevia: Edita "Tubular Bells". Y Henry Cow. Y "Phaedra"......Y hoy tiene una fortuna estimada por Forbes en 5 billones (con "b"), de dólares.  Así empezó todo. El mundo por entonces, era de los valientes. 

Al año siguiente aparece "So Far", segundo de Faust, con otra extravagante (y bellísima) presentación. Un álbum negro por todas partes, incluidos ambos labels,  (o "galletas", coloquialmente). Y nueve litografías representando cada una de las canciones, dibujadas por Edda Kochl.


Werner Diermaier (batería), Hans-Joachim Irmler (organ), Jean-Herve Perón (bajo), Rudolf Sosna (guitarra, teclados) y Gunther Wusthoff (saxo, sintetizadores) conforman Faust aquí. Todo el mundo se empeña en decir que es un álbum más digerible que el anterior e ideal para entrar en el universo  Faust. Mi opinión es que si quieres adentrarte en semejante cosmogonía , te será irrelevante lo fácil o difícil que sea su escucha. Ya sabes a lo que te expones, no vayas buscando "AOR-Kraut"!



"It's a Rainy Day , Sunshine Girl" (7'21) no parece compuesta en 1972, sino en el 82. Con mobiliario más electro-tecno, esto muy bien podría ser Tubeway Army, Cabaret Voltaire o The Human League. En su primigenio estado es psicodelia transmutada en motorik-trance con brochazos electrónicos  del agrado de Hutter & Schneider. También en su parte vocal. Un saxo final me hace recordar a los 801 de Phil Manzanera.


En "On the Way to Abamae" (2'42) tenemos una delicada pieza acústica  ( + synth) que no quedaría mal en un disco de Steve Howe en solitario. Marcianos.....puede, pero éstos tíos tocan. 




"No Harm" (10'09) es una marcha fúnebre Klingon que nos conduce a lo que hoy llamarían post rock (insisto). Si por cambiarle el nombre a la burra creen que han inventado algo lo tienen espeso. Sólo que Faust le mete al asunto  certeras ideas a cada segundo. Y sin aburrir. Aquí asistimos a una acidez guitarrera digna de Jorma Kaukonen con la rebeldía ritmico-vocal de un punk del 77. 




En la segunda cara se inicia "So Far" (6'12) , en atemporal chill out-drone-ambient del que también gustaban cocinar Can. No pasa el tiempo para éstas construcciones melódicas. Siguen sonando tan frescas como el primer día. 




La cosa se encadena con "Mamie is Blue" (5'55), digna antesala lúgubre  al after-punk más gótico,  pero diez años antes. 




La irónica "I've Got my Car  and my TV" (3'42) nos presenta a unos Faust fans del Zappa más Mothers. Lógica influencia, que desembocará en el mencionado R. I. O., lleno de salmones saltando a contracorriente. 

A continuación vienen dos quedadas de unos 40 segundos cada una, que los de la NASA deberían haber mandado al espacio exterior, si quieren explicar con una buena descripción al ser humano : Una broma de la naturaleza. 




Finaliza ".....In the Spirit" (2'59) con otro sorbo caustico entre Zappa y la Bonzo Dog......DADA music en estado puro. Demasiado para Polydor, que no les entiende, como era de esperar. Igual querían un hit single!

Pronto Simón Draper, A & R de Virgin y el verdadero secreto del éxito de la compañía,  los fichará. Se trasladan a Londres y editan "Faust Tapes". Manifiesto profético  para la new wave que está por llegar. En el 74 se separan, pero esto aún no ha acabado. Reuniones ochenteras, más discos rarunos, dos versiones distintas de la misma banda y unas cuántas aventuras más. Todo esto sin dejar nunca de lado su maravillosa locura y particular universo preñado de creatividad. "Fresh Air" es de éste año y sigue la constante. Benditos Faust.....El mejor nombre para una banda alemana.
J.J. IGLESIAS




