Seguidores

Aviso Importante
Por problemas técnicos algunos vídeos no están operativos. Con la mayor brevedad serán repuestos. Gracias por vuestra paciencia


jueves, 12 de noviembre de 2015

Ensayos sobre un sonido:Prólogo (colaboración de J.J. Iglesias)

Volvemos a entrenar sección en Rockliquias, "Ensaños sobre un sonido". Cuando propuse a mi buen amigo J.J. Iglesias hablar sobre la música electrónica que descubrimos en los años 70 sabía que era un cebo que no rechazaría. Dos melenudos hard rockeros descubren este tipo de música y se enamoran de ella para toda la vida. Increíble ese tipo de contraste pero eramos dos esponjas que absorbíamos todo tipo de buena música. Espero que guste la sección, nada de David Getta por supuesto.




"ENSAYOS SOBRE UN SONIDO"

Prologo

Me pide mi brother Juan Carlos Miñana que inicie una sección sobre música electrónica " de la que nosotros conocimos hace años", dice. No le falta razón. Lo que hoy se conoce con ese nombre bien poco tiene que ver con la realidad de un género que comenzó en los años 50 ( y todavía podríamos remontarnos más atrás). Y se desarrolló durante el boom de los sintetizadores y la psicodelia a finales de los 60. Pero no. Hoy vas a una tienda de agónicos cds, las que quedan, y da mucha penita ver una sección que se llama así: música electrónica. En donde no hay mas que chunda - chunda ibicenco para que las chonis muevan el culo. De sobras es sabido que a los gobiernos les interesa la analfabetización de las masas.



 El Imperio Romano ya inventó lo del Pan y Circo hace siglos. Hoy ni pan . Circo y Circo. Furbol y Toros. Y en el caso de la música, pues qué me va usted a contar. No se trata de hacernos aquí los pedantes ni elitistas. Simplemente poner las cosas en su sitio. Música popular ha habido desde hace siglos. De eso a venderla como "única verdad" va un abismo. Está claro que existen dos realidades: la que interesa para aborregar al pueblo, y la que existe por derecho propio. La que sirve para atontar masas y la que está pra la reflexión, filosofía, espiritualidad o algo mucho más transgresor y peligroso... PENSAR!! Sacrilegio. En la Edad Media, la música sacra se la guardaban los monjes en los monasterios, para ellos. La historia de 2112 y el templo de Syrynx existe, no os quepa la menor duda. Una ameba con dos platos poniendo sus dedazos sobre vinilos y dando saltos hasta el ojete de mandanga NO es música electrónica. Si acaso, es primero de parvulario de ingeniería de sonido. O sea, la regla básica de algo tan simple como mezclar sonidos que alguien ya ha grabado preventivamente sus propias obras.

Los David Jetas de la vida se apropiaron del nombre de un género inventado muchas décadas antes. También de otras palabras de esa música: progressive, acid, Berlin  sound... Triste. Y el pueblo se lo tragó. Interesa que sea así. En la actualidad, el verdadero género de la electronic music, o EM, como se define para diferenciarla de "lo otro", subsiste en las catacumbas del underground con una salud creativa impensable. Impertérrita a modas y chorradas de ignorantes de la ESO. Bien es cierto que ellos no tienen la culpa. La manipulación global en la que estamos todos inmersos crea estas "causalidades", que no casualidades. Así que aquí estará un pedacito de ese pueblo hijo de Schulzes, Tangerines, ASh Ras y demás visionarios teutónicos. Señalado con lupa en las primeras páginas de Asterix, sobreviviendo con nuestra poción mágica de honestidad, belleza y verdaderas obras de arte, ante tanto embrutecimiento y polución sonora de las "huestes romanas invasoras".

Por último, he querido bautizar a la sección "Ensayos sobre un sonido", primero por su obvio significado. Segundo porque fue el título de mi primer disco con mi proyecto electónico Pluralis, allá por el año 2.000. Once discos después, sigo empeñado en crear mundos imposibles. recrear antiguas civilizaciones y conocer nuevas razas alienígenas. En definitiva, soñar. Algo prohibido y tabú. Y que a todos los que nos gustan estas músicas seguiremos haciendo por mucha represión, sibilina y subliminal en ocasiones, descarada y cruel otras, que encontremos a nuestro alrededor. Puede que a veces tratemos sobre músicos más actuales, aunque prefiero mayormente ceñirme a la filosofía de Rockliquias y hablaros de los viejunos que ayudaron a crear un género ya inmortal: La verdadera Electronic Music (EM). Quizá una sección  de Bardos* que, como el de Asterix, pocos hagan caso. Pero acaso no era un personaje entrañable y maravilloso!!!

*BARDOS (no bandas)


Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en

que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

4 comentarios:

  1. Me encantó tu comentario y el nombre que le pusieron a la sección también.. Es verdad lo que dices y no sólo sucede con la música es hasta con la manera de pensar... Ni un lavado de cerebro haría que se entienda que no todo lo que está de moda se bueno... Excelente trabajo el que realizan, felicitaciones.!!

    ResponderEliminar
  2. He llegado a esta web de casualidad y me acabo de leer las 41 entradas dedicadas a esta sección. Felicidades por tan fantástico trabajo! Me he apuntado un buen puñado de discos que desconocía y seguiré pendiente de esta sección.
    Por otro lado, y aunque a veces es fácil caer en las generalizaciones (yo el primero, sobre todo por cierta resignación acumulada de haberme sentido siempre un marginado en cuanto a gustos musicales se refiere, hasta el punto de que en mi entorno siempre se ha ridiculizado todo lo que escucho, ja ja y ja) no todos los de "la generación de la ESO" entendemos por música electrónica el "chuncha chunda". Tengo 32 años y adoro la música electrónica de gente como Jarre, Vangelis, Schulze, Tomita, Kitaro, Gottsching, Neuronium, Tangerine Dream, Wendy Carlos, Kraftwerk...
    Colecciono discos fundamentalmente de este estilo, aunque he de decir que no acumulo gran cantidad de material (un par de cajones a lo sumo), primero porque me gusta saborear bien lo que tengo y segundo porque las discografías son inmensas hasta el punto de dar vértigo y sentir abrumación. Nunca dejo de indagar pero me gusta catar, separar el grano de la paja y seleccionar muy bien qué es lo que decido traerme para casa en formato físico.
    En relación al concepto que se tiene de música electrónica, hace tiempo leí en un blog que en el Reino Unido, llegados a un punto, decidieron escindir el concepto de música electrónica en "Electronic music" (para englobar a los clásicos del género) y "Electronica" (para agrupar las etiquetas de la música orientada al baile). Ignoro de dónde sacó el bloguero tal dato, pero me dio una cierta y algo tonta ilusión el leer algo así.
    ¿Y por qué estos discos de música electrónica y no otros? Simplemente porque hacen que me tumbe en la cama, escuche e imagine.
    Saludos de un marginado musical que, sin embargo, sabe que no está solo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, nos alegramos que te guste la sección y esperamos que nos acompañes durante mucho tiempo. El concepto "electrónico" se ha devaluado mucho. En mi tiempo lo llamábamos rock electrónico o música planeadora, una vertiente de algo más amplio como el krautrock.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...