Seguidores

Aviso Importante
Por problemas técnicos algunos vídeos no están operativos. Con la mayor brevedad serán repuestos. Gracias por vuestra paciencia

viernes, 17 de junio de 2016

Alcatrazz ‎– No Parole From Rock 'N' Roll (1.983) (colaboración Christian Jiménez)

Los californianos Alcatrazz, liderados por el carismático y autodidacta vocalista británico Graham Bonnet, siempre fueron una banda incomprendida, que no gozaron de todo el éxito que podían haber conseguido, que no encajaron bien en el lugar de su fundación, ya que en la soleada Los Ángeles se escuchaba una música bastante distinta de la propuesta de estos.

Su debut (del que hablaremos) data de 1.983 y su estilo procedía de un “heavy metal” de raíces clásicas y con un toque de comercialidad notable, que, sin embargo, en el momento en el que el “metal” americano vivía su máximo apogeo, no caló demasiado en el público...aunque ese no es pretexto para obviar a un grupo que realmente merece que se le preste la necesaria atención.


Todo empieza en ese cantante del que hablábamos anteriormente, Graham Bonnet, natural de Lincolnshire, que ya empezaba a pegar fuerte a finales de los '60 en Inglaterra con su “hit” “Only One Woman” (compuesto por los integrantes de los Bee Gees), que realizó en 1.968 con The Marbles y que alcanzó el 5.º puesto en los “charts”. Colaboró con este dueto realizando algunos “singles” más (“Love You”, “By the Light of a Burning Candle”, “I Can't See Nobody”).

Por aquel entonces el estilo de Bonnet no tenía nada que ver con el que mostraría posteriormente, ya que su inclinación siempre fue muy “popera” y comercial, con devaneos hacia el “R&B” típico de los principios de la era setentera británica. Estuvo colaborando con otros artistas a través de la década (incluso salió en la comedia británica “Three for All”) a la vez que sacaba algunos “singles” en solitario hasta que en 1.977 ya realizó su álbum homónimo, “Graham Bonnet”, dicho álbum sería Oro en Australia, gracias a la versión que hizo del “It's All Over Now, Baby Blue”, de Bob Dylan, que alcanzó el Top 5 en el mismo país. 


Parecía que su oportunidad le iba a llegar cuando los miembros del grupo inglés de “glam rock” SWEET le propusieron sustituir a Brian Connolly, sin embargo ahí se adelantó un hombre llamado Ritchie Blackmore, que le eligió para que sustituyera al mítico Ronnie James Dio a la voz (tras sopesar si meter en su proyecto a Peter Goalby o Ian Gillan) en otro grupo que por aquel entonces también estaba consiguiendo la categoría de legendario, RAINBOW. Bonnet no supo la suerte que tuvo, ya que Blackmore buscaba cruzar caminos más comerciales para su banda, necesitaba a alguien que hubiera demostrado pericia en la creación de “hits” y sabía que las cuerdas vocales del nativo de Skegness se podían utilizar de una manera diferente. El LP, “Down to Earth”, fue el más exitoso de la banda, llegando al 6.º puesto en los “charts” ingleses, aunque dejando un tanto descontento a Blackmore con el resultado, lo que se tradujo en el rápido abandono de Bonnet.

Esta entrada en RAINBOW cambió las perspectivas musicales del vocalista, que desde entonces se decantó por el “hard rock” y por explotar terrenos musicales más duros.

Y luego de otro disco en solitario, “Line Up”, otro talentoso de la guitarra, Michael Schenker, tras pensar en Coverdale, le eligió expresamente para participar en su próximo disco: “Assault Attack”, que fue sin duda uno de los más “heavies” de la carrera de MSG y también tuvo muy buena acogida. Sin embargo su estancia fue también corta; Schenker no llevó bien eso de que Bonnet apareciese borracho ante una audiencia en Sheffield, con la de broncas que aguantó con Gary Barden antes de echarle por culpa del mismo tema.


