Seguidores

Aviso Importante
Por problemas técnicos algunos vídeos no están operativos. Con la mayor brevedad serán repuestos. Gracias por vuestra paciencia


BLACK SABBATH - Sabbath Bloody Sabbath 1.973 (colaboración Christian Jiménez)

-"Vol. IV" había llegado al puesto n.º 8 en las islas británicas y en América se había quedado encallado en el 13.

Mientras, el "rock" sinfónico pegaba fuerte por aquellos tiempos, y bandas como YES, CAMEL, Pink Floyd, los glamurosos Roxy Music, incluso Purple, conseguían fácilmente hacerse con los primeros puestos.

Black Sabbath hacían un tipo de música difícil de digerir para los críticos más "especializados" y sus lamentables hazañas en el mundo de las drogas no hacía sino precipitar aún más su carrera al vacío. Los fans creían que con el "Vol. IV" ya no hacía falta que siguieran haciendo álbumes.

...Esto caló muy hondo en la cabeza de Tony Iommi y se empeñó en hacer algo totalmente distinto...le costaría, pero lo conseguiría.



Los chicos se instalaron en Bel Air, donde grabaron el anterior LP; llamaron a los mismos camellos y a las mismas "groupies" y aprovecharon el espacio para todo, excepto para componer música...ellos eran así, no lo podían controlar.
Tras muchas reflexiones, Iommi y compañía decidieron volver a Inglaterra y recluirse en un lugar aún más extraño que la demencial L.A.

Fueron a aterrizar en el Clearwell Castle, una mansión neogótica del siglo XVIII en Dean, Gloucestershire.
En los sótanos había un estudio de grabación por el que pasaron bandas realmente importantes, como Zeppelin, Mott The Hoople, Bad Company o Purple. Pero fueron Sabbath los que la estrenaron.


Y allí, entre fantasmas, literalmente, cabezas enterradas en drogas, y "tranquilidad" absoluta, Tony Iommi estaba estructurando en su cabeza lo que en poco tiempo iba a venir.

Y la razón era que el guitarrista quería que el grupo sonase más pulido, más melódico, conservando la misma fuerza y energía, pero experimentando con sonidos que los fans jamás hubieran escuchado de ellos. Sabbath, en palabras de Iommi, "creaban diamantes en bruto como "Iron Man", "Snowblind" o "Into the Void" pero no joyas infalibles". Es decir, este hombre buscaba sorprender al Mundo entero.

Y para esto se agenció multitud de instrumentos que harían eco en su próximo trabajo; cosas tan dispares como violines, gaitas, melotrones, cellos, teclados, etc. Por su mente pasaban mil cosas, por arriba y por abajo y sólo tuvo que componer el "riff" inicial del "Sabbath, Bloody Sabbath" para que todo lo demás fuese cayendo.
Esa canción, de hecho, fue la chispa que encendió la hoguera.

Y empezamos con "Fluff", una joya acústica y, seguramente, la sonata más dulce jamás creada por la banda. Todo un muestrario de armonías que poco se asemejaba a lo que había estado haciendo anteriormente Black Sabbath.

"Who Are You?" empieza con unos punzantes teclados para dar paso a un tema pesado al más puro estilo del "Master of Reality". Eso pretendía Iommi: sonar como siempre, pero de un modo diferente.

Otros pildorazos tremendos donde se reconocía más al grupo de antaño como "Killing Yourself to Live" y "Looking for Today" seguían manteniendo el nivel de fuerza muy alto.


Pero uno de esos temas que merece la pena nombrar para la posteridad es el veloz "Sabbra Cadabra". Guitarras al rojo vivo, como la garganta de Ozzy, en una canción de puro "rock" y con unas letras inusualmente optimistas. Un fuerte cambio de ritmo marcado por la entrada de futuristas teclados (teclas pulsadas por el mismísimo Rick Wakeman (YES) que hizo una colaboración excelente), guitarras acústicas y piano creó uno de las mejores y más excitantes piezas de Sabbath.

En el momento de su salida, se convirtió en el álbum de mayor éxito de Sabbath desde el "Paranoid".

...Desgraciadamente, la suerte no sonrió al grupo. El álbum no fue bien recibido en EE.UU. por la crítica y, aunque llegó al Disco de Oro, bajó al puesto 11 en poco tiempo; los críticos se cebaron con los chicos de Birmingham y, por si fuera poco, éstos tuvieron un gravísimo problema con sus propios managers. Y es que estos últimos eran propietarios de todos los derechos del grupo: casas, coches, fondos monetarios...e incluso sus propias canciones.

Faltó poco para que la carrera de esta brillante banda quedase destrozada, pero pudieron salir más o menos del atolladero, ganar algo de dinero en las giras y crear "Sabotage" dos años después.
De todas formas merece la pena escuchar con los oídos bien abiertos la penúltima joya de esta formación antes de que las señales del final del trayecto se acercaran...porque muy lejos no estaban ya:




Temas
1. Sabbath Bloody Sabbath 0:00
2. A National Acrobat 5:45
3. Fluff 11:59
4. Sabbra Cadabra 16:08 
5. Killing Yourself to Live 22:06
6. Who Are You? 27:48
7. Looking for Today 31:59
8. Spiral Architect 37:01


Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en



que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

2 comentarios:

  1. Lo cierto es que había escuchado cosas de Black Sabbath, pero ni siquiera "paranoid" me había calado, pero tengo que reconocer que este álbum me ha gustado mucho. Conforman una serie de canciones muy interesantes y variadas. Es muy posible que me haga con el vinilo. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Uma banda que marcou época e as nossas andanças por este mundo afora. ..um abraço apertado.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...