Temas
01. It's a Rainy Day, Sunshine Girl 0:00 
02. On the Way to Abamäe 7:23 
03. No Harm 10:01 
04. So Far 20:17 
05. Mamie Is Blue 26:10 
06. I've Got My Car and My TV 32:16 
07. Picnic on a Frozen River 35:59 
08. Me Lack Space... 36:36 
09. ...In the Spirit 37:17




Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en


que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Terry Reid - Live in Fillmore West 1968

Posiblemente Terry Reid sea uno de los músicos más infravalorados y desconocidos del rock. Está claro que cuando no aprovechas tus oportunidades la vida se vuelve contra tí. J.J. Iglesias en su artículo TERRY REID - River 1.973 ya nos detalló los trenes que dejó pasar nuestro amigo Terry ( Led Zeppelin, Deep Purple). Hoy recordaremos uno de sus primeros conciertos.


En 1968 Terry Reid había editado su primer disco "Bang, Bang You're Terry Reid" teniendo como productor a Mickey Most ( Yardbirds, Animals, Donovan).  El tema "Without Expression" sería grabado posteriormente por The Hollies y  Crosby, Stills, Nash and Young . Realizan giras por Estados Unidos junto a Cream y Rolling Stones y en el 69 llega su segundo disco, "Terry Reid". Problemas legales con su productor Most  ocasionan un parón en su carrera  hasta el 73 que edita "River".

En esta grabación podemos disfrutar del concierto de Terry Reid en el Fillmore West el 15 de Diciembre de 1968. La música de Terry está cargada de buen rock, soul, country y blues muy en la onda de la Costa Oeste americana. Su peculiar voz me recuerda a la de Inga Rumf (FRUMPY), cosas mías, necesito unas vacaciones. El setlist está compuesto por temas de sus dos primeros discos y notables versiones como "Summertime Blues" (Eddie Cochran), ""I Put A Spell On You" ( Jay Hawkins), "Highway 61 Revisited" ( Bob Dylan) y "Bang Bang (My Baby Shot Me Down)" (Sonny Bono) Terry está magníficamente acompañado por Peter Solley (Paladin, Procol Harum, Whitesnake, etc) a los teclados y Keith Webb (Paladin, Stevie Ray Vaughan, donovan, etc). Sonido excelente.
J.C. Miñana


Temas
1 Summertime Blues 00:00
2 Penny 08:15 
3 Tinker Taylor 14:13 
4 I Put A Spell On You 19:00 
5 Highway 61 Revisited 29:55 
6 Writing On The Wall 36:55 
7 Summer Sequence 40:50
8 Bang Bang (My Baby Shot Me Down) 45:10  
9 Marking Time 51:40 

Formación
Terry Reid - vocals, guitar
Keith Webb - drums
Pete Solley - keyboards, bass pedals



Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

NEGUA - A Way Out (2006)

Negua fue un proyecto del guitarrista Fidel Vázquez  junto a dos compañeros de la banda Onírea,  David Sàez (bateria) y  David Conillera (teclados). La formación se completo con Jordi Planas (bajo y voz) ex Dracma.


El debut del grupo se produce el 18 de julio de 2003 en “L’Àpat” de Montcada i Reixac. Pronto se dan cuenta que necesitan un cantante y en 2004 entra a formar parte del grupo Xavier Patricio que interviene en la grabación de las primeras maquetas. Xavier no puede atender las necesidades de la banda a tiempo completo y es sustituido por  Xiscu López. Realizan una notable actuación en Montmeló.


En 2005 con la ayuda de Pito Costa entran en los estudios para grabar "A Way Out" que vería la luz en 2006 editado por  en Musea Records. La diversas inquietudes de Fidel Vázquez ( un nuevo proyecto, Unoma) hacen que el grupo se vaya diluyendo.