Tras esta serie de afortunados y no tan afortunados encuentros se puso en sus trece y tomó la decisión de formar él mismo una banda. Buscando a un guitarrista lo suficientemente habilidoso dio nada más y nada menos que con el jovencísimo multiinstrumentista Yngwie Malmsteen.

Este sueco amante de la música clásica de Bach y Paganini y de la maestría de Ritchie Blackmore por igual, daba sus primeros pasos en EE.UU., habiendo militado junto a Ron Keel en la “heavy” STEELER, localizada en L.A.. La música de aquella banda era bastante predecible aunque lo que más destacaba era la virtuosa técnica del guitarrista. Su gran talento a las seis cuerdas en poco tiempo le convertiría en la leyenda que es hoy. Aunque sólo sacaron un disco y luego el vocalista se largó a crear su propio grupo (KEEL) fue suficiente para que calase en Bonnet, que, precisamente, esa destreza era lo que buscaba para su proyecto.

En L.A. también fue donde juntó a sus integrantes. Llegaron de New England el bajista Gary Shea y el teclista James Waldo y hasta Clive Burr, batería de los Iron Maiden se unió a la causa. Sin embargo éste no se sentía cómodo con una banda en los EE.UU., por lo que abandonó pronto, siendo sustituido por el otrora batería de Iron Butterfly y Alice Cooper, Jan Uvena.

El nombre de Alcatrazz fue cosa de Shea, las composiciones corrieron a cargo de Malmsteen y Bonnet y la producción de Dennis MacKay. Es curioso que el primero quisiera introducir sus influencias de RAINBOW en su banda cuando tenía a un auténtico seguidor de Blackmore junto a él (aunque, por mucho que se esforzase, Malmsteen no era Blackmore).

Así iba a sonar Alcatrazz. No era “heavy” al uso del que tanto se hacía en L.A. por aquella época, como se acostumbraba a oír (pensemos que la música que más pegaba era la de Mötley Crüe, Quiet Riot, HELIX, etc.). Bonnet se empapó de sus experiencias con RAINBOW y MSG para dotar de una dureza especial al conjunto, un “heavy metal” inclemente que sin duda también procedía del manejo de Malmsteen (sobresaliendo sus “sweep pickings” vertiginosos). Efectivamente iba a haber reminiscencias de RAINBOW, de un sonido cortante a lo DIO (que también venía de RAINBOW) y sobre todo de Deep Purple y las melodías que creaba Blackmore.

Se guardaban unas raíces muy setenteras y clásicas y a la vez se combinaban con un cariz comercial muy pronunciado, basado en la veteranía de Bonnet como antiguo cantante de pop. A partir de su colaboración con RAINBOW se decantó a utilizar su voz para que sonara lo más potente posible; alcanzaba altos tonos, pero no era una voz chillona, sino más bien áspera, ruda y a eso hay que añadir que el material más “heavy” que jamás escribió se encontró en este LP. Si éste hubiese sido sacado en 1.980 habría alcanzado la categoría de legendario, pero no, se quedó relegado a disco de culto.

Ese disco se llamó “No Parole from Rock 'n' Roll” y salió el 15 de Octubre de 1.983 a través de tres compañías: Rocshire en EE.UU., RCA en Europa y Polydor en Japón. Casi todos los temas son los que más se conocen del grupo en general y muchos de ellos son verdaderos clásicos del “heavy”:




-Comienza con la más famosa, el “single” “Island in the Sun”, una que no podría sonar más a los RAINBOW del “Down to Earth”. Con ese teclado de Waldo tan adictivo nos llegaban los recuerdos de antiguos “hits” como “Since you Been Gone” o el “I Surrender” de “Difficult to Cure”.Las letras parecen hablar de la isla que sirvió de nombre para el grupo de una manera muy poética y a su vez aparenta criticar a los músicos de la época de la zona de L.A. llamados “artistas”:
“Llamaron a la roca “La Isla de los Muertos Vivientes”, un lugar de descanso para ricos y famosos. Todos los miserables contarían mentiras a los demás, ¿por qué querrían decir la verdad?
¡Sobre una isla bajo el Sol sopla el frío viento del Pacífico! Muchos eran poetas y escribían con una prosa elemental sobre los muros de su Sunset Boulevard. En sus nueve de cinco estancias llegaban inspirados, por el silencio de tener a la vista la ciudad”.
Es sin duda la más comercial de todo el álbum.

