Seguidores

Aviso Importante
Por problemas técnicos algunos vídeos no están operativos. Con la mayor brevedad serán repuestos. Gracias por vuestra paciencia


viernes, 30 de septiembre de 2016

FRANK ZAPPA: You Are What You Is (1981) (colaboración Alberto Torró)

Y entramos en los 80´s. Fastuosa década a glorificar la peor música que pueda uno imaginarse. El retroceso a lo simple y banal ya se había prefigurado en los finales de la década anterior, pero son los 80´s donde definitivamente la antaño música de calidad de ediciones masivas, quedará para siempre en los cauces de lo marginal y en los sellos independientes. A partir de ahora, el que quiera buena música pasará a ser un proscrito y un bicho raro minoritario. Los que por edad lo vivimos, sufrimos esa caza de brujas, que tanto discográficas como críticos realizaban hacia los que se resistían al brillo de la modernidad. Dicho esto comenzaron los revivals y los imitadores. Los que nos habían elevado musicalmente se vendieron sin un ápice de vergüenza porque la pela es la pela y las modas lo más guay. El amigo enrrollado que fardaba de progre y exquisito se tiñe el pelo puntiagudo color panoja y se pone un imperdible en el culo o en la punta del nabo. También fue la década del heavy metal y su esplendor de pelo oxigenado, mallas marcando paquete y dedos poniendo cuernos. Lo demás fueron colorines, neón y teclados de plástico nuevaolero. España como siempre dando la nota con la incalificable “movida madrileña” y bandas que daban grima y vergüenza ajena. Una versión cañí y atrasada que copiaba movimientos con 20 años de retraso con el resto del mundo. Faltaba poco para que el coronel Tejero nos advirtiese que “ezto e Ezpaña coño”.

Coñas aparte, nuestro amigo Zappa que no tenía ni un pelo del bigote de tonto, se enfrentó a la nueva década sin comerse el tarro en absoluto. Tiempos tontos, música fácil y a cobrar tocan.  El doble vinilo “You Are What You Is” lo componen 20 canciones cortas ininterrumpidas a medio camino entre el rock y el pop con algún ramalazo de reggae con escasas complicaciones y muy festivo y hasta bailable. Naturalmente, no todo era jijijaja y también iba gestando sus colaboraciones clásico-contemporáneas con el director Pierre Boulez, además de cortos, videos surrealistas, entrevistas, conferencias y alguna que otra aparición estelar en conocidas series de tv. Un no parar como siempre y con ciertas dosis de protagonismo que le llevó a presentar una candidatura como presidente de EEUU. Nada serio supongo y con ganas de incordiar y tocar los eggs.


 Como era de esperar la crítica más “seria” cargó con virulencia contra el disco y entre sus incondicionales… pues división de opiniones para lo bueno y lo malo. You are… es un álbum lineal, machacón. Sin respiro. Si intentas encontrar algún pasaje interesante y algún solo con fundamento (algo hay) lo llevas claro. El disco me cansa, es alegre y animado eso sí, pero sin la obligada sustancia a la que una lumbrera de su categoría nos tenía acostumbrados. 


Salió de gira, claro está, había que hacer caja. Tengo que reconocer no obstante, que hay varios bootlegs y lives de la época, muy interesantes. Claro cuando toca temas antiguos a los que constantemente revisitaba dándoles nuevos enfoques. Con todo es un discos para coleccionistas y poco más.




Temas
 Cara A
Teen-age Wind
Harder Than Your Husband
Doreen
Goblin Girl
Theme From The 3rd Movement of Sinister Footwear

Cara B
Society Pages
I'm A Beautiful Guy
Beauty Knows No Pain
Charlie's Enormous Mouth
Any Downers?
Conehead

Cara C
You Are What You Is
Mudd Club
The Meek Shall Inherit Nothing
Dumb All Over

Cara D
Heavenly Bank Account
Suicide Chump
Jumbo Go Away
If Only She Woulda
Drafted Again




Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                            



que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

2 comentarios:

  1. Como bien dices, los que en aquellos tiempos teníamos pelo, los 80, lo pasamos mu malamente. La 'música', la 'moda', los 'peinados' y la 'movida foril' nos acojonaron y acogotaron. Qué manera de agigantar lo que era una pizca.
    Zappa, humano pese a todo, tenía que comer y pagar facturas y, visto lo visto, sacar un medio bodrio al mercado no se iba a notar mucho ... pero a mi particularmente no me hace dar arcadas este disco. Será el amor, supongo. A su estilo, concepto musical y su espíritu emprendedor tan alejado de la comodidad. Pero bueno, estoy 'madurando' y quizá ya chochee.

    ResponderEliminar
  2. Deberías hacerte un blog para criticar la música disco y no comentar estos discos.
    Si piensas que en los ochenta todos los discos de Frank Zappa son iguales te recomiendo visitar al otorrinolaringólogo.
    Los arreglos corales de "You are what you is" son geniales, la influencia de Broadway es un elemento mas que interesante en este album.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...