La grabación consta de seis temas el último de ellos una suite dividida en tres partes de casi veintitrés minutos de duración. La música que desarrollan es un rock progresivo  al estilo de lo que realizaban en los 80 con grupos como Marillion o IQ. Largos pasajes instrumentales donde destaca sin duda su guitarrista, Fidel, que es el amo y señor de la situación. Reconozco que su cantante Xiscu López no me llegaba a cuadrar perfectamente pero tras diversas escuchas me ha llegado a sonar como un Geddy Lee. Una buena prueba de ello es el temas "Late at Night". En definitiva un trabajo digno donde echo en falta más participación teclistica, fundamental en este tipo de género.
J.C. Miñana





Contacto:




P.D. III: Cualquier banda que esté interesada en aparecer en  esta sección puede ponerse en contacto con nosotros  : rockliquias@hotmail.com

Imprescindible realizar una música con referencias al rock de los 70

Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                    
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

QUIET SUN - MAINSTREAM (1975) (Canterbury Ways)

Este fue el único trabajo de la banda del guitarrista Phil Manzanera previa a aquella llamada 801. Sabemos que Phil colaboraba esporádicamente con miembros de la escena de Canterbury. Recordemos que Robert Wyatt colaboró en su primer disco Diamond Head junto con el bajista de Maching Mole Bill MacCormick. Oficialmente no formó nunca parte del movimiento aunque sí que había bastante contacto. 


Quiet Sun fue una banda programada incluso antes del ramalazo gay power de las “drag queens” de Roxy Music que Manzanera montaría con Brian Eno. El llamado “no-músico” y experto en bizarradas con aparatitos electrónicos para dormir al personal, colaboró efectivamente en este disco. Un tipo que “nunca se le oye” lo que hace, pero que siempre está en los créditos de lo más “cool” setentero. Bromas aparte el bajista Bill MacCormick decidió unirse a Wyatt con los Matching y el proyecto se estancó hasta 1975. MacCormick, Manzanera, El teclista Dave Jarret y el batería Charles Hayward (High Tide) que después se uniría a los Gong en una de sus “resurrecciones” grabarían el material correspondiente para Mainstream.


 Es un disco rarito y hoy día prácticamente inconseguible al menos en vinilo. A veces suenan como si Soft Machine tocasen una jam enloquecida y ellos además se encargan de que sea lo suficientemente extravagante. Muy lejos de la relativa comercialidad rock-jazz de luxe que realizarían en 801. Manzanera es un guitarrista que tiene su “toque” personal y lo dejo ahí. En los 80´s produjo a gente que prefiero no nombrar y siempre tuvo su inclinación latina tanto en textos como en música. Podéis escuchar algunos de sus discos en solitario para comprobarlo. El material empleado en este álbum es generoso en instrumentación. 

Desde la primera pieza “Sol Caliente”  el sonido de Soft machine y de Matching Mole es más que evidente y las estructuras Canterbury son completas y lo bastante avangarde-prog no lejos incluso de los Henry Cow o de las aventuras de Hugh Hopper en solitario. Música retorcida y excitante que hace de este disco una pieza buscada. La remasterización en Cd de 2011 dobla al disco original con unos generosos bonus tracks posiblemente grabados y arreglados de material anterior (la calidad de sonido es algo inferior) ya que aparecen instrumentos de viento y estructuras aún más extrañas si cabe. Pieza básica de coleccionistas sin ninguna duda y que no le debe de faltar al friki canterbizarro de turno. Una canterburrada como diría el Jota.
Alberto Torró


Temas
A1 Sol Caliente 8:02
A2 Trumpets With Motherhood 1:30
A3 Bargain Classics 5:37
A4 R.F.D. 3:09
B1 Mummy Was An Asteroid, Daddy Was A Small Non-stick Kitchen Utensil 6:09
B2 Trot 5:00
B3 Rongwrong 9:39








Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                     



que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

THE TANGENT - The Slow Rust Of Forgotten Machinery (2017)

