Seguidores

Aviso Importante
Por problemas técnicos algunos vídeos no están operativos. Con la mayor brevedad serán repuestos. Gracias por vuestra paciencia


MESSAGE - From Books And Dreams 1.973 (colaboración Christian Jiménez)

Un disco apabullante, envolvente, misterioso, y sorprendente a partes iguales que llegó en 1.973 de la mano de una banda mitad británica mitad alemana y donde destacó bastante en aquello que llamaban "krautzrock", junto con otras como Lucifer's Friend o Epitaph.



Comenzaron como una interesante combinación de "hard rock" y un melódico "folk rock" donde destacaba bastante el uso de los teclados; obviamente, explotaban el "rock" progresivo que dan te moda estaba en la época, bajo la producción del famoso Dieter Dierks.

Pero fue su segundo, este "From Books and Dreams", el mejor que jamás crearon.
Un álbum que hace que te introduzcas en una oscura y macabra atmósfera, en una especie de viaje sideral por los senderos más fuertes del "heavy metal". Lo mejor que se puede hacer es dejar que te envuelvan, más bien que te acorralen, los espectaculares y sombríos desarrollos musicales que contiene.
Hay cuatro temas bien diferenciados, dos de ellos de casi un cuarto de hora, pero se podría pensar que todo es un tema de 40 minutos interminable, repleto de cruda energía y toneladas de pura intensidad metálica en la línea del "Master of Reality" de Black Sabbath, el "Death Walks Behind You" de Atomic Rooster o algún que otro disco de NEKTAR.


El periplo comienza con la introducción estremecedora "Sleep", donde surgen unos dementes sonidos de ultratumba y la gruesa voz del cantante/saxofonista Tom McGuigan. Todo se desarrolla en una tensión que va creciendo poco a poco hasta que culmina en la unión con la siguiente canción, "Dreams", que comienza con un atronador bajo y un sobrecogedor "riff" de guitarra, el cual va aumentando su fuerza y se anexiona a una pesada batería que da pie a una fastuosa pieza musical de los anales del "metal".
Es chocante como a grupos así no se les haya prestado la atención que se merecen, porque ya quisieran otros muchos, que sí tuvieron éxito, haber compuesto un tema tan sensacional y grandioso como ese "Dreams", de más de doce minutos y donde el cuarteto McGuigan/Murdoch/ Stachelhaus/Klingel muestran una técnica exquisita de desarrollo musical donde todo es destacable: una voz profunda, poderosa y de altos tonos que ya quisiera Osbourne haber puesto en muchas de sus canciones, una guitarra afilada como pocas y una base rítmica muy compenetrada.



Pero la cosa no acaba ahí. Tras esa gran descarga de decibelios llega el momento de relajarse con el bajo y el saxofón de McGuigan en "Turn Over" que nos trae recuerdos de aquella sesentera y psicodélica GONG, aunque aquí lo que prima es un ambiente más oscuro y machacón. El final llega con la voz que nos dice algo así como "the dream is not over...you've only reached the point between...when you...Turn Over...Turn Over", y repite el título una y otra vez...y así nos vamos a "Sigh", otro trallazo con un ritmo más ligero y "rockero" que, sin embargo, sufre cambios de infarto en su estructura a lo largo de sus 8 minutos de duración.
Y, para acabar, otros 13 minutos donde "Nightmares" nos lleva otra vez a las atmósferas de "Dreams". Todos los instrumentos se entremezclan en pasajes cuidadosamente enhebrados donde se disfrutan sus partes más suaves y sus partes más fuertes y, por fin, el viaje termina con las baquetas golpeando y la música desapareciendo en el aire.

Todo parece haber sido un sueño, una ilusión que Message nos ha hecho experimentar con ráfagas "rockeras" infinitas y que hace que deseemos volver a poner nuestros oídos en la música de este LP del que uno, si dedica toda su atención en él, no se cansará nunca, ni le resultara monótono o repetitivo.
Hay que recalcar también la magnífica y perturbadora portada del disco, donde una serpiente se desliza por el interior de una calavera en un fondo negro. Puede que algo así pudiera haber sido concebido por el mismísimo Alice Cooper o por King Diamond, pero no, acabó como portada de un álbum de 10, ahora olvidado por casi todos.

Toda esta pasión a la hora de describir este disco, y con tanto adjetivo de por medio, es para ensalzar aún más, si se puede, su figura.
Escúchenlo y ténganlo como fundamental en su discoteca, porque merece mucho la pena





Temas

1. Sleer 00:00 
2. Dreams And Nightmares (Dreams) 02:51
3. Turn Over 15:35
4. Sigh 19:40 
5. Dreams And Nightmares (Nighmares) 27:45

Formación
Gunther Klinger : batería
Tom McGuigan: voz, teclados
Allan Murdoch : guitarra
Horst Stachelhaus: bajo

Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en

que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...