Se adivina fácilmente el estilo del mismo, con Bonnet pegando unos alaridos fortísimos y Malmsteen asombrando con ese corto e intrincado solo, que vaya si apuntaba maneras ya (pero cuya estructura repetiría muchas veces a lo largo de su carrera).



-Llegaba con un grueso “riff” “General Hospital”, que poseía un ambiente más oscuro que la anterior y más “heavy”, muy a lo MSG, destacando la base rítmica tan potente de Shea y Uvena. El regusto de la guitarra de Blackmore continua impregnando la tónica sonora y Malmsteen se marca otro de sus solos tan característicos.
-Acelerada y descarnada venía “Jet to Jet”, otro de los “singles”, amalgama de los años que vivió Bonnet en RAINBOW y Malmsteen en STEELER. Cuatro minutos de una vigorosa muestra de “heavy metal” sin concesiones; aunque se escucha tímidamente el teclado de Waldo, la base rítmica, los berridos de Bonnet y las notas que los dedos del sueco sacan de las cuerdas de su instrumento, raudas como balas, es lo que hace de esta una canción épica a más no poder.

Además, la letra también es muy interesante (“Tras un corto viaje aterrizamos y entonces fuimos extraños en una ciudad. Cómo nos miraban cuando hicimos nuestra salida; somos blancos y ellos son todos marrones. Doctor Livingstone, ¿dónde estás cuando te necesitamos? Somos blancos como el marfil en una costa también de marfil […] Comed sus venenos como verdaderos embajadores, nos beberemos sus cervezas. Hombres blancos limpios y tan previsibles, los extranjeros están aquí. Llámame “maestro” y te llamaré “chico”, si es todo lo que necesitas, ¿cómo con esas heridas me dejas aquí sólo para desangrarme?”).



-La más evocadora, “bluesy” y desoladora de todo el plástico es un enorme homenaje a los '70 y al estilo del Michael Schenker de 1.980: “Hiroshima, “Mon Amour” ”. Literalmente habla de la catástrofe vivida en Hiroshima sin metáforas, combinando la dureza de los “riffs” con la amargura de las letras:

“Era un recién nacido y medía diez metros de alto pero le llamaron “pequeño chico”. Y de C7, H5, O6, N3, le llamaron T.N.T.. La bola de fuego que oscurecería el Sol, una promesa de muerte en su más despiadada forma […] La bola de fuego que dejó en evidencia al Sol, quemando las sombras sobre la tierra y mientras la lluvia caía para drenarla, dejaba un yermo para el hombre sediento”. Macabra poesía que refleja todo el dolor que los músicos imprimen en su composición.

Bonnet se pone a cantar más desgarradóramente que nunca y el solo de Malmsteen resulta tan feroz como emocionante; una de las mejores del grupo y asimismo muy famosa en las tierras niponas, responsable de que Alcatrazz tenga grandes fans en Japón (aparte de “Island in the Sun”, claro).



-Extraño comienzo trae “Kree Nakoorie” con ese retumbe de “phaser” y ese juego de teclados que parecen llevados por Eddie Jobson. Experimental, y siguiendo unos derroteros sonoros muy épicos, sus más de seis minutos conforman un tema pesado y con una atmósfera casi bucólica, entre los grandes alardes de maestría que hace Malmsteen (aquí se luce a base de bien), los teclados y la manera de cantar tan evocadora de Bonnet.



