Seguidores

Aviso Importante
Por problemas técnicos algunos vídeos no están operativos. Con la mayor brevedad serán repuestos. Gracias por vuestra paciencia


Rockliquias Actual: Theo Travis' Double Talk - Transgression 2.015 (colaboración J.J. Iglesias)

MI DISCO DEL AÑO 2.015
Porque como dijo Jeanette, soy rebelde porque el mundo me ha hecho así, me paso por el forro por una vez la filosofía Rockliquiana y os comento mi disco favorito de este año. Nuevo y calentito de fábrica. Y de paso hago honor al título del mismo, instando a los demás colaboradores a que me sigan. Borrando falsas suposiciones, en el caso de que las haya, de que solo escuchamos música viejuna y somos unos nostálgicos. En mi caso, para nada. 


Así que allí voy: Theo Travis es un saxo (casi siempre tenor), flauta y clarinete que ha ido escalando poco a poco los más altos niveles de la escena. Año tras año, paso a paso. He tenido la suerte de verlo en directo dos veces, con Porcupine Tree y Gong. Palabras mayores. También ha hecho cosas con The Tangent (de lo mejor en prog de los últimos años), Robert Fripp, Bill Nelson , Richard Sinclair, No Man, John Fox, David Sylvian, Jade Warroir, Soft Machine Legacy y hasta en el "Meditations" de Uri Geller!! Espero que no le doblara ningún saxo. C.V. impresionante. No me extraña. Su estilo guarda respeto a lo más tradicional de los cánones be-bop. Desde la ortodoxia de Charlie Parker al vanguardismo de John Coltrane. De la elegancia de Mel Collins al progresismo canterburyano de Elton Dean, a quien sustituye ahora en Soft Machine Legacy. A la flauta es un proverbio de sensibilidad y belleza. Double Talk ya ha editado otros discos antes, excelentes. Pero creo que "Transgression" ha puesto el listón muy alto. 



El comienzo de "Fire Mountain" (6:06) es ya eufórico. La guitarra incendiaria de Mike Outram recuerda en técnica y fuerza al Allan Holdsworth del gran "Bundles" de Soft Machine. Idem con el intransigente y protestón saxo de Travis, en línea Karl Jenkins. Y hasta tiene un punto "esquizoide" marca Ian McDonald en King Crimson.

 "Transgression" (12:16) comienza con una picaruela flauta "caravanera", que nos lleva a la engañosa calma de un nostálgico blues. No muy alejado del periodo medio floydiano, como demuestran subliminalmente sus arreglos teclísticos de órgano a lo Wright, por parte de Pete Whittaker (habitual en la John Etheridge Band). Hasta que por el minuto 2:30 se lanzan a un fraseo de puro instinto Camel que te devuelve la esperanza en el ser humano. Travis se desmelena en su saxo homenajeando al desaparecido (y amigo suyo) Dick Heckstall Smith de Colosseum. Volviendo al planteamiento bluesy-Floyd del comienzo. Este corte ya vale el disco. Pero hay más, amigüitos! 

"Smokin' at Klooks" (9:18) es un recuerdo de la infancia de Theo. Su casa paterna estaba al doblar la esquina del famoso garito Klooks Kleek. John Mayall tituló su álbum debut "Live at the Klooks Kleek". Por allí pasaron todos en los 60. Clapton, Hendrix... así que no extraña ese claro ambiente a Fleetwood Mac/Peter Green, el cual tocaba allí asíduamente. Aquí la maravillosa flauta te lleva desde Jeremy Steig a Herbie Mann hasta Thijs Van Leer o Jimmy Hastings. Otra joya. 

"Song for Samuel" (5:32) tiene mucho de los volúmenes 4-5 de Soft Machine. Gran sección rítmica por Nic France (Steven Wilson, David Gilmour, Kate Bush, Robert Wyatt, Allan Holdsworth) en la batería, y los interludios órgano-guitarra en pugna con el saxo. Es el tema más ortodoxo, dentro e lo que es la palabra"jazz". 

"Everything/Feared" (5:35) cuenta con el Fender Rhodes del propio Theo Travis. Ambientación psico-jazzera, flauta lounge y olor a incienso y otras esencias. 

"Maryan" (7:46) es un destacado homenaje al sonido Canterbury, en una versión de Robert Wyatt. Órgano a lo David Sinclair y flauta delicatessen. 

Por si no teníamos suficiente material para el cerebo, "A Place in the Queve" (10:10) es un tema de The Tangent en el que Travis colaboró. Aquí lo lleva a su terreno en una tremenda exposición progresiva. Seguro que Andy Tillison está orgullosa. 

Finalizando, "The Call" (2:55) es una corta pero intensa llamada a la reflexión, en clave floydiana de nuevo. 

Me cuadra totalmente que Theo Travis Double Talk sean los teloneros en la gira europea de David Gilmour. Mezclado y masterizado por Steven Wilson (su "Hand, Cannot Erase" ha sido superado en esta ocasión por su pupilo, en mi opinión), este álbum es de los que ya no se hacen. Fabricación artesanal, buen gusto, inspiración, elegancia, sentimiento... Una obra Maestra atemporal y decididamente recomendada. Mi disco del año, vaya.














Por cierto os recuerdo que ese pequeño gesto que es pinchar en 
es muy importante para que el blog continue. El blog es posible gracias a vosotros.

1 comentario:

  1. Por todas las referencias que mencionas no voy a parar hasta conseguirlo. Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...