A estas alturas cada disco de la tangente es un acontecimiento gratamente esperado y ya sabemos que la calidad está asegurada. Tillison es un músico incombustible. Un tipo con la cabeza bien puesta que ha mamado incansablemente cuatro décadas de progresivo de cualquier pelaje y condición. Eso le da una ventaja considerable a la hora de componer y sabe lo que hacer con su música. El hecho de tener una buena técnica a los teclados se lo hace fácil y variado. En esta ocasión se ha venido arriba y se ha atrevido incluso con la batería. No es un batería deslumbrante, no nos engañemos, pero cumple con creces esa función. Desconozco el motivo por el que ha querido prescindir  en este nuevo disco de un batería profesional del nivel al que nos tenía acostumbrados. Le apetecía tocarla a él, pues me parece muy bien. En general en la década y media que lleva con su grupo se nos ha presentado siempre como un tipo insobornable que hace lo que quiere y lo que le gusta. No ha dado nunca concesiones a lo fácil, moderno y barato ni a la simpleza en busca de ventas y es de agradecer. Sabe perfectamente que su música es para una selecta minoría y para el oyente veterano y de tal forma acomete cada uno de sus proyectos y se le nota que está orgulloso de ello. Esperemos que en un futuro la cosa no se tuerza. Sabe que el nivel de su banda está hoy día al alcance de muy pocos ya que la enorme mediocridad que invade el estilo actualmente los hace brillar con luz propia. Su nuevo trabajo de 2017 no podía defraudar e este respecto. Pero el peligro de elevar cada vez más el nivel de lo que hace, puede hacerle patinar alguna vez. Siempre hay un límite por bueno que seas y está muy cerca de tocar el techo. 


Que decir de este “Slow Rust”…pues que han vuelto a grabar una obra excelente y como es habitual en ellos han vuelto a pulir y dar brillo a composiciones como siempre muy bien trabajadas y de intachable factura. Cuando se dominan bien varios estilos de la mejor música que ha dado la historia, es difícil cagarla y el mayor peligro puede ser el estancamiento y la repetición. Lo saben y hasta ahora afortunadamente no podemos decir que hay un disco de Tangent  igual que otro y eso exige un esfuerzo que visto lo visto, imprimen siempre en cada trabajo. 


Tenemos  solo 5 piezas en 74 mtos y tres de ellas son largas y complejas suites. Algo ha cambiado, quizá más rock, más energía y por otra parte también mayor sofisticación y delicadeza. Como siempre necesita una buena dosis de audiciones incluso para el más experto en rock progresivo. No voy a perder el tiempo en adjetivar cada pieza, no es necesario y ya lo doy por obvio. La nueva teclista de apoyo y voz, de nombre un tanto aristocrático, como Marie Eve De Gaultier, le da el toque femenino con su bonita voz. Me gustaría personalmente que cantase más porque su papel en la voz me resulta escaso, pero es lo que hay. El joven Luke Machine tiene cada vez más protagonismo instrumental y hay que reconocer que el chaval acojona de lo bien que toca. Theo Travis y Jonas Reingold se encargan como casi siempre de que todo el entramado sonoro tenga la calidad que se merece y los detalles correspondientes para dar la excelencia. La banda toca que es una barbaridad. Hay que escuchar este disco con la debida atención como con todos los Tangents en realidad. Cada disco es un paso adelante. Ojalá el futuro sea afortunado.
Alberto Torró







Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                 
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

UNISON - Unison (1976 / Unison)

Entramos en el frondoso, y a la vez intangible, bosque de los discos privados en los años 70. Vinilos pagados por el bolsillo de los músicos,  que vendían generalmente en los conciertos, o en la tienda del tendero de su barrio. Plásticos que solían albergar una calidad extrema, muchas veces mayor que la de muchos nombres encumbrados. Es el caso de Unison, de New York, que editaron en 1976 éste único fruto de su "auto-crowfounding". Disco conceptual de curiosa temática anti-políticas correctas. Consistiendo esta en de cuántas maneras puede putear una tía a un tío hasta hundirlo en la miseria. Se me ocurren unas cuántas más que no existían por 1976. Bello mensaje....Recuerda, estamos en los 70, y aquí no hay pelos en la lengua, (o sí. ...).