-La segunda cara del vinilo abría con una introducción de Malmsteen, “Incubus” (también la ha ido repitiendo después tanto en conciertos como en otros temas), que comenzaba con una dulce guitarra clásica para luego pasar a unos épicos trallazos acompañados de las fuertes sacudidas de Uvena con las baquetas. Todo traía la que quizás es la mejor del LP, “Too Young to Die, Too Drunk to Live”.



Agresiva y galopando sobre un enérgico ritmo se desata esta brutal pieza muy del estilo de los RAINBOW del “Rising” unido al de los Deep Purple del “Perfect Strangers”. El tema que trata encaja a la perfección con la música (“La juventud artificial está perdida en las calles, buscando alguna clase de salvador. Las mentes perversas les llevan como ovejas al matadero al que se tendrán que enfrentar.
Demasiado jóvenes para morir, demasiado borrachos para vivir; mientras siguen por la senda de los creyentes que está ante ellos. Demasiado jóvenes para morir, pero no habrá mucho tiempo para vivir”); Bonnet se expresa con rabia, se nota enfado en sus inflexiones vocales y Malmsteen le sigue la corriente con fieros solos, notas lanzadas a la yugular como cuchillos.




-Pesada, oscura, con un ritmo más lento que el anterior y con unos robustos “riffs”, “Big Foot” habría encajado bien en el repertorio que Tony Iommi compuso para algunos de sus discos con Ronnie Dio, aunque pegaría más con Osbourne a la voz. De nuevo Bonnet suena evocador y la base rítmica continua aplastante.
-Podría haber sido interpretada por Schenker y cantada por Barden en el disco “M.S.G.” ('81).



“Starcarr Lane” guarda mucho de la esencia del “heavy metal” inglés de finales de los '70 y primeros de los '80. No es tan pesada como la anterior y por otra parte parece una de las más “rockeras” del LP.




-Y termina todo con una poderosa balada donde Bonnet demuestra la gran versatilidad de sus privilegiadas cuerdas vocales: “Suffer Me”. Tiene un ambiente oscuro a lo “Dreamin' Again” de Rough Cutt y la ejecución tan espectacular del sueco hace que este tema sea un épico final para “No Parole...”.

El disco en cuestión sólo llegó al puesto 128 en el Billboard, donde se mantuvo por dieciocho semanas. Bajísimo y muy difícil para prestarle la suficiente atención, teniendo en cuenta todo lo que se disponía por encima de él. “Island in the Sun” tenía mucho tirón comercial, pero se emitió poco en las emisoras.
Alcatrazz fue un grupo maldito desde sus comienzos, no se puede negar, aunque sí llegaron a crear una base muy sólida de fans en Japón, donde incluso actualmente se siguen cantando sus canciones en los conocidos “karaokes”.

Malsmteen y Bonnet sufrieron diferencias creativas, lo que llevó a la inmediata deserción del primero para crear su propio proyecto (“Rising Force” ('84) ) tras grabar un concierto en Japón y haber sido lanzado con el nombre de “Live Sentence”.
Ahí fue cuando Waldo propuso a otra nueva promesa de la guitarra llamada Steve Vai para el siguiente trabajo. Sí, “Disturbing the Peace” salió en 1.985 y tiene canciones buenas...pero ni punto de comparación con “No Parole from Rock 'n' Roll”, que es hoy por hoy el mejor de este grupo y un legendario plástico de “heavy” que no se deja enterrar por muchos años que pasen.

(Mejor canción: “Incubus/Too Young to Die, Too Drunk to Live”).




Temas
01. 00:00 Island in the Sun
02. 03:56 General Hospital
03. 08:47 Jet to Jet
04. 13:15 Hiroshima Mon Amour
05. 17:20 Kree Nakoorie
06. 23:27 Incubus
07. 24:52 Too Young to Die, Too Drunk to Live
08. 29:13 Big Foot
09. 33:20 Starcar Lane
10. 37:15 Suffer Me




Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en

que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...