Los hermanos Van Iderstine, Bruce (cantante, armónica,  congas) y Guy (guitarras de 6 & 12 cuerdas), lideraban el quinteto. Aunque yo diría que le debían mucho en su sonido al guitarra solista, Mark Tuberdyke, por su soltura en los solos y personal estilo. John Vasey al bajo y David Richmond, batería y voces, completaban una sólida banda de hard rock que no había dejado todavía el poso psych.
Unison estaban en una especie de transición que se surtia de éste género todavía,  y lo expandia con progresivo y puro hard, más algunas esencias rhythm'n'blues aquí y allá. "Borderline" entra en acción con aplomo y desparpajo. La sección rítmica arrasa desde el primer momento. Y el juego de guitarras combina pequeños detalles con riffs -bulldozer que ríase usted de Leslie West.

"Blow me Away" la hubiera firmado gustoso el primer Eddie Van Halen. Bruce Van Iderstine desenvuelve sus vocales con chulería,  apoyado en su bluesy armónica. Mark Tuberdyke soluciona con sonido muy afín al de Frank Marino en sus Mahogany Rush days. 

"Flesh and Blood" vuelve al parking de Mountain, pero en modo más speedico. Destripante hard rock de medio 70s, con toda la mala uva del momento. 

"Cookin for you" podría estar sin problemas en el "IV" de Mahogany Rush, (disco que me marcó en mi juventud, por cierto).
El sonido de guitarra en metamorfosis pedalera,  suena igual que el del tío Frank por esas fechas. Lo cual le da muchos puntos a favor. No sé si se lo escucharon a conciencia, o era un sonido de moda entre los guitar-hero del momento, ya que también salió en el 76. 


Un leve descanso acústico nos trae "Again", con influencia West Coast Psych como excelente entrante, y mejor seguimiento guitarrero. Finísimo gusto punteando el de Tuberdyke, muy bien apoyado por el equipo rítmico  (excepcional). 

El espíritu inquietante de "Second Chance" recuerda a Judas Priest en sus tres primeros discos.  Sin olvidar ese "hendrixionismo" siempre imperante, y siempre bienvenido. 

En clave rock blues viene "Running Out", con fuerte rítmica jazzy,  y la solista rompiendo por vericuetos Santana, congas del cantante en primer plano, y resolución extraordinaria a las seis cuerdas.

Finaliza el álbum el único tema extenso del mismo, "So Many Miles" (7'33). Sigue la armónica a lo Mayall del cantante, ahora con un tratamiento vocal / instrumental calmado, muy al modo Wishbone Ash. Por ello las armonías vocales tienen su protagonismo. A sabiendas de que, de un momento a otro, esto va a explotar. Y para eso está Mark Tuberdyke arrastrando a toda la banda a un desenfreno climático demoníaco,  sin perder exquisitez melódica. Un huracán eléctrico que envuelve la audición,  equiparando a Unison con Winterhawk, Truth & Janey, Manilla Road, Ursa Major, Corpus, Mariani,  Caín o Asia (USA band). Esto es una sobrada yanqui hard rock con fundamento y buenas especias.

El cd lo editó Synton Archive Productions hace un tiempo. Lo que se traduce que será casi tan raro como el álbum original. Que en la bolsa coleccionista alcanza los 300 / 400 pavos. Ya sabes, a grandes males, grandes remedios.
J.J. IGLESIAS



Temas

A1 Borderline 3:16
A2 Blow Me Away 3:08
A3 Flesh & Blood 3:42
A4 Cookin' For You 3:15
A5 Again 4:31
B1 Second Chance 4:45
B2 Running Out 4:07
B3 So Many Miles 7:34


Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

BRYAN LEE - Live at the Old Absinthe House Bar Friday Night 1997

BRYAN LEE apodado como " braille blues daddy" se quedo ciego a los ocho años pero su amor por la música le llevó a superar ese muro  y a codearse con los mejores "bluesman" del momento.


Bryan comenzó en un grupo local haciendo versiones de éxitos del rock'n'roll. e incluso llegó a telonear a  Bill Haley and The Comets. Durante los 60 y 70 estuvo actuando intensamente por el Medio Oeste americano. En los 80 participa en el  Summerfest de Milwaukee abriendo para el gran Muddy Water. Se establece en New Orleans donde actúa cinco noches a la semana en el Old Absinthe House durante 14 años.  En los 90 Bryan y su banda " Jump Street Five Band " firman por la Justin Time Records de Montreal con la que graban trece discos en las dos próximas décadas. Tras el cierre del Old Absinthe House y la tragedia del Kratina, Bryan forma una nueva banda, "The Blues Power Band" con la que realiza giras por todo el mundo. 


La grabación nos muestra la actuación de Bryan Lee y su banda en su querido Old Absinthe House Bar en 1997. Bryan está acompañado por  Pete Rahn (armónica), John Banks (teclados), Mark Adams (òrgano), Al Arthur (bajo) y  Victor Spancowski (batería). También tenemos invitados de lujo como el armonicista James Cotton ("Ain't Doing Too Bad" y " Five Long Years"), su amigo y apadrinado Kenny Wayne Shepherd ("Going Down") y el "guitar hero" canadiense Frank Marino ("Look on Yonder Wall"). El fin de fiesta llega con Bryan, Kenny y Frank tocando juntos los dos últimos temas, "Key To The Highway" y "Rock Me Baby". Una gran noche de rock blues. Existe una segunda grabación que muestra la actuación del sábado ("Saturday Night"). Por cierto se me olvidaba, también participa en la fiesta el saxofonista Jody Golick ("Look on Yonder Wall").
J.C. Miñana








Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      

que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

LILIENTAL - Liliental (1978 / BRAIN)

No confundir con los otros Lilienthal de la Alemania Federal, más orientados al folk renacentista estilo Gryphon o Amazing Blondel.
Los que hoy traemos fueron un efímero  proyecto de tan sólo un álbum,  para el omnipresente sello Brain. 


Fruto de la mente de Dieter Moebius, recién salido de Cluster, que tuvo la buena idea de reunir un "kraut all star" de altura para la ocasión. Mientras él se encargaba del ARP synthesizer, guitarra y percusión. Lo apoyaban el sintetista Asmus Tietchens al moog y el polifacético Okko Baker a los teclados, voz, guitarra y percusión. Colaborador habitual de Tietchens o Achim Reichel, entre muchos. Nada menos que el productor-ingeniero legendario Konrad Plank echaba mano del ARP, guitarra y voz. Y dos miembros de los indispensables Kraan, Johannes Pappert (saxo, batería,  bajo y flauta) y Helmut Hattler (bajo), cerraban el sexteto.

El cruce de varios sintetistas de diversa índole,  con dos miembros de Kraan, conformaron un curioso estilo que debió de dar una cosecha más abundante. Se nos hace escasa.

"Stresemannstrasse" (5'12) inicia el álbum como un enriquecimiento sonoro de Cluster (si esto es posible). Kraut elemental de levitacional psicodelismo, ideal para ser pinchado en una galería de arte vanguardista. Que es para lo que fue concebido el kraut en un principio. Engañoso simplismo de formas con subliminal barroquismo electrónico. 

Sin pausa alguna, enlaza con "Adel" (5'50) en espectral y paulatino desarrollo de ambiente lovecraftiano. 

Una ominosa oscuridad mística se cierne sobre su escucha. "Wattwurm" (4'08) ya incluye batería "normal", y su sonido es un tira y afloja entre el primer Kraftwerk y el Oldfield del "Platinum"; (1979). Sospechoso. Tanto éste como Brian Eno y otros "british lumbreras" tenían por entonces puestos sus sonotones orientados hacia Krautland.......

Damos la vuelta al vinilo y "Vielharmonie" (7'41) inicia ese mentado cruce Kraan-soundscape, que podría andar parejo a recordadas experimentaciones de Jan Garbarek, si éste hubiera estado rodeado de enfermos mentales del sintetizador, como en el caso de Liliental. La resolución de la pieza es bellísima y se abre a múltiples escuchas,  siempre con detalles por descubrir. 

De nuevo sin silencios, "Gebremster Schaum" (8'36) vuelve a envolvernos en oscuridad sepulcral. Para llevarnos lentamente hacia un "limbo positivo" (aunque a la Iglesia se le ha puesto en los cojones que eso no existe, joder,  entonces el cielo y el infierno tampoco!). Todo muy del agrado del antiguo equipo Cluster, en anteriores capítulos. Perezosas guitarras slide casi pantanosas se confunden entre mantos electrónicos y saxos en vuelo de reconocimiento. Todo muy german-sound y muy bonito.

Sin pausa enlazamos con la final "Nachsaison" (3'02), con voces tratadas al unísono con electronics caprichosos que se confunden con saxo y mimetismos guitarreros.......
Eno-rden de aparición. Yo la hubiera sacado en single.

En su absoluto vanguardismo, éste álbum contiene pasajes que podríamos describir como "comerciales". O utilizados posteriormente por mentes más maquiavelicas,  con más ladinos fines.
Liliental fueron unos innovadores con tremendo potencial, que no dejaron más descendencia.....Mejor. 
Estaban llegando los 80 y a saber cómo hubieran salido posteriores engendros.
J.J. IGLESIAS


Temas
A1 Stresemannstrasse 
A2 Adel 
A3 Wattwurm 
B1 Vielharmonie 
B2 Gebremster Schaum 
B3 Nachsaison



Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en


que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Sears, Schon, Errico, Rolie - Live At The Sunshine Festival Diamond Head Crater (1973)

 Diamond Head Crater es un paraje de excepcional belleza situado en la  la isla hawaiana de Oahu. También es el nombre de un festival , tipo Woodstock, que se estuvo celebrando desde 1969 hasta 1977 y por el que pasaron gente como Santana, Journey, America, Frampton, etc. En estas mismas páginas ya hablamos de la actuación de los COSMIC TRAVELERS en la edición del 72. Hoy recordaremos un mítico concierto del 73.


En 1973 Neal Schon ya había participado en dos discos de Santana, "Santana III" y "Caravanserai".  y  con tres amiguetes mas decide participar en el Festival Diamond Head Crater. Posteriormente formaría junto a  Gregg Rolie (teclados), Ross Valory (bajo),  George Tickner (guitarra) y Prairie Prince (batería), Golden Gate Rhythm Section el embrión de lo que posteriormente sería Journey con los que grabaría mas de una docena de discos.


La grabación nos muestra el concierto de una efímera banda donde el protagonista principal era Neal Schon. La actuación se realizo el 1 de enero de 1973 en el Festival de Diamond Head Crater. El setlist lo constituyen seis temas totalmente instrumentales donde un joven Schon, 18 añitos,  nos apabulla con su maestría guitarrera. Composiciones cargadas de virtuosismo y buen hacer roquero. Temas como "Tonight" y " Storm" nos dejan noqueados musicalmente. También podemos escuchar dos notables versiones del "Voodoo Child (Slight Return)" y " Black Magic Woman". El resto de la banda esta compuesta por Gregg Rolie (Santana, Journey)en los teclados, Pete Sears ( Rod Stewart,  Jefferson Starship, Hot Tuna, etc) al bajo y Greg Errico ( David Bowie,  Santana, Grateful Dead,  Sly and the Family Stone). Buen sonido.
J.C. Miñana



Temas
1. You're My Girl 9:10
2. Voodoo Child (Slight Return) 7:23
3. Tonight 7:54
4. Storm 13:48 
5. Pirates Of The Caribean 12:35 
6. Black Magic Woman 12:44

Formación
Neal Schon: guitarra
Pete Sears: bajo
Gregg Rolie: teclados
Greg Errico: batería


Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                 
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...